El anillo radiológico de Aragón estudia 24.000 pruebas en su primer año de funcionamiento

Javier Marzo, Juan José Soriano, Sebastián Celaya y Mª Teresa Martínez-Berganza
EUROPA PRESS
Publicado 04/12/2017 14:21:03CET

El año que viene se prevé no superar los 30 días de demora en este tipo de pruebas

ZARAGOZA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El anillo radiológico de Aragón ha estudiado en su primer año de funcionamiento --de noviembre de 2016 a noviembre de 2017-- un total de 24.000 pruebas, lo que supone un siete por ciento de incremento en cuanto a número de pruebas de este tipo estudiadas por un especialista y ha contribuido a reducir "de una forma muy importante las listas de espera".

Así lo ha explicado el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, en rueda de prensa, quien ha detallado que en el caso de las ecografías la demora ha bajado de los 71 días a los 47, en los TAC de 35 a 18 y en las resonancias de 61 a 37.

Celaya ha hecho un balance del primer año de puesta en marcha de este Sistema de Informado en Red de Pruebas Radiológicas en los centros sanitarios aragoneses, que comenzó el 20 de noviembre de 2016 con el sector de Barbastro y el 1 de Zaragoza --Hospital Royo Villanova-- y al que ya se han incorporados todos los centros de la Comunidad.

En este período, se han realizado 13.603 ecografías, 4.968 TAC y 2.479 resonancias magnéticas. Celaya ha comentado que la puesta en marcha de esta iniciativa pretende hacer frente al aumento de solicitudes de este tipo de pruebas ya que actualmente las decisiones médicas "se basan en ellas", así como a la carencia de profesionales, con 17 plazas de radiólogos sin cubrir en Aragón.

El consejero ha precisado que los últimos diez años, entre 2007 y 2017, ha habido un incremento de ecografías del 90 por ciento, del 123 por ciento de los TAC y del 237 de las resonancias.

Según ha comentado, la Comunidad dispone de técnicos de radiodiagnóstico y de aparatos, "pero se ralentizaba" la resolución por la falta de radiólogos que interpretaran las pruebas, mientras que con el anillo radiológico "se hacen en un centro, pero se pueden interpretan a distancia".

COLABORACIÓN VOLUNTARIA

El consejero ha subrayado que este sistema es posible "porque Aragón es de las pocas Comunidades que tiene todos los servicios de Radiología digitalizados" y en red y ha destacado también la implicación de los profesionales, con 43 radiólogos colaborando con este sistema del total de 135, el 30 por ciento, que la participación en él es voluntaria.

Los facultativos que forman parte del anillo radiológico efectúan el informado de las pruebas fuera de su horario habitual de trabajo, en horario de tarde o noche y han de realizar la interpretación en un máximo de tres días.

Uno de los participantes, el jefe de servicio de Radiología del Hospital Royo Villanova de Zaragoza, Juan José Soriano, ha explicado que una de las premisas de este anillo fue no dejar de realizar la actividad habitual en el propio servicio "y que solo saliera al anillo lo imprescindible".

Por su parte, el consejero ha esgrimido que este sistema "permite una mejor utilización de los recursos" y supone "una nueva forma de trabajar" con el objetivo de disminuir los tiempos de espera de los pacientes para realizarse este tipo de pruebas.

"Debemos aprovechar las ventajas que nos ofrecen las últimas tecnologías de la comunicación para acercar servicios y sacar el máximo rendimiento a nuestros equipos, con una coordinación que nos permita seguir mejorando la atención a los usuarios", ha recalcado Celaya.

MENOS DE 30 DÍAS DE ESPERA

El asesor de la dirección general de Asistencia Sanitaria del Departamento de Sanidad, Javier Marzo, ha detallado que gracias al anillo radiológico está previsto que en 2018 no se superen los 30 días de demora en este tipo de pruebas.

La coordinadora del sistema, María Teresa Martínez-Berganza, ha manifestado que se trata de una nueva forma de organización, que incluye todos los servicios y secciones de radiodiagnóstico y también las unidades móviles.

El sistema coordina el estudio de TAC, resonancias, mamografías y ecografías y en el caso de estas últimas incluye también la realización de las mismas por parte de profesionales de Barbastro en el Hospital de Jaca, donde actualmente no hay especialista. Según ha indicado, en Aragón se realizan anualmente 350.000 exploraciones de este tipo.

Ha añadido que los 43 radiólogos que participan en el anillo son personal del Servicio Aragonés de Salud y ha sido necesaria la contratación "puntual" de algún técnico de radiodiagnóstico.

Asimismo, ha indicado que se derivan las pruebas a los centros con menor sobrecarga y los que han realizado un mayor número de lecturas este primero año han sido el Hospital Clínico de Zaragoza, con 7.800 y el Hospital de Barbastro, con 7.700.

En este sentido, el asesor Javier Marzo ha mencionado que esta nueva forma de organización permite "balancear las cargas" de trabajo con el objetivo de lograr una menor demora en las pruebas.

OTRAS MEJORAS

El jefe de servicio de Radiología del Hospital Royo Villanova ha apuntado que al haber una menor demora en la realización de las pruebas se evita "que los pacientes no acudan a realizárselas", como ocurría cuando tenían que esperar meses, logrando "una mayor productividad de la sala".

Además, este sistema de organización ha permitido que este centro efectúe pruebas de pacientes de otros sectores de la ciudad de Zaragoza y ha indicado que, por ejemplo, las resonancias de realizan de lunes a domingo de 8.00 a 22.00 horas.

El asesor Javier Marzo ha sostenido al respecto que la filosofía es que los pacientes se realicen las pruebas en sus centros de referencia, excepto en la ciudad de Zaragoza, donde la movilidad es factible y por eso se han realizado mil pruebas en otras áreas sanitarias diferentes a la del propio del paciente, siempre con el objetivo de reducir el tiempo de espera.