La antigua fábrica de Harinas 'La Dolores' abre este verano

Actualizado 28/07/2012 13:30:44 CET
La Fabrica de Harinas 'La Dolores' posee una muestra arqueológica industrial
Foto: DAVID USIETO

CALDEARENAS (HUESCA), 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La antigua Fábrica de Harinas 'La Dolores' de Caldearenas abre sus puertas este verano, de martes a domingo, hasta el día 15 de septiembre. La fábrica que fue rehabilitada hace seis años, posee un gran número de maquinarias y documentación que se pueden ver en dos pases, a las 10.30 horas y a las 12.00 horas.

   La fábrica fue fundada en 1925 por Fermín Martínez y cerrada en 1968, fue entonces cuando la familia decidió cederla al Ayuntamiento de Caldearenas. Así se inicio el proceso de transformación de la fábrica en museo con una inversión de 600.000 euros. Ya en 2006 se abrió al público.

   "El museo conserva toda la maquinaria que se utilizó hasta el año 1968", ha explicado el guía de la exposición, Agustín Castillo. La fábrica en sí es un edificio de dos plantas, que en su interior conserva en perfecto estado, molinos, trituradoras y turbinas entre otras. En la parte derecha del edificio, se encuentra la entrada de aguas, con una gran turbina, que movía todas las correas y engranajes que la hacían funcionar. A su vez servía para generar energía eléctrica, que servía para abastecer de luz a toda la comarca.

   En su época supuso todo un avance pasar del molino de piedra tradicional a la molturación del grano de trigo por rozamiento de cilindros, permitiendo así conseguir un mejor aprovechamiento del grano y mayor calidad en las harinas. Además, aprovechando la energía producida por la turbina hidráulica permitía dar luz eléctrica a los pueblos colindantes por la noche.

OTROS RINCONES

   Por otro lado, la fábrica está dotada de un teatro virtual a modo de explicación del funcionamiento de la fábrica, la cual fue el verdadero motor de la comarca, llegando a exportar harina hasta el extranjero.

   En el 'espacio del pan' se puede ver cómo se hacia la harina en 1929, experimentar con diversos tipos de molinos, observar la reproducción de una era y todo el proceso que sigue el trigo, incluso hasta fabricar pan.

   También hay una sala de proyecciones donde se podrán ver todas las labores que acarreaba la transformación del trigo, un documental creado por Eugenio Monesma.

   "Este año estamos implantando una novedad", ha mencionado Castillo, "estamos incluyendo material de una escuela de los años 40 para así recrear una clase de la época con los pupitres y pizarras".

   Las visitas se podrán concertar llamando al Ayuntamiento de Caldearenas y tienen un coste de dos euros.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies