Aprobada la Ley que reconoce la autoridad de los profesionales sanitarios y sociales

 

Aprobada la Ley que reconoce la autoridad de los profesionales sanitarios y sociales

El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 22:26:48 CET

ZARAGOZA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las Cortes de Aragón han aprobado este jueves, en sesión plenaria, la Ley de Autoridad de Profesionales del Sistema Sanitario y de Servicios Sociales Públicos, con el voto favorable de los Grupos de PP y PAR, el apoyo parcial del PSOE y el rechazo de IU y CHA.

Los beneficiarios son los profesionales sanitarios de la red pública reconocidos legalmente como tales, los directores y subdirectores de centros sanitarios o sociales, trabajadores sociales, pedagogos, educadores y personal de gestión y servicios.

Estos profesionales serán considerados autoridad pública, tendrán asistencia jurídica y gozarán de la presunción de veracidad en los escritos que formalicen. Los funcionarios deberán colaborar con los profesionales. El Departamento aplicará sanciones administrativas si los usuarios cometen infracciones y comunicará a la Fiscalía las conductas penales.

Los profesionales sanitarios y sociales tienen derecho a recibir un "trato adecuado" y ser valorados por usuarios, familiares y acompañantes en el ejercicio de su profesión.

Se les reconoce el derecho a trabajar en "un ambiente adecuado, donde sean respetados sus derechos", especialmente a la integridad física y moral. Se prevé la creación de mecanismos de mediación para la "resolución pacífica de conflictos que se pueda originar". Los profesionales víctimas de la violencia contarán con apoyo psicológico y médico, la protección necesaria

La Ley busca la calidad permanente de los servicios y prestaciones sanitarios y sociales y pretende garantizar el ejercicio de las funciones de los profesionales de ambos sectores. Promueve los valores de la tolerancia, la convivencia, la garantía de los derechos y deberes de los usuarios.

La parlamentaria del PP, Carmen Susín, ha presentado, como miembro de la Comisión la iniciativa legislativa, señalando que el texto ha sido enriquecido durante su tramitación en sede parlamentaria. Ha dado cuenta del trabajo de la Comisión.

Como representante del PP, Susín ha recordado que este fue un compromiso electoral del PP y ha destacado la "preocupación" que causan las agresiones a estos profesionales, que "no deben permitirse en ningún caso, puesto que rompen el vínculo de confianza que debe existir" entre profesionales y pacientes.

En el turno en contra, la portavoz de CHA, Nieves Ibeas, ha rechazado el texto por considerar que la mejora de la calidad del sistema sanitario y de servicios sociales "no era la medida prioritaria", lo que meses atrás motivó la presentación de una enmienda de devolución.

Ha alertado del "grave deterioro" del sistema sanitario público y ha atribuido a PP y PAR el "desmantelamiento de nuestro sistema público de salud". En su opinión, esta Ley es "una cortina de humo para todo el trabajo que queda pendiente".

"Siguen sin garantizar que los profesionales puedan contar con un entorno de trabajo atractivo" y "la solución no viene en esta Ley", ya que "no compensa las agresiones que están ocasionando a los ciudadanos con sus medidas", ha agregado.

Ha llamado la atención sobre los recortes de personal, los contratos que no se renuevan, las plazas de jubilados que se amortizan y las bajas laborales y vacaciones que no se cubren, así como los tiempos de demora "inadmisiblemente largos" en los servicios de urgencias.

La portavoz de IU, Patricia Luquin, se ha reafirmado en los argumentos que esgrimió su Grupo para defender una enmienda de devolución, meses atrás, y ha negado que esta nueva norma sea prioritaria para garantizar la calidad de la salud y los servicios sociales públicos.

"No sabemos para qué sirve", ha dicho Luquin, quien ha preguntado qué efecto práctico tendrá en los profesionales, agregando que el funcionario público "ya es autoridad, está reconocido ya por la Ley".

La nueva Ley "es un brindis al Sol", ha continuado la portavoz de IU, insistiendo en que "se quiere intentar vender una figura legal que a efectos prácticos va a tener poca aplicación".

Los profesionales afectados están haciendo "una labor encomiable" que les resulta "difícil" llevar a cabo por las políticas que están implementando PP y PAR, ha dicho Patricia Luquin, quien ha exigido que se destinen más recursos económicos y materiales porque "eso significa reconocimiento".

El portavoz sanitario del PSOE, Eduardo Alonso, ha lamentado que el Gobierno no haya aportado datos de agresiones a profesionales sanitarios y de servicios sociales, tras lo que ha apostado por una regulación más preventiva y menos sancionadora.

El diputado del PAR, Manuel Lorenzo Blasco, ha defendido la Ley, que recoge la "preocupación existente" en los colegios médicos, tras lo que ha comentado que el 18 por ciento de las agresiones sufridas por los sanitarios en 2012 han conllevado lesiones.

Ha dicho que es necesario que estos profesionales desempeñen sus tareas "en un contexto de máxima confianza" para aumentar la calidad de los servicios. Ha considerado necesario promover la participación de todos los implicados.

SALUD PÚBLICA

En otro orden de cosas, la Cámara ha rechazado las enmiendas a la totalidad de los Grupos de PSOE, CHA e IU al proyecto de Ley de Salud Pública, que se tramitará en los próximos meses.

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, ha defendido esta iniciativa legislativa, señalando que no hay ninguna norma que asigne competencias a estos profesionales, excepto a los veterinarios, y que hay funciones que no están claramente delimitadas.

Oliván ha destacado que esta iniciativa ha comenzado a tramitarse en julio de 2012 y ha expuesto que completa la legislación nacional en esta materia, aborda las cuestiones planteadas en el Plan Estratégico de Salud Pública, regula las competencias de cada colectivo, adecúa los medios personales a las cargas de trabajo y establece un mapa sanitario único.

Patricia Luquin ha exigido al consejero que traiga "un buen proyecto" de ley que recoja las necesidades y demandas de los profesionales, tras lo que ha considerado necesario regular esta materia.

El texto presentado es un "corta-pega" de la normativa estatal y de borradores anteriores, ha aseverado la portavoz de IU, considerando que es "manifiestamente mejorable" y es "un retroceso".

Nieves Ibeas ha dicho que el texto no es "coherente", para añadir después que no cumple el mandato de tutelar la salud pública a través de medidas públicas.

"Es un corta y pega", ha continuado la portavoz de CHA, quien ha lamentado que el texto "no aporta ningún impulso especial, ninguna novedad especial", no innova ni mejora la normativa estatal.

Eduardo Alonso ha considerado innecesario tramitar este proyecto de ley, ha propuesto retirarlo y se ha quejado de que no contempla algunas medidas básicas de salud pública, como la garantía de la universalidad de las vacunaciones.

La diputada popular, Marian Orós, ha abogado por consensuar el texto final, ha apoyado la iniciativa y ha destacado el apoyo de los profesionales consultados a la norma.

El parlamentario del PAR, Manuel Lorenzo Blasco, ha tildado de "oportuna" la iniciativa legislativa y ha comentado que la salud pública no solo es un componente del sistema sanitario, sino que tiene una dimensión más general como infraestructura social.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies