Aprobado el nuevo decreto de acampadas juveniles de Aragón, que incrementa los requisitos de seguridad

Tienda De Campaña
Europa Press - Archivo
Publicado 24/04/2018 14:40:00CET

ZARAGOZA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha aprobado el nuevo decreto de acampadas juveniles, que ya se aplicará en el verano de 2018 y que incrementa los requisitos de seguridad y coordinación ante el aumento de campamentos y actividades de riesgo en la Comunidad aragonesa.

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno las principales novedades de este decreto, que modificar el antiguo, de 1997, para adaptarlo a las necesidades actuales.

Así, el decreto anterior regulaba dos tipos de actividades, acampadas juveniles y colonias, mientras que el actual establece cuatro, acampada, colonia, campo de voluntariado juvenil y actividades de ventura.

La ratio de monitores por participantes pasa de uno por cada doce a uno por cada diez y al menos el 75 por ciento de los miembros del equipo de monitores deberá disponer de las titulaciones exigidas, cuando antes era el 50 por ciento, ha detallado Guillén. Ha añadido que también se actualizan los requisitos que deben cumplir en cuanto a formación los directores y los monitores de estas actividades.

Además, se incorpora como novedad la notificación por registro electrónico, frente al antiguo decreto que solo contemplaba el formato papel, y establece que las notificaciones deberán realizarse con una antelación mínima de 20 días laborables antes del inicio de la actividad.

En cuanto a los requisitos sobre el emplazamiento de las actividades se recogen dos posibilidades, los establecidos en el reglamento general de acampadas y la creación por parte del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) de un registro de campas donde se recojan aquellas zonas que reúnan condiciones aceptables frente a posibles riesgos de inundaciones, incendios y movimiento de terrenos.

Asimismo, se exigirá a los organizadores un seguro de responsabilidad civil y otro de accidentes, cuando en el anterior decreto no se contemplaba este último.

COORDINACIÓN

Las modificaciones aprobadas incorporan algunos elementos que no existían en la antigua normativa. Así, se deberán establecer protocolos de actuación y coordinación por parte del IAJ con aquellas Administraciones u organismos con competencia en la materia.

También se llevará a cabo un desarrollo detallado de la actividad inspectora por parte de la Administración de las actividades juveniles reguladas en el decreto.

Se crean, además, entre el personal de estas actividades, las figuras de responsable de primeros auxilios y de seguridad y se establece la obligatoriedad de contar con un plan de emergencias y alojamientos temporales en caso de evacuaciones, de tener los teléfonos de las Administraciones y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad próximos al área de acampada con conocimiento de los días y horarios de atención.

Asimismo, se deberán revisar las dificultades y el estado reciente de los recorridos que se tengan previstos llevar a cabo con los menores con anterioridad a la fecha en la que se lleven a cabo.

Otra de las novedades es la obligatoriedad de la firma de protocolos de actuación entre los propios organismos de la Administración que velan por el buen funcionamiento de las actividades --entidades locales y Departamentos competentes en materia de protección civil, salud y medio ambiente--.

La incorporación de un anexo con los requisitos sanitarios exigibles durante la realización de las actividades juveniles y la obligatoriedad de disponer de un plan de emergencia, según el modelo facilitado por el IAJ, completan las principales novedades de esta nueva normativa.

PROCESO DE ELABORACIÓN

Las modificaciones del decreto han pasado por una consulta pública previa sobre el proyecto de decreto. Asimismo, se ha llevado a cabo un proceso de participación en el que se han recibido 139 aportaciones, de las que el 63 por ciento han sido aceptadas. También se han celebrado cuatro talleres de debate con la participación de 51 entidades.

Las modificaciones han llegado al Consejo de Gobierno tras pasar por un proceso de información pública en el que se han recogido 12 alegaciones, que han sido incorporadas al documento final.