Aragón lucha contra la resistencia a los antibióticos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Aragón lucha contra la resistencia a los antibióticos

El grupo de profesionales sanitarios encargados del control de antibióticos.
EUROPA PRESS
Publicado 18/11/2016 19:32:01CET

ZARAGOZA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Profesionales de la Medicina que forman parte del equipo del Programa de optimización de uso de antimicrobianos (PROA), del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, han alertado, este viernes, 18 de noviembre, del problema que supone el aumento de la resistencia a los antibióticos.

El grupo, formado por médicos y farmacéuticos, ha indicado, con motivo del 'Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos', que la resistencia a estos medicamentos es "uno de los problemas más graves de salud pública y que nos afecta a todos", ha precisado el miembro del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Clínico, José Ramón Paño.

Los antibióticos, "medicamentos utilizados para combatir bacterias, pueden dejar de ser activos y, por tanto, dejar de ser eficaces para tratar las infecciones producidas por bacterias", ha afirmado Paño. Esta circunstancia "dificulta el tratamiento de estas infecciones, y en el caso de los enfermos más vulnerables, las consecuencias pueden ser graves", ha añadido.

Paño ha sostenido que en España "la frecuencia de bacterias resistentes es más elevada que en otros países de la UE" y "para tratar infecciones producidas por bacterias resistentes a los antibióticos de primera línea debemos utilizar otros que pueden ser menos eficaces o más tóxicos".

Por su parte, el miembro del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico, Javier Castillo, ha relatado que el origen de casos de resistencia se remonta "70 años atrás, con los primeros antibióticos" y ha recalcado que "son las bacterias las que se hacen resistentes a los antibióticos y no las personas".

CAUSAS

José Ramón Paño ha manifestado que la resistencia a los antibióticos está aumentando por causa "múltiples", para comentar que una de ellas es que "mientras que ha habido un parón en el desarrollo de nuevos antibióticos, las bacterias siguen evolucionando hacia la resistencia".

En este sentido, los profesionales del equipo del PROA han lamentado "que no se avance en la investigación y desarrollo de nuevos antibióticos" y han estimado que el actual marco regulatorio hace muy difícil que la industria farmacéutica recupere la inversión derivada de los costes tan elevados que son necesarios para descubrir y desarrollar nuevos antibióticos.

Según han explicado, "es muy largo y costoso sacar al mercado un antibiótico ya que pueden pasar más de 15 años desde el descubrimiento de una molécula activa, y también hay que tener en cuenta que muy pocas de estas sustancias --una de cada 20--, acaba siendo utilizable en la clínica, lo que convierte la investigación de nuevos antibióticos en un negocio no rentable", ha considerado José Ramón Paño.

No solo es cuestión de las multinacionales farmacéuticas "porque los legisladores también pueden hacer mucho por ayudar a que sea más sencillo invertir en investigación de nuevos antibióticos y que el personal sanitario tenga material y recursos para trabajar mejor", ha expresado Castillo.

OTRAS CAUSAS

Otras causas son el uso excesivo de antibióticos y la transmisión de las propias bacterias resistentes. Los profesionales del equipo del Programa de optimización de uso de antimicrobianos (PROA) han coincidido en que los antibióticos son "armas terapéuticas muy útiles y no podemos permitirnos perderlas ya que sería dar un paso atrás".

Además, ha defendido que la lucha contra la resistencia a los antibióticos es cosa de todos, ciudadanos, profesionales y legisladores. Por un lado, "es necesario que los ciudadanos conozcan que los antibióticos no son eficaces para tratar infecciones producidas por virus, como es el caso de los catarros y de la gripe", algo que según una encuesta desconoce el 50 por ciento de la población.

Igualmente, "es importante evitar la automedicación por parte de los pacientes, así como cumplir con las dosis y los plazos recomendados".

Por lo que respecta a los profesionales, el consumo de en el Hospital Clínico de Zaragoza está dentro de lo esperable para un hospital de sus características, ha ensalzado la farmacéutica del centro sanitario, María Ángeles Allende, quien ha señalado que "hemos conseguido reducir en un 20 por ciento el consumo de determinados antibióticos", los denominados "restringidos".

Al respecto, el doctor Castillo ha dicho que son aquellas que por su elevado valor estratégico, "se reservan para las situaciones más complicadas y para los que se mide mucho su uso".

Por su parte, José Ramón Paño ha defendido que mientras salen al mercado nuevos antibióticos, "es necesario que los médicos trabajemos por que el uso que damos de los antibióticos sea el óptimo, y aquí los profesionales tenemos que sacar matrícula de honor".

Por eso, este viernes, se han reunido en el Hospital Clínico profesionales de sanitarios para tratar "esta problemática que tiene solución", ha recalcado el doctor, el acto en el que han presentado la campaña 'Cuando usas bien los antibióticos, todos ganamos'.

El futuro antibiótico, el más deseado por los profesionales de la Sanidad, tiene por nombre 'ESKAPE' y desarrollarlo ayudaría a "combatir los seis grupos de bacterias más resistentes a los antibióticos", ha dicho Javier Castillo, las 'Escherichia coli', 'Staphylococcus aureus ', 'Klebsiella', 'Acinetobacter', 'Pseudomonas' y las 'Enterobacter'.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies