Aragón ofrece siete rutas de 'slow driving' en la Comunidad, producto turístico pionero en España

José Luis Soro y  Marisa Romero presentan Slow Driving Aragón
EUROPA PRESS
Publicado 26/03/2018 14:33:47CET

ZARAGOZA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Aragón ofrece un nuevo producto turístico pionero en España, el 'Slow Driving Aragón', con las primeras siete rutas que pueden realizarse en la Comunidad en esta modalidad de conducción tranquila a través de la red de carreteras secundarias, que permite disfrutar del paisaje y descubrir rincones desconocidos y poco habituales.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, y la directora general de Turismo, Marisa Romero, han presentado en rueda de prensa esta iniciativa y la web 'www.slowdrivingaragon.com', donde se recogen las rutas y toda la información para realizarlas.

Soro ha explicado que según el Observatorio de Turismo Rural el 45,3 por ciento de los viajeros realizan entre dos y tres viajes al año y el 74,6 por ciento busca relax y desconexión por lo que este producto "encaja bien con esta filosofía".

El consejero ha comentado que existen en Europa y en otros países este tipo de rutas, como la Ruta 66 de Estados Unidos o la Romanstiche Strasse de Alemania, que se han analizado para poner en marcha esta iniciativa, en la que se lleva trabajando varios meses y que por ahora implica a 16 comarcas, si bien se va a trabajar con todas ellas para presentar a finales de año ocho nuevas rutas.

Las siete que se han impulsado en primer lugar implican a dos o más comarcas y tienen un sentido casi circular, que se puede realizar en una dirección u en otra, salvo una de ellas, que atraviesa de norte a sur la Comunidad.

Para darlas a conocer, se ha fotografiado pueblo a pueblo y carretera a carretera, eligiendo los lugares según la lógica turística y no por división administrativa. En total, se han destinado unos 20.000 euros a estudios, fotografías y web. Asimismo, el Gobierno de Aragón quiere impulsar el 'sello turístico' para que el usuario pueda acudir a diferentes establecimientos a lograrlo y así coleccionar estas rutas.

BENEFICIARIOS

Soro ha subrayado que esta iniciativa va a beneficiar a las localidades asociadas a estas carreteras secundarias y que se han podido ver negativamente afectadas por no estar dentro de las grandes infraestructuras viarias, a pueblos turísticos de difícil acceso o localidades fuera de los circuitos turísticos, así como a los negocios de ubicados en estos municipios.

Igualmente, ha indicado que será positiva para las pymes agroalimentarias, para la sociedad aragonesa en su conjunto, dentro de una apuesta por el turismo sostenible y sin impacto negativo y, "especialmente, para el turista, que encontrar un modo de viajar lleno de nuevas experiencias".

El consejero ha explicado que este producto puede interesar a personas que viven en grandes ciudades y que quieren desconectar y disfrutar del patrimonio natural y cultural. Además, Alemania y Reino Unido se consideran los grandes mercados extranjeros, aunque también se pueden captar visitantes de Holanda, Francia o Italia. Ya han mostrado interés las oficinas de Turespaña de países como Alemania.

Asimismo, puede interesar a familias o personas que quieran descubrir nuevos parajes, a usuarios de vehículos clásicos e históricos, que "suelen circular a baja velocidad" y buscan vías que les permitan retroceder a paisajes vinculados con el momento de fabricación de esos vehículos, ha relatado Soro.

Igualmente, se considera público potencial a los motoristas, que se caracterizan por su "fuerte cohesión", gusto por diferentes rutas, como las de montaña, que tiene gran capacidad de difusión y alto poder adquisitivo, a las autocaravanas y camper, una modalidad muy extendida por Europa, así como a ciclistas.

POTENCIALIDADES

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda se ha referido a la "gran oportunidad" que permite este producto a Aragón por su "enorme patrimonio natural, cultura y arquitectónico", una amplia red de carreteras de bajo impacto ambiental, gran variedad de terrenos, climas, paisajes y vegetación y una gastronomía tradicional "muy desconocida fuera de la Comunidad".

Soro también ha mencionado los productos alimentarios de calidad con Denominación de Origen, la historia milenaria y el carácter de los aragoneses. Ha añadido que estas rutas pueden contribuir a vertebrar el territorio, desestacionalizar la demanda y oferta, crear nuevos flujos y oportunidades en zonas de bajos recursos, aumentar la estancia media, fijar servicio y población, crear empleo turístico y potenciar un patrimonio desconocido.

El consejero ha avanzado que se quieren crear pequeños clubes de producto, uno por cada ruta, para la promoción de las mismas, con camisetas, pegatinas y otro merchandising para coches y motos vinculado a las mismas y con un sello general de Slow Driving Aragón.

Además, en los próximos meses se aprobará el Manual de Señalización Turística de Carreteras, en el que se incluirá el manual de slowdriving, para marcar las rutas también físicamente y facilitar la información sobre el recorrido. El logo representa un hito kilométrico con las letras A-SD y donde se puede leer Aragón Slow Driving.

Soro ha recordado que este tipo de conducción no consiste en llevar la lentitud al extremo, sino utilizar una velocidad adaptada que permita ir disfrutando de los lugares que se recorren. "Se trata de mimetizarse con el destino, disfrutar del aquí y el ahora, bajar el ritmo y desacelerar a la hora de plantear los viajes y las escapadas", ha apuntado.

SIETE RUTAS

La directora general de Turismo, Marisa Romero, ha explicado las siete rutas a las que se puede acceder desde la web, que está en cinco idiomas: castellano, inglés, francés, alemán e italiano. El eje vertebral se denomina 'Ruta Reyes de Aragón', con una longitud total de 400 kilómetros y con salida en el Puerto de Somport y que llega hasta Sarrión (Teruel). La ruta pasa también por Jaca, Ayerbe, Zaragoza, Daroca y Teruel.

De este eje central se derivan las primeras seis rutas, pequeños ramales con un punto de salida próximo a la ruta central y que sirve para pequeñas excursiones. Se trata de las Rutas 'Orígenes del Reino de Aragón', 'Secretos del Prepirineo', de los Castillos, 'Corazón del Moncayo', de los Montes Universales y 'Puertos del Silencio'.

La Ruta Orígenes del Reino de Aragón, de 117 kilómetros, transcurre por los valles de Hecho y Ansó y permite visitar lugares como el monasterio de San Juan de la Peña, Siresa y San Adrián de Sasabé; y la Ruta Secretos del Prepirineo, de 242 kilómetros, se desarrolla entre Rasal y Huesca y transcurre por el Parque Cultural del río Vero y el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

La Ruta de los Castillos, con 186 kilómetros, pasa por Loarre, Uncastillo, Sos del Rey Católico y Piedratajada; la del 'Corazón del Moncayo', con 174 kilómetros, por Borja, Tarazona, Vera de Moncayo, Agramonte y Ainzón; mientras que los 140 kilómetros de la de los Montes Universales permiten conocer Peracense, Griegos, Villar del Cobo, Albarracín y los Pinares de Rodeno; y la de 'Puertos del Silencio', de 247 kilómetros, transcurre por Mora de Rubielos, Fortanete, los Órganos de Montoro, Cantavieja y Rubielos de Mora.

En la web se encuentran, además de los mapas, los puntos de interés de cada zona, iconos de información sobre servicios y una guía de imprescindibles. Se presentará especial atención a un apartado de recomendaciones.

El consejero ha comentado que se pueden hacer viajes cortos y largos; hay entre 15 y 20 puntos de interés por ruta, descritos y con imágenes de curiosidades y lugares que se pueden visitar. Asimismo, hay un visor de Google Maps e iconos sobre dónde comer, dormir, campings, zona de autocaravanas y gasolineras.