Un ataque de termitas obliga a intervenir en las sacristías de la Catedral de Huesca

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Un ataque de termitas obliga a intervenir en las sacristías de la Catedral de Huesca

Catedral de Huesca
EUROPA PRESS
Publicado 25/10/2016 16:05:48CET

HUESCA, 25 Oct. (EUOROPA PRESS) -

Un ataque de termitas ha obligado a intervenir en las sacristías de la Catedral de Huesca, cuyas obras no afectan al culto. En concreto, se está actuando en los tres espacios ubicados detrás de la cabecera del templo. Una de ellas es la más antigua, la sacristía vieja, y otras dos estancias comunicadas entre sí y también con la primera, que son del siglo XVI.

La técnico del Museo Diocesano de Huesca, Susana Villacampa, ha explicado que "son tres estancias que se usan habitualmente como sacristías, vestidores, espacios privados para el cabildo y el clero y que este verano se descubrió que habían tenido un importante ataque de termitas en el suelo, que era de tarima de madera".

Por eso, se ha levantado y se ha repicado y fumigado y ahora se va a proceder a sustituir el pavimento de madera por otro de piedra "que evite ese problema".

El seguimiento arqueológico que se está llevando a cabo ha permitido obtener algún muro de cimentación más antiguo que la propia Catedral, lo que puede dar información relevante. "No es tanto como para conservarlo porque son muros y cimentaciones antiguas, pero nos puede dar información sobre el solar sobre el que habitamos", ha apuntado Villacampa.

Asimismo, ha asegurado que estas obras no afectan al culto de la Catedral. "La sacristía está cerrada, pero todos los servicios que asumía se han pasado a una de las capillas y allí se atiende a las personas que vienen por temas de pastoral y servicios parroquiales".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies