La auditoria de la Intervención General estima que el déficit de Aragón a finales de 2011 será de 943 millones

 

La auditoria de la Intervención General estima que el déficit de Aragón a finales de 2011 será de 943 millones

Mario Garcés
EUROPA PRESS
Actualizado 17/10/2011 17:02:29 CET

No descarta implantar impuestos como el de patrimonio

ZARAGOZA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Aragón, Mario Garcés, ha presentado las conclusiones de la auditoria sobre la situación económico-financiera del sector público de la Comunidad autónoma, que estima que el déficit a final de 2011 será de 943 millones de euros en la Administración autonómica aragonesa y que urge a tomar medidas "inmediatas" para corregirlo.

Garcés ha señalado, en rueda de prensa, que por lo que respecta a la liquidez --que es "lo que más me preocupa"-- el informe, elaborado por la Intervención General, órgano de carácter técnico del Ejecutivo aragonés, la situación a 31 de diciembre de 2011 será "crítica".

Al respecto, el consejero ha apuntado que a final de año la situación de la tesorería estará "comprometida" por la "insuficiencia financiera por la pérdida de recaudación" y ha afirmado que "heredamos la peor situación económica y presupuestaria de Aragón en los últimos 30 años".

No obstante, el consejero ha asegurado que está garantizado el pago de las nóminas de los trabajadores de la Administración autonómica --de las que se baraja su congelación para 2012--, así como los servicios esenciales de educación, sanidad y servicios sociales, tanto este año como el que viene, mientras que habrá que "retardar" el pago de obligaciones no esenciales y ya se están realizando planes de pago.

Además, ha subrayado que las cifras que presenta esta auditoria se dan a conocer "sin acritud" hacia el anterior Gobierno, "no como crítica, sino como desafío" para el Ejecutivo actual y ha recalcado que el informe ha sido realizado "sin ningún tipo de interferencia política", sino que es exclusivamente "técnico e independiente" y está al acceso de todos los ciudadanos en internet --en la página web del Gobierno de Aragón--, como un ejercicio de "transparencia".

El informe señala que el gasto global estimado a 31 de diciembre será de 5.133 millones de euros, a los que hay que sumar 36 millones de euros no presupuestados por los Departamentos y organismos públicos, 400 millones de deuda sanitaria no presupuestada y 29 millones de deuda derivada de la prestación de servicios sociales --ayudas a la dependencia--.

Mientras, la estimación de ingresos a 31 de diciembre calculada a fecha del cierre de la auditoria es de 4.655 millones de euros, de forma que la diferencia negativa es de 943 millones de euros de déficit a final de año.

EQUILIBRAR LAS CUENTAS

El consejero ha apuntado como posibles vías para equilibrar las cifras de ingresos y gastos el recorte de los gastos no esenciales, para los que "todavía hay recorrido" y ha anunciado "recortes sustanciales" en todas las áreas salvo en servicios sociales, sanidad y educación.

Asimismo, se ha referido a la "caída estrepitosa de los ingresos", que genera "pocas expectativas" y por eso, "no descarto", a pesar de tener "poco recorrido recaudatorio" para las Comunidades autónomas, recaudar determinados tributos de manera extraordinaria y ha mencionado el impuesto de patrimonio, que "si hay que cobrarlo, se cobrará".

En tercer y último lugar ha mencionado la "posibilidad de generar confianza" para que crezca la economía y se pueda incrementar la recaudación de impuestos a partir del próximo 20 de noviembre, ha dicho en referencia a la celebración de elecciones generales y a una posible victoria del Partido Popular.

En esta línea, ha apuntado la posibilidad de que entre el Gobierno central y los gobiernos autonómicos se contribuya a "generar las bases para el crecimiento económico", si bien, ha vaticinado "el año 2012 va a ser muy difícil".

No obstante, ha puntualizado que la fecha del 20 de noviembre no va a condicionar las decisiones y anuncios del Gobierno de Aragón porque "me da igual, no es mágica ni telúrica, sino que trabajamos bajo plazos" y ha señalado que la cifra del Presupuesto de la Comunidad autónoma para 2012 se dará a conocer en noviembre e incluirá una reducción del gasto, "que no será lineal", y dentro de unos días se presentará la reestructuración del sector empresarial público.

FACTURAS PENDIENTES

La auditoria ha detectado facturas pendientes no imputadas a presupuesto que ascendían a 35,6 millones de euros en la Administración general a 30 de junio, de áreas que en un 30 por ciento se reúnen en el actual Departamento de Presidencia y Justicia y un 29 por ciento en el de Sanidad, Bienestar Social y Familia.

Concretamente, las facturas suman en el primer caso 10,6 millones de euros y hay gastos de la Administración de Justicia y compromisos adquiridos para varios patrocinios; en el caso de sanidad, son 10,4 millones de euros en facturas no pagadas y que están fuera de presupuesto --al margen de los 400 millones de euros de deuda del Servicio Aragonés de Salud--, y corresponden a programas como el de Apoyo a la Inmigración y Protección y Promoción de la Salud. En su mayoría son obligaciones contraías en ejercicios anteriores.

En el caso de los organismos autónomos, el gasto no imputado a presupuesto asciende a 30 de junio a 9,2 millones de euros --de los que, por ejemplo, 6,3 corresponden al Instituto Aragonés de Empleo y 1,9 al Instituto Aragonés de Servicios Sociales-- y el de entidades de derecho público a dos millones.

TESORERÍA

El consejero ha expuesto, respecto a la situación de la tesorería de la Comunidad autónoma, que las obligaciones presupuestarias contabilizadas pendientes de pago a 31 de diciembre pueden estar alrededor de los 562 millones de euros. De estos, 435 millones corresponden a pagos pendientes a proveedores y diversos acreedores y 127 al pago a entidades financieras por operaciones de crédito.

Respecto al endeudamiento, Garcés ha relatado que si entre 1995 y 2008 la deuda pública de Aragón estuvo en un porcentaje medio del 4,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional, a partir de 2009 se ha incrementado, llegando en 2011 al 10,1 por ciento del PIB regional. Así, la deuda viva se ha duplicado, pasando de los 1.517 millones de 2008 a los 3.332 en 2011.

El consejero ha calificado esta situación de "muy grave" por el "riesgo de crecimiento exponencial en los últimos meses como consecuencia de la refinanciación de este saldo" con el objetivo de "mantener la cartera de servicios".

La auditoria también aborda la situación de los gastos plurianuales --comprometidos por el Gobierno de Aragón para los próximos años en obras, servicios y subvenciones-- que suman 8.042 millones de euros, es decir, "que necesitaríamos un presupuesto y medio para atenderlos todos", ha dicho Garcés.

En este sentido, el informe destaca los compromisos adquiridos por el Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes, con un 71 por ciento del montante global --motivado por la adjudicación del Plan Red, que compromete el gasto hasta el año 2038-- y los compromisos del Instituto Aragonés del Agua, con un porcentaje superior al 17 por ciento debido al programa Estación Depuradora de Aguas Residuales.

Respecto al Plan Red, el consejero ha indicado que "de pervivir, nos abocaría a una situación de inviabilidad económica y presupuestaria" y por eso hay que "adaptarlo".

En este sentido, ha anunciado que "en los próximos días habrá noticias sobre cómo va cambiando" porque "algunas empresas no tienen capacidad para financiar los proyectos" y "van a caer" y en otras se va a revisar el contenido de los contratos en el marco de la legalidad contractual.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies