La avenida extraordinaria del Ebro llega este viernes a Aragón y podría obligar a evacuar poblaciones

Crecida del Ebro a su paso por Zaragoza
EUROPA PRESS
Actualizado 12/04/2018 15:44:05 CET

Va a tener consecuencias similares a la riada de 2015, afirma el consejero de Presidencia del Ejecutivo autonómico

ZARAGOZA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad aragonesa se prepara para recibir una avenida extraordinaria del Ebro a partir de este viernes, que podría obligar a evacuar poblaciones. En Zaragoza capital, la punta máxima se prevé para el domingo y podría rondar los 2.500 metros cúbicos por segundo.

Así lo han explicado el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, y la directora general de Justicia e Interior del Ejecutivo autonómico, María Ángeles Júlvez, tras participar en la segunda reunión del Centro de Coordinación Operativa con motivo de esta riada, en la sede del 112 Aragón.

Júlvez ha precisado que la crecida llegará a Novillas, primer municipio ribereño del Ebro en la Comunidad, "no antes de las tres de la tarde" de este viernes por lo que "tenemos 24 horas para que toda la planificación se haga de forma tranquila, ordenada y no genere más alarma social de la necesaria".

Por su parte, el consejero de Presidencia ha indicado que se ha activado el nivel 2 de emergencia, que implica solicitar a la Delegación del Gobierno en Aragón que esté activada la Unidad Militar de Emergencias (UME), igual que el resto de medios de todas las Administraciones, local, autonómica y del Estado, en este último caso a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Guillén ha indicado que "las cosas han ido a peor" y esta avenida extraordinaria "va a tener consecuencias similares a la 2015" por lo que "el nivel de alertar de las poblaciones afectadas tiene que ser máximo, como ya está en las Administraciones".

El consejero ha detallado que "lo duro va a empezar la noche del viernes y continuará hasta el domingo, que es cuando la punta máxima de la crecida llegará a la ciudad de Zaragoza".

RIESGO PARA POBLACIONES

Guillén ha señalado que "hay riesgo para poblaciones y todas las evacuaciones que se tengan que hacer se harán de manera coordinadora a través del 112". Con esta finalidad, se va a celebrar este jueves, a las 18.00 horas, una reunión con los alcaldes de los 30 municipios ribereños del Ebro en Aragón.

Al respecto, la directora general ha apuntado que los municipios que más preocupan son los tres primeros, Novillas, Boquiñeni y Pradilla. Asimismo, ha dicho que este jueves se van a iniciar las evacuaciones de granjas y de ganado de explotaciones próximas al cauce y que "pueden correr peligro".

Por lo que se refiere a las poblaciones, ha comentado que se abordará en la reunión con los alcaldes ya que los acuerdos que se adopten derivarán en acciones "que tienen que ser coordinadas".

El consejero ha incidido al respecto en la necesidad de que haya "coordinación absoluta" entre todas las Administraciones, al tiempo que ha pedido "toda la colaboración posible" de la ciudadanía y de los afectados porque "no hay que alarmar, pero viene una riada grave".

Guillén ha precisado que esta tarde se van a aportar a los alcaldes de los municipios de aguas arriba y aguas abajo del Ebro "todas las explicaciones oportunas" y también se analizarán las acciones que se han de desarrollar "para salvaguardar a las personas, los bienes y las infraestructuras de los municipios". Ha añadido que el Centro de Coordinación Operativa se volverá a reunir este viernes.

MOTAS

La directora general de Justicia e Interior del Ejecutivo autonómico ha explicado que la CHE ha trasladado que las motas aguas abajo del Ebro "no presentan problemas". El organismo de cuenca las está supervisando.

Asimismo, el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón se ha puesto en contacto con la CHE "para prestar la ayuda que necesaria con los medios propios, si hay que reforzar", y también la Diputación Provincial de Zaragoza "está en ello", ha relatado Júlvez.

Igualmente, ha comentado que en Aragón ha dejado de llover y se prevé que este viernes no se acumulen más de 10 litros por metro cuadrado, si bien en Navarra pueden alcanzarse los cien, y aunque parte sea en la vertiente cantábrica, habrá aportaciones a la Cuenca del Ebro y el suelo ya "está saturado de agua" por lo que "la laminación es poco eficaz".

La directora general ha precisado que en los ríos Arbas el caudal está "de bajada" y el río Jalón "puede aportar algo, pero mínimamente", mientras que el río Gállego "no ha rebasado la mota de los 400 metros", si bien de forma preventiva se evacuó una urbanización que está próxima al cauce. También ha señalado que esta será una avenida extraordinaria "relativamente rápida".