El Ayuntamiento entrega el padrón para el cobro del ICA pero seguirá combatiendo un impuesto "injustísimo"

 

El Ayuntamiento entrega el padrón para el cobro del ICA pero seguirá combatiendo un impuesto "injustísimo"

Rivarés y Santisteve, este martes en su comparecencia en el Ayuntamiento
EUROPA PRESS
Publicado 16/05/2017 13:38:43CET

ZARAGOZA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero municipal de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha anunciado este martes que el consistorio ha comenzado a entregar al Gobierno de Aragón los datos del padrón municipal para el cobro del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA), pero ha avanzado que se seguirá combatiendo "de todo modo legal posible" este impuesto que ha considerado "injustísimo", "salvaje" y "una barbaridad".

En declaraciones a los medios de comunicación, acompañado por el alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve, tras mantener un encuentro con una veintena de agentes socioeconómicos de la capital, Rivarés ha recalcado que se han comenzado a transferir los datos del padrón a pesar de que "no queremos hacerlo", si bien el ayuntamiento debe cumplir una ley "con la que estamos radicalmente en desacuerdo".

Sin embargo, "mantenemos nuestros dos procesos jurídicos en contra" del cobro del ICA a los zaragozanos, ha asegurado Rivarés, al recordar que el impuesto se ha recurrido al Tribunal Constitucional y también en el contencioso administrativo porque "grava a todo el mundo por igual, viola la progresividad en materia de agua que esta ciudad lleva muchos años aplicando y rompe de un solo sablazo algunas apuestas industriales y económicas de la ciudad como el turismo o el apoyo al pequeño comercio".

Rivarés ha advertido de que el ICA "es un impuesto injustísimo que afecta al cien por cien de la ciudadanía, a las casas, comercios, industrias y empresas y que tiene como único objetivo conseguir unos 27 millones de euros para pagar un pufo histórico del Plan de Saneamiento (de Aragón) que nunca fue real, que nunca se cumplió" que estaba "sobredimensionado" y que supone "cuatro veces más en coste real de lo que debería de haber supuesto".

Además, el Plan de Saneamiento "viola las directivas europeas del agua, que dicen que todo aquel dinero recogido de un municipio por gravar el saneamiento o depuración debe devolverse en forma de inversión para saneamiento, depuración o inversiones hidráulicas a ese municipio y en Zaragoza no lo quieren hacer", ha señalado.

El consejero ha avanzado que el ayuntamiento enviará una carta a todos los vecinos, comercios y empresas "de toda la metrópoli" para explicar qué es el ICA, quién lo genera y "por qué razón legal de obligado cumplimiento el ayuntamiento, pese a que no quiere, da esos datos del padrón para perpetrar una barbaridad de un impuesto asolador para mucha gente" y que es "el disfraz del antiguo canon de saneamiento" que se impone a una ciudad "que depura sus aguas con su propio esfuerzo".

50 MILLONES AL AÑO

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha indicado que con este impuesto "se pretende extraer de la economía local más de 500 millones en los próximos 30 años" y podrían ser 50 millones anuales "los que el ayuntamiento perdiera sin tener ninguna garantía de que iba a revertir en inversiones de saneamiento de agua en la ciudad" o en las depuradoras del Pirineo.

Santisteve ha afirmado que es "urgente" que se reúna la comisión bilateral Ayuntamiento de Zaragoza-Gobierno de Aragón prevista en la Ley de Capitalidad para abordar esta cuestión que se suma "a lo descorazonador que es no haber cobrado la deuda del tranvía", al agregar que el cobro de este impuesto supone cometer "una radical injusticia con nuestros vecinos de Zaragoza" y solicitar que se aclare con una auditoría la situación del Instituto Aragonés del Agua.

Asimismo, ha apostado por recuperar el "control" de la gestión del agua para lograr que el ciclo integral del agua "sea eso, un ciclo integral y en manos públicas, del ayuntamiento.

AVALANCHA DE RECLAMACIONES

Por su parte, el presidente de la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), José Ángel Oliván, ha explicado que desde las organizaciones de consumidores "estamos preparando nuestros gabinetes jurídicos para, en el momento en que empiecen a llegar los recibos a los vecinos de Zaragoza, iniciar una auténtica avalancha de reclamaciones y de recursos contra ese cobro".

Oliván ha animado a los zaragozanos a que se opongan a este recibo y ha agradecido al Ayuntamiento de Zaragoza que "no haya negociado el ICA a cambio de nada" con el Ejecutivo aragonés. "El ICA es un impuesto estrictamente injusto, que lo que está haciendo es dejar indefensos a los ciudadanos y se paga un plan de saneamiento sobredimensionado y oscuro. Afortunadamente, el ayuntamiento no ha caído en la tentación de cambiar cromos con el Gobierno de Aragón en ese sentido", ha dicho.

En otro orden de cosas, el consejero municipal de Economía, Fernando Rivarés, ha anunciado que la depuradora de Utebo comenzará a funcionar tras el verano, "en septiembre o antes del Pilar", y tratará las aguas de este municipio y de los barrios zaragozanos de Villarrapa, Casetas y Garrapinillos.

Sobre la depuradora de Utebo, el presidente de la UCA, José Ángel Oliván, ha estimado que el Gobierno de Aragón "debería de pagar a los ciudadanos lo que han estado pagando de más" con este equipamiento "y no reclamar a los demás nada".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies