Huesca adjudica las obras de la ladera de San Jorge

 

Huesca adjudica las obras de la ladera de San Jorge

Actualizado 31/08/2016 14:52:56 CET

HUESCA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Huesca ha adjudicado a la empresa Pryobra 2010, S. L. las obras para la consolidación del terreno sobre el que se asienta la ermita de San Jorge, con el fin de subsanar la aparición de grietas en los muros. La actuación, que consiste en la estabilización de la ladera y del muro de contención del templo mediante anclajes al terreno, se ha adjudicado por un importe de 48.962,40 euros y comenzará en los próximos días.

El plazo de ejecución es de siete semanas, cinco para la primera parte de la obra, la de ejecución de los anclajes de estabilización del terreno, y dos más para la reparación de grietas y fisuras en la ermita, que se realizarán una vez verificada la efectividad de la estabilización, ha informado el consistorio en una nota de prensa.

El Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca encargó este proyecto de actuación a raíz de varios informes técnicos que aconsejaban actuar en la ermita ante los problemas de grietas que presentaba y que se estaban produciendo por el deslizamiento de la ladera sobre la que asienta.

Esos mismos informes señalaban que, si bien no estaba comprometida la estabilidad del edificio en su totalidad, las grietas, que permanecían activas, producían desprendimientos de cascotes o fragmentos de pequeño tamaño que podrían causar daños al caer de cierta altura por lo que recomendaba que se evitase el acceso del público al interior.

Desde hace años existen grietas en la ermita, que afectan de forma más evidente a la fachada trasera y a la lateral, próxima a un gran muro en la ladera, que hace de contención de parte del talud de la explanada en la que se levanta la ermita, han detallado desde el consistorio.

Tras realizarse diferentes intervenciones en los muros, la sustitución de la cubierta en 2003, que aligeró su peso, redujo las grietas en las bóvedas y resultó eficaz en los últimos años.

Sin embargo, las grietas de los muros volvieron a abrirse, "lo que reveló que podría existir un problema no resuelto que podría comprometer la seguridad del edificio, un problema no de origen constructivo, sino de naturaleza geológica y por tanto relacionado con el terreno en el que se cimenta la ermita y los muros de contención de la explanada".

Por eso, el Ayuntamiento de Huesca encargó un estudio geotécnico sobre la estabilidad y posibles asientos del terreno sobre el que se apoyó la ermita de San Jorge "y que puso de manifiesto que efectivamente existía un problema de índole geotécnica que se estaba produciendo por un deslizamiento de la ladera, que es lo que lo que se contendrá con esta actuación que va a comenzar ahora". Las obras contemplan también la reparación de las grietas y fisura en la solera, los muros y contrafuertes.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies