El Ayuntamiento de Huesca aprueba el presupuesto del 2010 con el voto a favor del equipo de gobierno (PSOE-PAR)

Actualizado 29/12/2009 18:10:14 CET

HUESCA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Huesca ha aprobado hoy con el voto a favor del equipo de gobierno, formado por el PSOE y el PAR, y en contra de los grupos de la oposición, PP, CHA e IU, el presupuesto para 2010, que asciende a 47.616.000 euros, 11 millones de euros menos que en el ejercicio de 2009.

A esta cantidad hay que sumar los 5,5 millones de euros procedentes del Plan E. La reducción afecta a las inversiones, que se recortan aproximadamente en 7,5 millones de euros y al gasto corriente, que lo hace en 2,5 millones de euros.

Los grupos municipales de la oposición han argumentado en contra del presupuesto municipal planteado por el gobierno local, que las cifras que establece son consecuencia de mala gestión realizada en los últimos años, mientras que el equipo de gobierno ha insistido en que la causa de la austeridad presupuestaria se encuentra en la crisis económica generalizada.

El concejal socialista y responsable del área de Hacienda, Luis Felipe, defendió en el pleno que los presupuestos planteados son austeros con recortes en gasto corriente e inversiones, pero que su prioridad es la de mantener los servicios públicos y sociales. "El presupuesto intenta garantizar la prestación de los servicios municipales y proteger a aquellos sectores, personas y familias que puedan verse más afectados por la crisis", dijo el concejal de Hacienda.

Luis Felipe argumentó que "este presupuesto está enmarcado en un contexto de crisis" y que hay que "conectarlo con las ordenanzas fiscales, que en su día se establecieron para que garantizasen unos ingresos de 31 millones de euros que permitiesen que este presupuesto, fundamentalmente de gastos, se llevara delante de forma real".

El portavoz del PAR, Fernando Lafuente, opinó que "no es un presupuesto ideal", pero dijo que sí "es el necesario", teniendo en cuenta el contexto en el que se ha elaborado. "Es ajustado, pero la realidad es que hay menos ingresos, hay que controlar el gasto corriente e intentamos que no repercuta en las inversiones pendientes, es lo que hay".

La portavoz del PP, Ana Alós, centró sus argumentos en explicar que "el presupuesto planteado por el equipo de gobierno es la consecuencia de la gestión de los últimos diez años, de despilfarro y sin control del gasto". Reprochó al gobierno local que "la herencia que va a dejar en la próxima legislatura va a estar totalmente hipotecada" y su situación será tal que "ni ellos mismos la querrían si volvieran a gobernar".

Para el portavoz de CHA, Miguel Solana, el presupuesto que hoy se ha aprobado "tan restrictivo", además de por la crisis económica, por la "dinámica creada por el alcalde Fernando Elboj, que está haciendo que esta ciudad pierda transferencias muy importantes". El representante de CHA informó de que "hemos pasado de percibir casi un 40 por ciento del presupuesto de transferencias de otras administraciones a recibir menos del 30 por ciento".

En su opinión, "esas transferencias se pierden porque no hay gestión y eso es muy lamentable, porque luego todo recae sobre las espaldas de los ciudadanos y sus impuestos ya están muy elevados".

Por su parte, la portavoz de IU, Trini Rincón, coincidió con el resto de grupos de la oposición al asegurar que las cifras planteadas por el equipo de gobierno responden a los años anteriores de "mala gestión" y que el presupuestos es "irreal" y que "lleva a engaño".