El Ayuntamiento impulsa una campaña para consumir agua del grifo porque es de calidad

El Ayuntamiento impulsa la campaña 'Zaragoza, mejor del grifo'
EUROPA PRESS
Publicado 06/04/2018 13:39:44CET

ZARAGOZA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de la ciudad impulsa la campaña 'En Zaragoza, mejor del grifo' para potenciar el consumo de la red pública de abastecimiento porque es de calidad y se fomenta el respeto por el medioambiente al generar menos residuo plástico, al tiempo que se promueve la salud.

Precisamente este viernes se lanza la campaña para elegir la imagen del concurso gráfico 'En Zaragoza, mejor del grifo' en la que se apuesta por el fomento del medio ambiente y la salud y los interesados tienen un mes de plazo para presentar los trabajos.

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero; la concejal de Movilidad y Medio Ambiente, Teresa Artigas; y la directora del Instituto Municipal de Salud Pública (IMSP), Mercedes Navarro, han presentado esta iniciativa arropada por datos de los análisis del agua de algunos hogares y de las aguas residuales de las depuradoras de La Almozara y La Cartuja.

Teresa Artigas ha informado de que la campaña de fomento del consumo del agua del grifo se lleva a cabo porque la calidad ha mejorado notablemente con llegada de aguas del Pirineo y existe "cierto desconocimiento de la excelente calidad del agua en la ciudad".

Para mejorar la confianza de los ciudadanos se cuenta con la herramienta del Instituto Municipal de Salud Pública (IMSP) que "vela por controlar la calidad de las aguas desde la potabilizadora de Casablanca a las viviendas".

Este organismo ha realizado, el pasado año, 88 controles en colegios y de las 176 muestra analizadas dos revelaron que no eran aptas para el consumo debido a las instalaciones interiores del colegio y se aplicaron medidas correctoras que solventaron el problema.

QUEJAS DE PARTICULARES

También se llevaron a cabo 55 controles originados por quejas de particulares, de los que dos fueron no aptos para el consumo debido a las instalaciones interiores de las viviendas y se tuvieron que aplicar medidas correctoras. Dentro de la campaña de hogares voluntarios para someterse a análisis se acometieron 150 muestras y también aparecieron dos no aptas.

La conclusión es que los problemas detectados en los grifos del consumidor son por "anomalías en los edificios porque la red municipal funciona en correcto estado", ha resumido Artigas.

Mercedes Navarro ha contado que se han cogido muestras representativas en hogares y desde finales de 2017 se inicia el programa para que los ciudadanos puedan llama y solicitar analíticas de sus casas a través del teléfono 976 726 068 o en el email 'controlgrifoconsumidor@zaragoza.es'.

"Se han recibido 160 peticiones y en general, en el 95 por ciento, la calidad es buena", ha señalado para apuntar que en algunos casos no había una limpieza habitual en el grifo lo que favorece el cultivo de bacterias y microorganismos, ha alertado.

FUENTES

Además, la campaña de fomento del agua de grifo pasa por el muestreo de las 500 fuentes de la ciudad para analizar el agua que sale y comprobar la calidad del agua en la vía pública, al tiempo que "generar nuevos puntos de agua potable en la calle o edificios municipales".

El objetivo es fomentar el consumo de agua de grifo y la mejor forma es dar garantía de que el agua de los hogares se pueda verificar en caso de que no sea buena, ha dicho Artigas.

DUREZA DEL AGUA

Mercedes Navarro ha contado que el agua de Zaragoza ofrece una dureza menor y el sabor se ha mejorado bastante después de que provocara rechazo por las características organolépticas (color, olor y sabor), lo que no implica que el agua no sea buena.

El agua del Ebro tiene una concentración más elevada de sales producidas por el arrastre que son fundamentalmente calcio y magnesio, mientras que el agua de Yesa tiene menos sales y la dureza es menor.

Estas características organolépticas varían en proporción de la toma del agua ya sea de Yesa o del Canal Imperial de Aragón. No hay variación por barrios, aunque puede detectarse una mayor concentración de cloro en algunas viviendas por la proximidad a los depósitos intermedios. Frente a una partícula de cloro por un millones y ahora se vierten 0,2 partes por millón, ha explicado Mercedes Navarro.

MEJORAS

Cubero ha señalado que el IMSP ha sido reforzado en personal con la contratación de cuatro técnicos sanitarios y la inversión de más de 200.000 euros en equipamientos para equipos para cumplir objetivo de mejorar cuantitativamente las muestras de control de aguas residuales en las depuradoras de La Cartuja y La Almozara.

"De dos veces por semana se ha pasado a realizar muestras diarias desde el pasado mes de enero, incluidos domingos y festivos", ha comparado Cubero. De 350 muestras de control de las aguas residuales se ha llegado a las 1.200, que son 3,5 veces más y "se hacen cien por cien desde lo público".

Además, ha avanzado que se estudia hacer públicos los datos de estos muestreos de las aguas residuales, que, en la actualidad, se facilitan vía registro, pero "en aras de las políticas de transparencia se estudia que sean cien por cien públicas".