El Ayuntamiento quiere revitalizar Las Fuentes y San José

Actualizado 07/02/2011 20:15:35 CET

ZARAGOZA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Zaragoza quiere revitalizar los barrios de Las Fuentes y de San José, en la parte este de la ciudad, con medidas urbanísticas que aseguren los niveles de calidad de vida y de bienestar necesarios a sus más de 115.000 habitantes.

Así se ha puesto de manifiesto en el acto de presentación del proyecto de revitalización de estos barrios de la ciudad, al que ha asistido el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y el consejero municipal de Urbanismo, Infraestructuras, Equipamientos y Vivienda, Carlos Pérez.

La propuesta municipal para conseguir la modernización de estos dos barrios se plasma en un documento, denominado Modificación Aislada número 71, que detalla un proyecto en el que se van a impulsar viviendas de protección y alquiler para jóvenes, más de 2.500, y que se generarían de manera preferente en la zona consolidada de los barrios.

También se aprovechará una franja de 34 hectáreas entre el cinturón y las vías del ferrocarril para desarrollar el proyecto modernizador, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado. La propuesta contempla, asimismo, la creación de equipamientos y servicios vinculados a la huerta, "a la que se protege de manera especial".

El consistorio ha recordado que esta propuesta responde al mandato unánime que propició el Debate del Estado de la Ciudad de 2009. Desde entonces, el Área de Urbanismo ha trabajado en el análisis de las circunstancias actuales de ambos barrios.

Finalmente, ha concluido que el nivel de dotación del barrio es "adecuado" en zonas verdes, escolares, sanitarias y asistenciales, pero tiene déficits en edificación residencial --por falta de ascensores, baja calidad y reducida superficie--, así como de estacionamiento privado, de equipamientos para la tercera edad, y, parcialmente, en materia deportiva.

VIVIENDAS DE ALQUILER

El Ayuntamiento de Zaragoza ha señalado que San José y Las Fuentes son barrios envejecidos ya que "no hay posibilidades para que los hijos de las familias residentes puedan radicarse en estos barrios cuando se independizan".

"Esa necesidad se considera básica y su atención fundamental para activar la vida en los dos barrios" y por eso el plan trata de garantizar alojamientos para jóvenes en régimen de alquiler, "ya que se considera la fórmula más flexible y accesible desde el punto de vista económico y la única capaz de fijar este tipo de población".

La propuesta prevé conseguir suelo en la parte consolidada de los barrios para levantar 743 nuevas viviendas de alquiler, además de otras 140 en los nuevos suelos urbanizables.

Para poder disponer de este suelo, los solares inedificados en ambos barrios se pondrán a disposición del Ayuntamiento de Zaragoza, que los compensará en las 34 hectáreas de suelo urbanizable que se sitúan entre el tercer cinturón y las vías del tren "y que constituyen una pequeña área de expansión del barrio de Las Fuentes".

Entre los solares pendientes de edificar se sitúan las parcelas municipales del entorno de Alumalsa en San José. Las nuevas construcciones acogerán en su planta baja equipamientos de proximidad para cubrir las necesidades detectadas, como centros de día, pequeñas bibliotecas y otros servicios similares.

ESTACIONAMIENTOS SUBTERRÁNEOS

La propuesta municipal contempla la construcción de estacionamientos soterrados bajo los viales o los equipamientos públicos. La filosofía es crear aparcamientos pequeños y diseminados, que implicarán la obligación de liberar viales públicos de coches aparcados en sus laterales, de manera que esas calles se convertirán en residenciales y tendrán la prohibición expresa de aparcar.

Este tratamiento del viario debe presuponer una mejora de las condiciones para la actividad comercial tradicional, han señalado desde el consistorio.

Asimismo, la propuesta incluye la rehabilitación de las edificaciones actuales que se han quedado obsoletas y la intención de completar los equipamientos en las zonas de la Harinera y de Giesa y ejecutar las zonas verdes pendientes.

Todo ese programa de actuaciones necesita la reclasificación de 34 hectáreas de suelo entre el cinturón y las vías del ferrocarril, pasando de no urbanizable a urbanizable. Esa franja tiene la posibilidad de albergar 2.600 nuevas viviendas, de las que un 40 por ciento, es decir, no menos de mil, será de protección.

NÚCLEOS DE REVITALIZACIÓN

La propuesta municipal propone la creación de cuatro núcleos de revitalización, dos en cada barrio, donde se concentrará la mayor intensidad de la intervención.

En las Fuentes, estos espacios se sitúan en el extremo nordeste --ámbitos de los grupos Escoriaza, Girón y Santa Rosa y en las inmediaciones de Torre Ramona, en el área de Giesa--. En esta zona norte se incluye una torre de 30 plantas de altura --igual que la Torre del Agua-- y de usos mixtos que ha de funcionar como un nuevo símbolo de la zona.

En San José, los núcleos de revitalización serían sitúan, en su borde sur, próximo al Canal, y junto al pabellón Pepe Garcés, han apuntado desde el consistorio.

El plan incluye un apartado dedicado a la mejora de la Huerta de Las Fuentes y delimita un mínimo del 65 por ciento para los cultivos hortícolas, lo que supone una superficie mínima cultivada de 1.002.767 metros cuadrados.

La propuesta plantea la redacción de un plan especial que regulará la posibilidad de implantar algún equipamiento blando, como aulas de naturaleza, invernaderos, espacios de ocio, centros de interpretación, granjas-escuela, zonas de picnic y una red de caminos rurales con arbolado para facilitar el paseo a pie, en bicicleta o caballo.

Se tratará de instalaciones "que faciliten el uso y disfrute ciudadano de la huerta sin alterar su naturaleza". También se pretende reforzar las condiciones de protección del soto de Cantalobos.

Por otra parte, la propuesta pretende que la intervención al este de la ciudad propicie una mejor transición del espacio urbano hacia el campo, "teniendo en cuenta que la línea del ferrocarril actúa como un límite, que debe ser integrado en la escena ciudadana".

CULTURA Y ATENCIÓN SOCIAL

El diagnóstico de los barrios hace una referencia expresa a los edificios de espectáculos y señala su "pronunciada carencia" ya que "la tónica de la ciudad ha sido la de ubicar estos equipamientos en los centros comerciales de la periferia".

Así, se introduce la posibilidad de habilitar en los centros culturales de los barrios pequeñas o medianas salas que funcionen los fines de semana y que ofrezcan distintas programaciones culturales, y se señala la necesidad de reorientar antiguas dependencias fabriles a fines museísticos, "que sean capaces de atraer a visitantes de otros barrios de la ciudad".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies