El Ayuntamiento de Teruel abrirá la calle del Tozal cuando el edificio afectado esté apuntalado

Ayuntamiento de Teruel
EUROPA PRESS
Actualizado 30/05/2011 16:35:02 CET

TERUEL, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Teruel abrirá de nuevo la calle del Tozal cuando el edificio abandonado que amenaza con sufrir desprendimientos esté apuntalado. Esta céntrica calle permanece cortada desde la noche del sábado al domingo, cuando la amenaza de desprendimientos en un edificio abandonado obligó al consistorio a actuar de urgencia.

Una empresa especializada trabaja desde este lunes en el edificio, mientras que la calle sigue cortada y, por lo tanto, los establecimientos más cercanos están cerrados. El Ayuntamiento espera abrir la calle cuanto antes, en cuanto el edificio afectado quede apuntalado.

En declaraciones a los medios de comunicación, el concejal en funciones de Urbanismo del Ayuntamiento de Teruel, Jesús Fuertes, ha señalado que tras las primeras actuaciones de urgencia el consistorio ha contratado de forma subsidiaria a una empresa que se encargará de apuntalar la fachada del edificio, sobre todo en su parte superior, que es donde se registraron los problemas.

Una vez que se lleven a cabo estos trabajos "se abrirá de nuevo la calle", aunque Fuertes ha insistido en que será así "siempre y cuando los informes de la Gerencia lo aconsejen" puesto que, "de momento, los técnicos creen que tiene que estar cerrada".

Esta misma mañana los técnicos de la Gerencia de Urbanismo han visitado el edificio y "parece que no corre riesgo de caída y no presenta problemas estructurales", ha afirmado Fuertes, aunque ha advertido de que "lo digo con toda la precaución del mundo, porque tienen que estudiarlo más a fondo".

También este lunes, el alcalde en funciones de Teruel, Manuel Blasco, se ha reunido con los comerciantes de la zona afectada que no han podido abrir sus establecimientos. Según ha explicado, el concejal de Urbanismo "va a primar la seguridad de los peatones, pero vamos a intentar que esté cerrada lo menos posible". Así, Fuertes ha indicado que "intentaremos que sea hoy, pero depende de la celeridad con la que se hagan las obras".

"BASTANTE SEGURO"

De cómo sucedieron las cosas, Fuertes ha explicado que en la noche del sábado al domingo, el edificio en cuestión sufrió un desprendimiento de un palomar, "parece ser que por el palomino y el agua porque había cientos de palomas".

El palomar se hundió sobre la cornisa, aunque afortunadamente "sólo cayó agua a la calle y no el tejado". Aún así, los bomberos del servicio provincial "apuntalaron un pilar porque tenía un riesgo de caída". Ahora, el edificio "está bastante seguro, pero hay que actuar porque dentro hay varios contenedores de escombro que habría que eliminar", ha explicado el edil.

El consistorio ha actuado de forma subsidiaria en el edificio, aunque Jesús Fuertes ha apuntado que "hemos hablado ya con el propietario de la finca" en la que no vive nadie, pero sí cuenta con un local comercial que actualmente está ocupado.

ACTUAR CONTRA EDIFICIOS EN RUINA

Por otro lado, Fuertes ha recordado que el Partido Popular ya llevaba en su programa electoral un plan de actuación contra los edificios en ruina de la ciudad, sobre todo los que están situados en el Centro Histórico.

En este sentido, y después de que el PP haya ganado las elecciones municipales en Teruel, el concejal ha señalado que "desde la Gerencia vamos a hacer un estudio de todos los edificios del centro histórico, para ver en los que hay que actuar", aunque para poder hacerlo es necesario que los que estén en estado precario se declaren en ruina.

Fuertes ha anunciado que "nos vamos a poner a trabajar ya en este tema", a pesar de que "comprendemos que es un gasto muy grande para los propietarios". Por eso, se podría plantear el desarrollo de una escuela-taller de restauración de fachadas como la que se hizo hace una década en la ciudad "para dar facilidades, pero primando la seguridad", ha concluido.