El Ayuntamiento de Teruel aprueba la subida de un 3,1% en las tasas e impuestos

Actualizado 14/11/2011 16:32:45 CET

El PSOE critica "el doble lenguaje" del PP en la materia

TERUEL, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Teruel ha aprobado este lunes la subida del 3,1 por ciento de las tasas e impuestos municipales para 2012, excepto en las relacionadas con servicios sociales que se congelan, y otras como las bodas civiles o la instalación de cajeros en la calle que, subirán hasta un 10 por ciento.

La propuesta ha recibido el visto bueno del PP y del PAR; PSOE y CHA han apoyado aquellas tasas en las que sus enmiendas fueron aceptadas, mientras que IU se ha abstenido. Los socialistas han acusado al PP de "un doble lenguaje" dependiendo de si están en la oposición o el gobierno".

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Teruel, Julio Moreno, ha explicado que detrás de esta "actualización" de las tasas municipales que, en general subirán un 3,1 por ciento (coincidiendo con el IPC del mes de septiembre) se encuentra un intento de "equilibrar gastos e ingresos". Así que, se aplica esta subida a todas las tasas, excepto en las relacionadas con servicios sociales que se congelan y otras, menos utilizadas por la mayor parte de los ciudadanos que, se ven incrementadas en un porcentaje mayor.

Después del Pleno, el alcalde de Teruel, Manuel Blasco, ha mostrado la "satisfacción" del equipo de gobierno porque las ordenanzas fiscales para 2012 "han salido por bastante unanimidad, sobre todo en los impuestos importantes que son los que garantizan el equilibrio entre ingresos y gastos".

Blasco también ha destacado que la subida del 3,1 por ciento no afecta a los servicios sociales por lo que "la gente más necesitada seguirá pagando lo mismo que hasta ahora".

El PSOE ha apoyado aquellas tasas en las que se han aceptado algunas de las 15 enmiendas que habían presentado. Su portavoz, Mayte Pérez, ha explicado la subida del IPC como normal general "es razonable" porque "siempre hemos mantenido, en el gobierno y la oposición que los impuestos son la garantía para mantener los servicios de calidad".

Otra cosa, ha dicho la concejal, "es el modelo del PP que siempre ha apostado, o por lo menos eso dicen en campaña, por la congelación y bajada de impuestos y mantienen que los servicios se pueden prestar igual". Así que ha señalado que "tendrán que explicar por qué dicen una cosa en campaña y ahora suben los impuestos".

En este sentido, el alcalde ha comentado que "me habría extrañado que hubiera desperdiciado la oportunidad de meter los dedos, pero es normal, estamos en campaña". Al tiempo que ha recordado que, hay algunos impuestos que se pueden bajar, como el de Sociedades o el IRPF, y eso "tiene reflejo" en el consumo.

Por otro lado, la portavoz de los socialistas ha apuntado que su partido es partidario de aplicar la progresividad "donde se pueda, haciendo un análisis real del coste del servicio y de lo que ingresa el Ayuntamiento". Además, ha planteando introducir nuevas tasas que, "el equipo de gobierno se ha comprometido a estudiar".

Una de ellas pretende gravar los locales del Centro Histórico que estén en desuso porque "afean el espacio, el escaparate de la ciudad", al tiempo que han argumentado que podría beneficiar a la actividad económica de la ciudad. También han propuesto que el Banco de España, cuyos usos el Consistorio comparte con otras instituciones, se pudiera dedicar a la celebración de bodas civiles.

Para acabar, la portavoz del PSOE ha criticado "las formas" en las que se ha trabajado el proyecto de actualización de tasas porque "no se puede debatir en una semana y con tres folios que es lo que nos dieron", por lo que ha pedido que se realice "un estudio de costes e ingresos reales".

Por su parte, el portavoz de Chunta Aragonesista, Paco Martín, ha reconocido que los servicios del Ayuntamiento "son deficitarios". Por eso, "no íbamos a entrar en la demagogia de pedir congelación de tasas, sino que apoyamos la idea de que se suba el IPC", aunque con excepciones. Así en el caso de las tasas de uso general "había que contenerlas", mientras que otras que "son de uso más esporádico, planteamos que se subiera más, incluso al 10 por ciento", como la de celebración de bodas civiles o la instalación de cajeros automáticos en la calle.

El edil de Izquierda Unida, José María Martínez, ha expuesto que "nos abstenemos prácticamente en todas las tasas" puesto que "hemos optado por mantener el poder adquisitivo del Ayuntamiento", pero consideraban que la subida se debía realizar teniendo en cuenta el IPC de agosto ya que "era una décima más bajo".

Finalmente, el concejal del Partido Aragonés, Ricardo Eced, ha referido que han optado por apoyar la propuesta del equipo de Gobierno ya que "no hemos encontrado nada que nos llevara a alzar la voz".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies