El Ayuntamiento de Teruel recibirá 850.000 euros para la construcción de un nuevo depósito de agua

 

El Ayuntamiento de Teruel recibirá 850.000 euros para la construcción de un nuevo depósito de agua

Actualizado 18/09/2008 17:16:37 CET

TERUEL, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Teruel aceptó en el Pleno que celebró hoy una subvención del Instituto Aragonés del Agua por un importe de 861.600 euros que permitirá construir un depósito de agua potable en la ciudad, una actuación que se incluye dentro del Plan de Agua de Aragón 2008-2011.

El nuevo depósito de abastecimiento de agua se construirá en las proximidades del que ya existe junto al cementerio. El Ayuntamiento de Teruel y el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón se harán cargo del coste de la obra, que ascenderá a un millón de euros aproximadamente.

El depósito podrá almacenar 10.000 metros cúbicos y permitirá mejorar la capacidad de abastecimiento de la ciudad. El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, declaró que "en la Vaquilla del año pasado, un problema en el actual depósito, hizo que se temiera por el abastecimiento de agua", algo que se pretende evitar ahora. Además, la ubicación del nuevo depósito, junto a la depuradora, "servirá para dar servicio a todas las infraestructuras que pueda haber en la zona".

Además, el Pleno aprobó el proyecto denominado 'Colectores en los barrios pedáneos de Villaspesa y Villaba Baja'. Esta actuación incluida en los fondos de cohesión 2007-2013 tiene un presupuesto de 201.135 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.

El objetivo de este proyecto es renovar el tramo del emisario de Villalba Baja, comprendido entre el lavadero y la depuradora que actualmente se encuentra en mal estado debido a su antigüedad. También se construirá la red de saneamiento en la calle Los Palomos de Villaspesa.

MEJORAR LA ACCESIBILIDAD

Además, el consistorio dio el visto bueno a un proyecto de accesibilidad urbanística cuyo objetivo es eliminar los obstáculos en las zonas peatonales de la ciudad. Para ello, se reubicará el mobiliario urbano, se mejorarán las aceras y se crearán nuevos vados y pasos de peatones.

El proyecto tiene un presupuesto de 113.833 euros y un plazo de ejecución de tres meses. La actuación se centra en cuatro zonas: Calle Miguel Ibáñez, Calle Marcos Peña Royo, Calle Camino del Arquillo y Plaza de Santa Teresa.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies