"Hemos vivido unos años en los que la autonomía local ha estado secuestrada por el poder autonómico"

 

"Hemos vivido unos años en los que la autonomía local ha estado secuestrada por el poder autonómico"

El presidente de la DPZ, Luis María Beamonte, en su despacho en Diputación
EUROPA PRESS
Actualizado 29/11/2014 13:07:31 CET

Avanza que el presupuesto de la DPZ rondará los 145 millones y agilizará los planes de inversión para municipios

ZARAGOZA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Luis María Beamonte, ha afirmado que "hemos vivido unos años en los que la autonomía local ha estado secuestrada por el poder autonómico, no ha habido autonomía local, sino una gran dependencia" de las autonomías, que "ha condicionado el día a día de los municipios".

"Nos dimos un modelo, en 1978, con comunidades, provincias y municipios, que está funcionando", pero "habrá que encarrilar algunas cosas" y tener en cuenta que "este modelo no funciona sin financiación", ha advertido, para agregar que "se ha abordado muchas veces la financiación autonómica, pero no la local, que es la verdadera asignatura pendiente", a pesar de que los municipios "son los que verdaderamente vertebran un país".

En una entrevista concedida a Europa Press, el también presidente del PP-Zaragoza y alcalde de Tarazona ha defendido que las diputaciones provinciales son las instituciones que "en estos momentos están dando aire y frescura a la posibilidad de funcionar en el día a día" de las localidades.

Las diputaciones "tienen sentido desde el punto de vista de apoyo al municipio" y ha manifestado que "me preocupa mucho" quienes critican estas instituciones, o piden su desaparición, "buscando un elemento que les beneficie".

De la proposición de Ley de distribución de responsabilidades administrativas entre las entidades locales aragonesas que se debate en las Cortes de Aragón, Beamonte ha señalado que "podemos hacer un modelo ordenado", pero no "echando una más a ver quién dice la más grande", sino "sentándonos a reflexionar y decidir cómo aprovechamos lo que tenemos, con la mayor optimización de los recursos".

"TOMARLO EN SERIO"

En este punto, ha dicho a los grupos de la oposición en el parlamento que "no sirve buscar la primera gatera para escaparnos y no querer" apoyar las propuestas y, dado que "es necesario" ordenar el modelo competencial de las entidades locales aragonesas, "pues vamos a sentarnos y a tomarlo en serio".

Ha reconocido que "si tuviésemos que volver a empezar, a diseñar el mapa, probablemente hoy con las circunstancias que concurren no estaríamos hablando de estas cosas, pero tenemos que ser conscientes de que la realidad que tenemos es ésta" y las comarcas "pueden cohabitar perfectamente desde el punto de vista político y competencial con los municipios y las diputaciones, siempre y cuando queden definidos los papeles que cada una debe realizar".

Sobre la ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local, ha alegado que nació "coja", "este proceso tuvo muchos cambios y no contó con el consenso suficiente" en una materia que requiere de "muchos más consensos que disensos. Ahí falta todavía un gran esfuerzo por parte de todas las fuerzas políticas", ha sentenciado.

RELACIÓN "FÁCIL" CON EL AYUNTAMIENTO

Respecto a la relación con el Ayuntamiento de Zaragoza, el presidente de la DPZ ha asegurado que ha sido "correcta" y "fácil", porque "por ambas partes ha existido siempre buena disposición y aquello que hemos tenido que tratar nos hemos sentado, lo hemos hablado y las dificultades se han salvado".

Fruto de ello es el convenio para actuar en barrios rurales o la ayuda para el vertedero de Torrecilla de Valmadrid, "cualquier cuestión que hemos tenido, hemos llamado y se ha solucionado", por lo que "no puedo quejarme de la relación con el Ayuntamiento de Zaragoza, sería injusto si lo hiciese".

AGILIZAR LOS PLANES DE INVERSIÓN

Luis María Beamonte ha avanzado que el presupuesto de la Diputación de Zaragoza para 2015 "se aproximará a los 145 millones y vamos a intentar que las convocatorias de los planes (para municipios) salgan en el mes de diciembre", para publicarlas "con mayor celeridad" y que, a pesar de la cercanía de las elecciones, los consistorios "no sufran ningún deterioro en sus planificaciones" en 2015.

El próximo año se mantendrán los planes de empleo, de inversión en infraestructuras y equipamientos, de concertación y para gasto corriente "y eso se va a hacer lo antes posible, a ver si en enero o febrero somos capaces de estar resolviendo convocatorias ya".

De sus años de gobierno en la Diputación, desde 2011, ha indicado que "mi misión estaba muy clara: que la institución se dedicase a lo que se tenía que dedicar, a ejercer sus propias competencias", de cooperación y colaboración con otras instituciones "y a quien nos debemos, los municipios".

Así "lo hemos hecho, además, en momentos difíciles, donde el ingreso corriente ha bajado de una manera brutal, donde nos hemos encontrado con un diferencial de presupuesto del año 2012 al 2014 de 49 millones" y, a pesar de ello, "hemos mantenido unos niveles de inversión importante", con 35 millones de euros para los municipios, y se han dedicado recursos al gasto corriente de las localidades. Se ha reducido el personal eventual, en "más de 70 personas", y se suprimieron organismos como el Cuarto Espacio y el Patronato de Turismo.

Asimismo, en estos años "la relación con todos los grupos ha sido buena", aunque algún grupo "no esté de acuerdo en algunos planteamientos "y me gustaría ver si con una veintena de alcaldes harían lo mismo o dirían lo mismo que dicen". Ha sostenido que "aquí no se ha vetado a ningún ayuntamiento, ni se ha cerrado la puerta a ningún alcalde".

UNA EXPERIENCIA "APASIONANTE"

De su experiencia como concejal y alcalde, ha resaltado que "te pone los pies en el suelo y hace que veas la realidad tal y como es". "Es apasionante", ha estimado, al comentar que "no entiendo a un alcalde que no salga a la calle y no sea capaz de pararse y atender a cualquiera que le haga una sugerencia; el alcalde que no sepa atender a sus vecinos, que se vaya".

En su carrera como político municipal, ha vivido "infinitamente" más situaciones "de cariño" que otras difíciles, y "ninguna desagradable", por ello "nunca me he planteado cuando terminaría mi camino en el municipio, sea alcalde o no lo sea, esté en política o no, siempre echaré una mano a quienes estén allí porque no hay nada más bonito que poder ayudar a tus vecinos".

En su opinión, ahora Tarazona "es otra ciudad" gracias al trabajo realizado estos años, "solo falta que lo terminemos ya de rematar con el asentamiento del tejido productivo, el día que ocurra eso ya me daré por satisfecho", ha reconocido, para confiar en que las buenas noticias para el empleo en la ciudad "lleguen pronto".

Por último, ha asegurado que "no me he planteado en estos momentos si voy a volver a presentarme o no" a la reelección en la Alcaldía o "si la institución provincial vuelve a ser un posible objetivo. Mi primer objetivo, si es que lo hay en política, sería mi ciudad y, a partir de ahí, lo demás resulta secundario".

Sobre la posibilidad de dar el salto a la política autonómica, ha recordado que "ya estuve dos semanas" como diputado en el inicio de esta legislatura --renunciando al acta para centrarse en su labor en la institución provincial y la Alcaldía turiasonense-- y "tampoco es que me vuelva loco", ha concluido.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies