Beamonte (PP) planteará medidas de economía, despoblación y sobre el papel de Aragón

Fernando Martínez-Maíllo, Luis María Beamonte y Javier Campoy (PP).
EUROPA PRESS
Actualizado 12/04/2018 22:28:18 CET

ZARAGOZA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP Aragón, Luis María Beamonte, presentará "en las próximas semanas" cuatro documentos con iniciativas sobre crecimiento económico, fiscalidad, vertebración y bienestar, así como sobre el papel de Aragón en el conjunto de España.

Lo ha anunciado este jueves, en su intervención ante la Junta Directiva del PP Aragón, en un acto al que ha asistido el coordinador del PP, Fernando Martínez-Maíllo. De esta forma el PP regional presentará a los aragoneses una batería de propuestas "serias, que llenen de ilusión a nuestros conciudadanos desde la moderación, la tranquilidad, el respeto a todo el mundo".

La unidad y la cohesión han sido "las mejores señas de identidad que nos han caracterizado hace mucho tiempo", ha continuado Beamonte, quien ha indicado que desde el último congreso regional se ha reestructurado todo el entramado organizativo en los ámbitos autonómico y provincial, así como en Nuevas Generaciones.

SILLONES

Ha dicho que "la política del Gobierno de Aragón es la del intercambio de sillones" de manera que "el presidente le asegura el sillón al alcalde y el alcalde le asegura el sillón al presidente del Gobierno", lo que "cualquiera ha podido comprobar a lo largo de estos años".

Esto denota una "falta de responsabilidad tremenda" y constituye "una especie de Pacto del Tinell", ha opinado, criticando a quienes "dicen que quieren acuerdos y se quejan de todo".

Los aragoneses están "muy cansados de chantajes, de sobresaltos, de conflictos, de todo lo que hemos vivido este tiempo", ha continuado Beamonte, proclamando que el PP tiene la obligación de intentar ganar las elecciones de 2019 y gobernar, a lo que ha añadido que son "la primera fuerza" y lo seguirán siendo.

El Gobierno de Lambán está "en el tiempo de descuento", ha señalado Beamonte, agregando que los esfuerzos del presidente se han focalizado en "sobrevivir en el intercambio de sillones y las luchas internas orgánicas".

Tras aseverar que "no podía ser que quienes condicionaban el día a día del Gobierno fuesen además la oposición", ha aseverado que "hoy nadie duda de que la oposición es el PP", un partido que "ha marcado su impronta, su ritmo a un Gobierno confiscador, sectario", lo que "no significa renunciar al acuerdo y al diálogo".

Ha puesto el ejemplo de la aprobación del techo de gasto de 2017, que el PP apoyó, y de la elección del nuevo Justicia de Aragón, que el PP ha posibilitado, porque "no íbamos a consentir" que se continuara denostando las instituciones tras haber fracasado algún intento de renovar este cargo "por culpa de otros", por lo que "optamos porque la institución estuviese por encima de cualquier otra diferencia". "Los demás planteamientos han sido falsos, pactos de conveniencia", ha continuado el dirigente popular.

Este acuerdo "no es un planteamiento de imposición", sino que "dialogar es dejarse muchas veces pelos en la gatera para poder llegar, pensar en el interés general, pero también no tener complejos".

Los populares están "dando la batalla" en las Cortes y otras instituciones, como ayuntamientos, comarcas y diputaciones "porque es injusto que Aragón sea la comunidad donde se confiscan de manera más importante los ahorros del conjunto de sus ciudadanos", lo que supone "un agravio brutal para un Gobierno que en lo que llevamos de legislatura ha ingresado ya 1.279 millones de euros más que el Gobierno anterior" en el mismo periodo.

También se ha quejado del "atasco" legislativo en las Cortes, subrayando que no se han puesto en marcha todavía las leyes del "pacto de la izquierda radical", la de renta social básica y la de pobreza energética.

DETERIORO INSTITUCIONAL

"Es lamentable el nivel de deterioro institucional al que en muchas ocasiones nos ha llevado el Gobierno radical de izquierda", ha considerado, en alusión al "deterioro" de la institución de la Presidencia de las Cortes con el "cambio de sillones" o la puesta "en entredicho" del modelo de CARTV.

Ha resaltado las actuaciones del Gobierno de España en Aragón esta legislatura, con 750 millones de euros en obras en ejecución y licitadas o la aprobación del FITE, así como la reapertura del Cuartel Sancho Ramírez de Huesca, la parada del tren EVA en Zaragoza o las medidas contra la despoblación, "a pesar de la deslealtad del Gobierno de la Comunidad con el Grupo Popular y el Gobierno de la Nación".

PARTIDO ACTIVO

Por su parte, la portavoz parlamentaria, Mar Vaquero, ha destacado que el PP es un partido "muy activo" y ha repasado las actuaciones orgánicas y del Gobierno de España en la región.

Ha tildado de "imprudentes" a "aquellos que sin ideología ni valores se atreven a dar consejos y tratan de dar opiniones y a cambiar de opinión día sí día no, quienes fracasaron como gobernantes".

El presidente provincial del PP Zaragoza, Javier Campoy, ha dicho que los populares trabajan en la recuperación de las instituciones que no gobiernan, mientras que su homólogo de Teruel, Joaquín Juste, ha destacado el "relevo tranquilo" en las estructuras provinciales durante el último año y el presidente altoaragonés, José Antonio Lagüéns, ha dicho que los militantes de esta provincia ya están trabajando en la elaboración de las candidaturas de 2019.