Belloch condena el asesinato de Puelles que murió "por servir a la ciudadanía y defendernos del terrorismo"

Actualizado 20/06/2009 14:57:41 CET

ZARAGOZA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Unas 200 personas se concentraron hoy, a las 12.00 horas ante las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza, para mostrar su rechazo al terrorismo y condenar el atentado perpetrado ayer por la banda terrorista ETA en Arrigorriaga y que costó la vida al inspector jefe de la Policía Nacional, Eduardo Puelles García, "una persona que ha muerto por servirnos a todos los demás, por servir a la ciudadanía, al país, y defendernos de los terroristas".

Así lo aseguró el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, durante la concentración celebrada en la capital aragonesa, a la que asistieron unas 200 personas, entre ellas miembros de la corporación municipal, como el vicealcalde Fernando Gimeno, el consejero de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, el consejero de Economía, Francisco Catalá, la consejera de Servicios Públicos, Carmen Dueso, la concejal de Cultura, Pilar Alcober, y los portavoces de los grupos municipales del PP, CHA e IU, Dolores Serrat, Juan Martín y José Manuel Alonso, respectivamente, entre otros miembros del Consistorio.

También participaron en el acto el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, el presidente de las Cortes de Aragón, Francisco Pina, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, la consejera de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón, Ana Fernández, la secretaria general del PP-Aragón y diputada en las Cortes, Rosa Plantagenet, y la nadadora paralímpica Teresa Perales, en representación del Partido Aragonés (PAR).

La concentración comenzó con cinco minutos de silencio que se rompieron con los aplausos de las personas congregadas en la Plaza del Pilar de Zaragoza. A continuación, el alcalde de la capital, Juan Alberto Belloch, explicó a los medios de comunicación que desde que en el día de ayer "nos enteramos todos de este nuevo asesinato, lo único que no se me quita de la cabeza es pensar en el dolor de su esposa, de sus dos hijos, de su hermano, de sus familiares y amigos", porque "eso es lo más espantoso", el hecho de "pensar que ellos estarán pensando en cómo murió".

En este sentido, Belloch advirtió que la banda terrorista ETA, con este atentado, "sabía perfectamente lo que quería, asesinar a un policía que, fiel a su obligación, colaboró de manera activa en la detención de múltiples terroristas". Así, el inspector jefe de la Policía Nacional, Eduardo Puelles "es una persona que ha muerto por servirnos a todos los demás, por servir a la ciudadanía, al país, y por defendernos de los terroristas", concluyó.