Belloch quiere sacar a concurso esta legislatura la segunda línea del tranvía, que también se haría en 2 fases

Juan Alberto Belloch
EUROPA PRESS
Actualizado 01/10/2011 14:17:07 CET

El alcalde cree que vender "una de nuestras muchísimas joyas del patrimonio sería una solución, la mejor, y no desisto en absoluto"

ZARAGOZA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, el socialista Juan Alberto Belloch, tiene intención de sacar a concurso esta legislatura la segunda línea del tranvía Este-Oeste, que también se haría en dos fases, como se está realizando la primera línea.

"Ojalá podamos sacarla a concurso", ha declarado Belloch en una entrevista a Europa Press, para detallar que la primera fase sería entre Delicias y hasta la 'Y' de los barrios de Las Fuentes y San José, "que es el tramo más rentable porque tiene garantizada una movilización básica, mientras que San José y Las Fuentes son muy convenientes en términos sociales, pero es más discutible financieramente y habrá que volver a hacer cuentas".

Sobre mantener el mismo precio para el autobús y el tranvía, ha aseverado que "tenemos el precio más barato de autobús en España" e "independientemente de que debe haber alguna subida puntual, no demasiado grande, ni de manera inmediata, se replanteará el día que esté finalizada la línea 1" del tranvía.

Entonces, no sólo se duplicará el número de usos, sino que se multiplicará porque el tranvía "es plenamente eficiente y en ese momento se replantearán los autobuses, sin olvidar que el tranvía tiene que ser rentable porque la mayoría del capital son empresas privadas". Al respecto, ha observado que "sólo si es rentable será posible abordar la segunda línea del tranvía".

Belloch ha indicado que "de manera absurda, la derecha ha decidido que no al tranvía" y "todavía no lo entiendo" porque "la derecha en toda España y en todo el mundo ha realizado tranvías y nadie lo ha convertido en un elemento ideológico y no debe serlo porque es el mejor medio de transporte", ya que es ecológico, rápido y accesible. "El tranvía no debería ser de izquierdas o derechas, pero en Zaragoza lo es", ha lamentado.

En tono irónico, ha apuntado que "creo, aunque sea una maldad, que la derecha se opone porque no quiere que le invadamos el centro desde los barrios; es la única explicación psicológica, que no política, que encuentro" y ha remarcado que "con el tranvía los habitantes de viviendas de protección oficial de los barrios llegarán al centro en diez minutos, que es donde tradicionalmente el PSOE no saca votos".

PROYECTOS PENDIENTES

"El cierre de la orla este y terminar las dos líneas del tranvía son las dos grandes cosas que le faltan a Zaragoza, lo demás es complementario", ha estimado el alcalde, para detallar que la orla este se podría hacer como operación urbanística al margen de un gran evento, "pero es que ahora ni hay evento, ni hay operación urbanística posible porque el sector inmobiliario está parado".

Sobre la movilidad también ha abogado por "convertir el cercanías en nuestro metro, porque el metro no es viable ni económicamente ni sociológicamente porque no somos una ciudad de un millón de habitantes".

Con un sentido práctico, ha enfatizado que "vamos a dejarnos de historias y a centrarnos en lo posible, porque con la Estación de Goya se ha dado el paso más caro y definitivo para, con un par de apeaderos baratos, convertir el cercanías en rentable y cumpla las veces de metro en una parte de la ciudad y favorecer la movilidad con más carriles-bici porque la movilidad es la apuesta fundamental de esta legislatura".

PLAN ECONÓMICO FINANCIERO

Belloch ha reconocido, respecto a la petición de los grupos municipales de que elabore un Plan económico financiero, que "quiero que lo aprueben (CHA e IU) incluso antes de que formen parte del Gobierno porque es fundamental para acudir a préstamos y es más urgente que el propio presupuesto, que puede esperar teniendo ordenanzas fiscales".

"Me gustaría aprobarlo antes de las elecciones generales del 20 de noviembre y no creo que sea un tema polémico en términos políticos porque son sólo grandes cifras, es algo técnico; la política empieza en cómo se distribuyen esos recursos y cómo se adquieren, cómo se distribuye la escasez".

SERMUZA Y VENTA DE PATRIMONIO

Ante la tramitación de la sociedad mercantil municipal de gestión del saneamiento y depuración de aguas (SERMUZA), Belloch cree que "lo razonable es que se garantice el compromiso político de que sea municipal cien por cien". La petición de CHA e IU "me parece razonable y, si se puede traducir a los estatutos de la sociedad, ya es un problema técnico que el interventor dirá y probablemente es muy difícil que técnicamente se pueda limitar".

Ha añadido que "tenemos que equilibrar ingresos y gastos y si falta dinero se puede discutir de dónde se saca, pero lo cierto es que falta" y para obtenerlo "hay muchas vías".

Como ejemplo, ha dicho que se puede subir un céntimo el autobús, que supone recaudar casi un millón de euros más, pero "lo que es de cajón es que hay que tomar decisiones que no pueden gustar por definición, como alargar la frecuencia del bus o eliminar los 600 interinos que hay en la ciudad y, si desaparecen, como pretende el PP, pues tendremos resuelto un problema, pero a mí no me parece la vía más adecuada".

En cuanto a la venta de patrimonio municipal para aumentar los ingresos, Belloch ha indicado que "tenemos un patrimonio inmenso" y "Zaragoza es multimillonaria porque nunca hemos vendido nada. No hay ninguna ciudad en España que tenga nuestro patrimonio, pero lo relevante es que no hay mercado".

La venta de inmuebles es para Belloch "de las fórmulas más razonables porque cuando se tienen problemas se vende algo del patrimonio y se pasan los años de crisis. Vender una de nuestras muchísimas joyas sería una solución, la mejor de todas porque no afectaría a personas y no desisto en absoluto".

No obstante, ha reconocido que "lo malo es que ahora no tenemos comprador, pero estamos en conversaciones con inversores de muchos sitios y parece haber cierto movimiento" y es posible que "dentro de poco tengamos inversiones", ha avanzado, para matizar que "no sólo compradores de inmuebles, sino inversores en logística, industriales".

RELACIONES CON EL GOBIERNO

Tras admitir que entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón "tenemos deudas respectivas", ha puntualizado que el Ejecutivo autonómico "nos debe más que nosotros a él" y "lo sensato sería que empezáramos a compensar y reducir al máximo esas deudas; intento no apretar demasiado" porque al Gobierno aragonés "le pasa como a nosotros, económicamente nadie está demasiado bien".

Ha añadido que "todos tenemos problemas económicos, pero frente a eso o estamos todo el santo día tirándonos los zapatos a la cabeza, que no conduce absolutamente a nada, o se apuesta por las buenas relaciones institucionales", para deducir que la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, "creo que también tiene esa mentalidad institucional y las relaciones van a ser positivas".

El alcalde se ha mostrado partidario de "organizar las cosas para cuando haya dinero". Así, "nada puede impedir que se haga una Ley de capitalidad y que cada uno asuma la responsabilidad de sus competencias propias" puesto que "mientras las vacas no vuelvan a engordar el Ayuntamiento no puede asumir costes que no le corresponden competencial y jurídicamente".

Así, ha propuesto "organizar el modelo y que se ponga en marcha cuando empiece a mejorar la situación económica y aumenten los ingresos y la participación de las autonomías en los ingresos del Estado". Hasta entonces, "hay mucho trabajo que hacer y bastante apasionante" y la crisis "es una buena ocasión para arreglar problemas estructurales que en otra situación no se habrían abordado".

El alcalde ha concluido al señalar que "tal y como están las cosas nos tenemos que ir retirando de las competencias de otros para ir ejerciendo dignamente las que son exclusivas del Ayuntamiento y esa lenta retirada de las competencias impropias es el futuro del municipalismo en toda España".