Broto cifra en 16 las cámaras de vigilancia del albergue y el aumento de la plantilla en 10 trabajadores

 

Broto cifra en 16 las cámaras de vigilancia del albergue y el aumento de la plantilla en 10 trabajadores

 Luisa Broto
EUROPA PRESS
Publicado 20/06/2017 13:55:36CET

ZARAGOZA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La vicealcaldesa de Zaragoza y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha cifrado en 16 las cámaras de seguridad del albergue municipal que además "son controladas por la Policía Local en tiempo real", desde que el pasado mes de octubre se ampliara este sistema de vigilancia, y además se ha consolidado la plantilla al cubrir las 10 plazas que había vacantes, "lo que nunca se había hecho antes".

Estas 10 plazas corresponden a Técnicos Asistentes Sociocultural (TAS), a las que se suma un puesto de educador y una tercera trabajadora social, ha detallado Broto en la comisión de Derechos Sociales en respuesta a una pregunta del PP sobre las medidas de seguridad en el albergue municipal tras las agresiones.

El pasado mes de diciembre, al parecer, una trabajadora sufrió la agresión de un usuario y el pasado mes de mayo una usuaria fue víctima de una violación por parte, presuntamente, de otro usuario.

Broto ha subrayado que esta "mejora y consolidación del personal es un elemento sustancial para poder trabajar con calidad y calidez" en el albergue municipal.

En el listado de mejoras que se han aplicado desde hace meses, la vicealcaldesa ha detallado que se han instalado llaves las habitaciones individuales en todo el albergue y se estudiará la petición de "separar la zona de hombres de la de mujeres".

En su intervención ha dicho que se está terminando de redactar el proyecto de nuevo albergue que aporte "dignidad y mejore la acogida, los puntos ciegos, las vías de salida, la iluminación, el mobiliario, la intimidad, la seguridad y la versatilidad de los proyectos".

"AMBICIOSO"

Asimismo, ha informado de que se ha encargado revisar la evaluación de riesgos laborales, que data de 2001, y hacer una evaluación de riesgos psicosociales.

En esa línea, Broto ha avanzado que se está en proceso de revisión del Reglamento del albergue y se enmarcará en un "ambicioso" plan de convivencia, en el que se propone por parte de los trabajadores hacer una ficha para recoger las normas más dudosas y las dudas en la toma de decisiones.

También se está haciendo un proceso de participación con todo el personal del albergue, incluida la Policía Local y ha apuntado que se intensificará la coordinación con este Cuerpo policial sobre los protocolos de intervención.

Otra acción que ha dado a conocer es la intensificación de la formación, acogida y adaptación de perfiles de los profesionales, para lo que se elaborará un protocolo de acogida par los trabajadores cuando se incorporen por primera vez, se creará un grupo de trabajo sobre intervención con personas "sin hogar" y un curso de atención a personas sin hogar y resolución de conflictos.

Dentro del trabajo de organización interna ha contado que se han institucionalizado las reuniones semanales por categorías; se van a recoger y analizar todas las mejoras de seguridad con la Policía Local y los expertos; se va a trabajar en la cohesión de los profesionales que trabajan en el albergue y se revisarán los manuales de puestos de trabajo de todas las categorías para aclarar roles y responsabilidades, ha concluido.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies