Broto propone una última fase de transición del Programa Estatal de Refugio gestionada por ayuntamientos

 

Broto propone una última fase de transición del Programa Estatal de Refugio gestionada por ayuntamientos

Contador
La vicelacaldesa Broto ante el Ministerio de Empleo y Seguridad Social
AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA
Publicado 15/06/2017 16:43:43CET

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

La vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, ha propuesto que las entidades locales participen activamente en la acogida de personas demandantes de protección internacional mediante la creación de una última fase en el Programa Estatal de Refugio que se haga cargo de su integración en las ciudades.

Broto ha mantenido este jueves un encuentro con la secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, en el que le ha trasladado esta iniciativa.

La vicealcaldesa de Zaragoza ha manifestado su "satisfacción" tras mantener una conversación "larga y en profundidad" con la Secretaria General, quien le ha emplazado a mantener una próxima reunión con el subdirector General de Integración de los Inmigrantes, Francisco García Villar, para seguir avanzando en esta propuesta.

"Las ciudades nos ofrecemos a colaborar de forma activa en el proceso de apertura de plazas para solicitantes de asilo y en el desarrollo del Programa Estatal de Refugio, podemos y queremos acoger", ha manifestado Broto quien ha demandando un replanteamiento del procedimiento de atención social a solicitantes de asilo en España que pasa por la creación de una nueva fase de acogida gestionada por los municipios.

Además, ha recordado que el Artículo 25 de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local reconoce como competencia propia de los ayuntamientos la atención inmediata y la evaluación de situaciones de necesidad social a personas en situación de vulnerabilidad.

TRES FASES

Broto ha considerado "imprescindible" que los ayuntamientos "pongan en marcha un programa equivalente a una fase 4 -de un año de duración-, donde financiados con fondos públicos, se puedan mantener hasta su inserción un cupo de refugiados que tengan derecho a idioma, formación para el empleo, apoyo en la vivienda y la construcción de itinerarios de inserción".

Actualmente el Programa Estatal de Refugio cuenta con tres fases, que, a juicio de Broto "cubren un tiempo insuficiente para la acogida, que provocará que las administraciones más cercanas sean quienes se hagan cargo de estas personas sin recursos suficientes".

Por ello, ha exigido la creación de un mecanismo para cofinanciar los costes derivados de los procesos de atención e integración de las personas migrantes y refugiadas y que se facilite el acceso a los municipios a los de los Fondos de Asilo, Migración e Integración (FAMI) y a todos aquellos fondos europeos a los que los puedan optar para el desarrollo de programas municipales de acogida complementarios al Programa Estatal, tal y como sucede en otros países de la Unión Europea.

También ha pedido que el Gobierno proporcione información pormenorizada del destino de los FAMI para asegurar que, efectivamente, se destinan a la acogida de refugiados e inmigrantes y no a otras políticas como levantar fronteras o construir muros.

ZARAGOZA QUIERE SER UNA CIUDAD DE ACOGIDA

Para hacer frente a la mayor crisis humanitaria tras la Segunda Guerra Mundial, la Comisión Europea propuso en 2015 dos mecanismos de emergencia para implicar a los estados miembros y aliviar el peso desproporcionado que están sufriendo los países de las fronteras del sur de Europa y los países vecinos de Siria.

En el caso de España el ritmo de acogida de refugiados a través de los mecanismos de reubicación y reasentamiento está siendo especialmente lento.

A sólo tres meses de cumplir el plazo acordado al Estado español han llegado menos de un 6 por ciento de lo establecido. En Zaragoza se han atendido en la fase previa a 108 personas -27 en el 2017-, todas ellas solicitantes de asilo detectadas en comisarías españolas, aeropuertos o en los servicios para inmigrantes del Ayuntamiento.

En cuanto al Programa de acogida han llegado a la capital aragonesa 214 personas en tres años -63 en el 2017- que están siendo atendidas por Cruz Roja, Accem y CEPAIM.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha participado en el diseño del Protocolo de Acogida de personas de protección internacional en Aragón, impulsado por el Gobierno autonómico, y organizado una mesa permanente de recursos propios preparados para actuar en el momento que fuera oportuno, ante una posible llegada masiva de refugiados.

El Consistorio ha destinado en los presupuestos de 2016 y 2017 un total de 400.000 euros para la atención de estas personas y ha firmado 13 convenios de cesión de pisos con las entidades de acogida.

Zaragoza se une a la Red de Ciudades refugio en septiembre de 2015, y el alcalde, Pedro Santisteve, tras participar el pasado mes de diciembre en una cumbre europea en el Vaticano, pide a Mariano Rajoy, junto a los alcaldes de Madrid, Barcelona, Valencia y A Coruña, que las entidades locales puedan gestionar la acogida de refugiados y asegurar el cumplimiento de las cuotas de reubicación firmadas por el Estado español.

Por último, Broto ha vuelto a exigir que el Gobierno Central "cumpla su acuerdo ante la Unión Europa de 2015 para acoger a 16.000 personas" ya que la pasividad de estados como el nuestro "está poniendo en peligro miles de vidas, con más de 5.000 personas muertas en el Mediterráneo solo en 2016- cuando intentaban llegar hasta nuestra costas".


La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies