Calatayud estrenará un consulado itinerante para atender las consultas de los ciudadanos rumanos

 

Calatayud estrenará un consulado itinerante para atender las consultas de los ciudadanos rumanos

Actualizado 20/04/2009 19:54:39 CET

CALATAYUD (ZARAGOZA), 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Calatayud va a ser la primera localidad aragonesa en poner en funcionamiento un consulado itinerante, una iniciativa tomada con carácter temporal hasta que el Consulado de Rumanía en Zaragoza pueda poner en marcha una oficina de atención abierta al público.

El consulado itinerante atenderá al público, por el momento, en las instalaciones de la Asociación Pro-Rumanía en la ciudad, aunque según la reunión mantenida entre la cónsul de este país en Zaragoza, Mioara Grigorescu, y el alcalde, Víctor Ruiz, el Ayuntamiento de Calatayud "prestará todo su apoyo" para que este servicio de atención al público pueda acondicionarse en instalaciones municipales.

Calatayud será la primera localidad aragonesa en poner en marcha este servicio aunque, según aseguró la cónsul, "está prevista su organización en Huesca y en Teruel en un primer momento y, después, en otros municipios más pequeños como Ricla, La Almunia, Calatorao, Cariñena o Alcañiz".

El consulado itinerante de Calatayud atenderá las consultas y solicitudes de ciudadanos de origen rumano dos veces al mes hasta que las instalaciones de Zaragoza estén abiertas al público, algo que tardará meses en ocurrir, según adelantó Mioara Grigorescu.

En esta sede itinerante, los ciudadanos podrán realizar cualquier trámite para resolver cuestiones administrativas relacionadas con su país de origen, asumiéndose todas las funciones atribuidas a un consulado como el otorgamiento de poderes.

Los ciudadanos que tengan alguna consulta deberán pedir una cita previa enviando un correo electrónico a 'consuladorumaniazaragoza@hotmail.com' e indicando en él sus datos para que los representantes del consulado puedan ponerse en contacto con esa persona y atender su solicitud.

Con la puesta en marcha del consulado itinerante se pretende facilitar cualquier cuestión administrativa a los ciudadanos de origen rumano que actualmente viven en España. Hasta ahora, para resolver este tipo de consultas los ciudadanos rumanos debían desplazarse hasta el consulado de ese país en Barcelona, con los inconvenientes laborales y económicos que eso supone.

Mioara Grigorescu defendió la necesidad de crear un consulado en Zaragoza porque "el 70 por ciento de las cuestiones que se presentan en Barcelona pertenecen a rumanos que viven en Aragón". También destacó que, hoy en día, el 20 por ciento de los habitantes de Calatayud son personas con origen en este país, de ahí la importancia de la colaboración institucional con esta localidad.

En un encuentro reciente entre el alcalde de Calatayud y la cónsul de Rumanía en Zaragoza también se han tratado otros temas como la reciente cesión de un local municipal, el Aula de San Benito, para que los cristianos ortodoxos puedan realizar sus ceremonias religiosas. "Es una muestra más de la estrecha colaboración con las autoridades locales, interesadas en la correcta integración de los rumanos en la comunidad", explicó Mioara Grigorescu.

Desde Calatayud también se esta trabajando en otros proyectos de integración cultural como las propuestas de crear una biblioteca con fondos de las dos nacionalidades o la de materializar un mayor intercambio de actividades culturales para que la población de Rumanía pueda conocer dónde viven sus familiares en España.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies