Cámara de Comercio recibe proyectos viables de emprendedores que no encuentran financiación para realizarlos

Actualizado 24/02/2009 15:41:22 CET

Los trabajadores autónomos representan ya un tercio de la economía aragonesa, según un estudio de la Cámara de Comercio de Zaragoza

ZARAGOZA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza ha recibido este año, en los meses de enero y febrero, numerosos proyectos de emprendedores que "son viables" pero que no consiguen financiación para poder ser desarrollados.

Así lo aseguraron hoy, durante la rueda de prensa de presentación de un estudio sobre los trabajadores autónomos en Aragón, el director general de la institución cameral, José Miguel Sánchez, el presidente de la Comisión de Autónomos de la Cámara, Gabriel Morales, y el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y director del estudio elaborado por ESI Economic Strategies and Initiatives, Marcos Sanso.

José Miguel Sánchez mostró también la preocupación de la Cámara por la situación de los autónomos, colectivo "que responde con su patrimonio, que hace un esfuerzo extraordinario y que también tiene problemas de financiación".

En este sentido, y según los datos obtenidos en la Ventanilla Única Empresarial de la institución, "se presentan proyectos a la Cámara, más que antes, que son viables pero que no encuentran financiación y es una desgracia", porque podrían llevarse a cabo, apuntó.

Esta situación afecta especialmente a los jóvenes y personas paradas, según detalló en declaraciones a los medios de comunicación la técnico de atención a los emprendedores del área de empresas de la Cámara, Elena Batanero.

En los últimos meses, como consecuencia de la crisis, la Cámara ha recibido más propuestas, de modo que se ha incrementado en un 50 por ciento la atención a los emprendedores. Sin embargo, este aumento de propuestas no se ha reflejado en la creación de empresas "por las condiciones más duras" que se exigen a la hora de acceder a un crédito.

Así, en los meses de enero y febrero se han recibido unas 187 propuestas en Zaragoza, mismo nivel de iniciativas que se habían recibido en marzo de 2008. La mayoría están relacionadas con el comercio de proximidad y de todas las que se presentan "un tercio de ellas suelen ser viables", pero sólo un tercio de las propuestas viables consiguen financiación.

Respecto al perfil de las personas que presentan sus propuestas a la Cámara, se trata de desempleados, jóvenes o personas de unos 50 años, "que ven difícil encontrar un nuevo trabajo y que piensan que el autoempleo es la única forma de salir adelante", indicó Batanero. También se han registrado traspasos de negocio, agregó.

UN TERCIO, AUTÓNOMOS

El estudio sobre los más de 100.000 trabajadores autónomos en Aragón, presentado hoy y basado en datos de autónomos no agrícolas --es decir, de autónomos de los sectores servicios, construcción e industria--, destaca que los trabajadores autónomos representan ya un tercio de la economía aragonesa, según datos de 2005 y 2006, "a pesar de que los autónomos son un quinto de todos los afiliados en Aragón", señaló Marcos Sanso.

De hecho, desde el año 2000, el número de trabajadores autónomos en Aragón se ha incrementado en un 20 por ciento y, en el año 2007, el numero de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social ascendía a 104.648 personas.

Asimismo, el 29 por ciento de los trabajadores autónomos no agrícolas contratan personal asalariado, de forma que "generan más actividad". Como media, cada trabajador autónomo contrata a tres trabajadores asalariados, de manera que más de 171.000 asalariados en Aragón están vinculados a un empresario autónomo.

Por sectores, tanto en Aragón como en el resto de España, un 70 por ciento de los autónomos se dedica al sector servicios; "algo más del 20 por ciento a la construcción y algo menos del 10 por ciento a la industria".

Sanso advirtió que "tradicionalmente el comercio era el sector que mayor porcentaje de autónomos tenía, pero lo superó la construcción a partir de 2006, y antes de ese año en Huesca". Sin embargo, debido a la crisis económica general, "no se qué ocurrirá ahora que la construcción se ha parado".

Por otra parte, las mujeres y los extranjeros están ganando presencia como trabajadores autónomos, así como ha aparecido un importante segmento auxiliar de la intermediación financiera. Respecto a los trabajadores dependientes, aquellos que facturan más de un 75 por ciento para un sólo cliente, representan al 36 por ciento del total de autónomos en Aragón.

El catedrático Marcos Sanso subrayó las diferencias que se dan entre las tres provincias aragonesas. Así, en creación de empresas existe "un mayor dinamismo en Zaragoza que en Huesca y en Teruel", y también hay una mayor productividad en la provincia de Zaragoza. Por sectores, en la provincia zaragozana hay más trabajadores autónomos en el sector servicios, mientras que en Huesca y en Teruel, la construcción es el sector predominante.

Por último, los autónomos eligen de forma mayoritaria la base mínima de cotización. Los autónomos con asalariados optan más por la tributación por estimación directa, mientras que los empresarios individuales o profesionales eligen de forma mayoritaria el sistema de módulos.

VENTAJAS E INCONVENIENTES

Por otra parte, el estudio explora las ventajas y desventajas de la figura del autónomo, además de profundizar en sus características. Ser sus propios jefes, flexibilidad horaria, autonomía, flexibilidad e independencia son las ventajas que los autónomos aragoneses ven en su forma empresarial.

Respecto a los inconvenientes, se refieren a la inexistencia de bajas laborales por motivos de salud, la ausencia del cobro de subsidios por desempleo y por la responsabilidad ilimitada, ya que responden con todos sus bienes, incluidos el patrimonio familiar.

En este sentido, José Miguel Sánchez recordó que los autónomos "no son trabajadores, son empresarios", y suponen "un sector importantísimo en el tejido económico aragonés", agregó Gabriel Morales, y por ello apostaron por mejorar sus condiciones laborales, especialmente en lo relativo a la financiación, la fiscalidad y la Seguridad Social.

Respecto al Estatuto del Trabajador Autónomo, Gabriel Morales explicó que esperan las normas que regularán esta norma "con esperanza, porque en la situación actual no nos complace", ya que "contemplaba más los intereses de los autónomos dependientes e ignoraba las acciones necesarias para los pequeños empresarios".

Para Marcos Sanso, el Estatuto "en muchos aspectos era una declaración de intenciones que aún no se ha puesto en marcha", y ahora se desarrollará con la reglamentación, que esperan "apoye a todos" los autónomos en condiciones de igualdad. De hecho, "estos reglamentos --que desarrollarán el Estatuto-- nos llenan de ilusión", concluyó Gabriel Morales.