El cambio climático eleva las temperaturas máximas en Zaragoza

 

El cambio climático eleva las temperaturas máximas en Zaragoza

Presentación del estudio sobre el cambio climático en Zaragoza
EUROPA PRESS
Actualizado 06/08/2014 16:42:05 CET

La ciudad disminuye las emisiones de CO2 entre 2005 y 2013 cerca del 20 por ciento

ZARAGOZA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El cambio climático ha elevado las temperaturas máximas anuales en la capital aragonesa, según se desprende de un estudio científico elaborado por la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad en coordinación con el Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza.

El consejero de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la ciudad, Jerónimo Blasco, y el catedrático de Geografía y Ordenación del Territorio de la citada universidad, José María Cuadrat, han presentado en rueda de prensa este estudio científico sobre el impacto del cambio climático en el mapa térmico de Zaragoza.

Cuadrat ha explicado que se han utilizado datos desde finales del siglo XIX, logrando una de las series más largas de España, y que ha permitido constatar un incremento total de la temperatura entre 1892 y 2014 de 1,6 grados Centígrados, con una media de aumento 0,07 grados por década.

No obstante, "desde los años ochenta del pasado siglo se observa un aceleramiento del proceso de calentamiento" y la última década ha sido la más calurosa desde que se obtienen registros, tendencia que se prolongará durante los próximos años según las previsiones.

El catedrático ha subrayado que la subida "más significativa" se ha observado en las temperaturas máximas, que "cada vez son más intensas", con una media de 0,17 grados más cada década desde 1950. En el caso de las mínimas, también se ha registrado incremento, aunque ha sido menor, de 0,10 grados por década en el mismo periodo y, por ejemplo, "cada vez son menos los días de heladas".

NOCHES TROPICALES

El estudio revela que ha aumentado "de forma extraordinaria" el número de noches tropicales, aquellas en las que la temperatura no baja de los 20 grados Centígrados, lo que dificulta el descanso, con 386 en el periodo 1991-2010 frente a las 89 entre 1901 y 1930. Por otra parte, son cada vez más frecuentes los años en los que la temperatura diaria de Zaragoza supera los 35 grados.

Cuadrat ha comentado que lo que ha ocurrido en la capital aragonesa es "similar" a otras ciudades españolas y europeas, que refleja que "hay un claro calentamiento térmico", con incrementos de la temperatura algo más altos en la zona sur y centro, de 1,7 o 1,8 grados, y más bajos en el norte, de 1,4 o 1,5.

Asimismo, se ha referido a la isla de calor de Zaragoza, provocada por la temperatura que genera la propia ciudad, y que es más elevada en las zonas más céntricas --como Casco Histórico, Las Fuentes, Delicias y zona centro--, pudiendo haber una diferencia de 3 a 5 grados, e incluso en ocasiones de 6, con las de la periferia --como San José, Torrero, Oliver, San Gregorio y Montecanal--. Además, el cierzo y el bochorno desplazan la isla de calor a diferentes puntos del municipio.

El catedrático ha precisado que a la hora de tomar medidas hay que tener en cuenta tanto el comportamiento del clima como la acción de la ciudad, y ha sostenido que hay que afrontar el cambio climático atendiendo tanto los problemas medio ambientales como los socio económicos.

El especialista ha asegurado que se puede intervenir con acciones como incrementar las zonas verdes y rebajar la densidad urbana --marcada por la altura y cercanía de los edificios--, que "reducen la isla de calor" de la ciudad.

MÁS QUE PALPABLE

El consejero de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco, ha recalcado que el cambio climático "es más que palpable" y ha mencionado las diferentes actuaciones que se están potenciando desde el consistorio para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, uno de los causantes del mismo.

En este punto, ha indicado que entre 2005 y 2013 las emisiones se han aminorado casi el 20 por ciento, gracias, por ejemplo, a la ordenanza para rehabilitación y vivienda nueva que apuesta por la ecoeficiencia energética en los edificios. Así, en el ámbito residencial la bajada ha sido del 23,6 por ciento.

Además, en movilidad ha habido una disminución del 11,4 por ciento y ha enumerado acciones como la puesta en marcha del tranvía, la potenciación de la bicicleta y el apoyo al vehículo eléctrico.

En el caso de la industria, "tenemos que aplicarnos", ha reconocido, mientras que en el ámbito de la aviación han aumentado las emisiones el 400 por ciento --fruto del incremento de la actividad de carga y pasajeros del aeropuerto de Zaragoza--, si bien esta cifra no es significativa según Blasco, puesto que su volumen en el total de emisiones de CO2 es bajo --2.577 toneladas de CO2 al año frente a las 1,1 millones de toneladas/año del sector industrial--.

ESTUDIO

El Ayuntamiento de Zaragoza ha indicado que este estudio ha recogido toda la información instrumental térmica disponible y registrada en el municipio. En total, han sido utilizados diez observatorios, de características y longitud temporal muy diferentes, para reconstruir una serie desde 1892.

Ésta ha sido sometida a un proceso de control de calidad y análisis de homogeneidad, "de tal forma que cualquier cambio o tendencia registrada sea una reacción directa y real de la evolución del clima y no de causas externas diferentes a las climáticas". Para ello se ha empleado el método HOMER, impulsado por la Unión Europea, que incorpora los últimos métodos y técnicas de gestión de datos, han apuntado las mismas fuentes.

Por su parte, el catedrático José María Cuadrat ha recordado que el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, al que él pertenece, ha señalado en su último informe de 2013 como escenario global para los próximos años el creciente aumento de las temperaturas, agravado en las ciudades por el efecto urbano de la isla de calor, sugiriendo la necesidad de poner el estudio del clima urbano en el centro de la discusión para anticipar los cambios y definir estrategias de adaptación.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies