Cáritas pide a los ciudadanos que recuperen los valores de sencillez y austeridad

 

Cáritas pide a los ciudadanos que recuperen los valores de sencillez y austeridad

Actualizado 14/12/2011 14:49:10 CET
Francisco Yagüe Y Carlos Sauras En La Presentación De La Campaña De Cáritas
Foto: EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Cáritas Diocesana de Zaragoza pide a los ciudadanos, en su campaña de Navidad, que recuperen los valores de la sencillez y austeridad ante el repunte de la desigualdad y el aumento de la desprotección social en un 2011 en el que se repetirán e, incluso, se podrían superar las cifras de 2009, que fue "un año muy duro".

   De hecho, Cáritas estima que las ayudas que ofrece se incrementarán en un 11 por ciento este año y su importe en un 14 por ciento, según han detallado este miércoles en rueda de prensa el director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Carlos Sauras, y el secretario de la entidad, Francisco Yagüe.

   Bajo el lema 'Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir', Cáritas pone en marcha esta campaña de Navidad en un momento en el que "no son permisibles retrasos ni equivocaciones" en la toma de decisiones que ayuden a superar estos problemas sociales, una labor que depende no sólo de las administraciones públicas sino también de cada ciudadano.

   Carlos Sauras ha aludido al cambio en el Gobierno central, tras las elecciones, para confiar en que adopten políticas que incidan en la creación de empleo pero también "que impulsen un nuevo orden social donde los empobrecidos y los pobres tengan su lugar", porque "somos un Estado social" y, como la educación o las pensiones, la atención a las personas pobres, en situación de necesidad o excluidas, también debería "ser asumida por la sociedad".

   Sauras ha realizado un breve balance de los últimos tres años de crisis desde el verano de 2008, para advertir que en este tiempo la globalización ha incrementado las consecuencias de la crisis, aumentando las diferencias entre ricos y pobres.

   "La pobreza se ha enquistado", ha lamentado el director de Cáritas, al observar que las administraciones públicas "no han reaccionado con la agilidad y sensibilidad que debían ante este gran problema", que ha calificado de "auténtica epidemia".

CLIMA DE DESESPERANZA

   El 2009 fue el año "más duro", en 2010 parecía que la situación se estaba suavizando, pero ahora en 2011 predomina "un clima de desesperanza" y el número de familias que acuden a entidades como Cáritas "ha aumentado".

   Así, este año se están registrando cifras "similares a 2009" y, para poner fin a esta situación, "hace falta cambios de fondo", entre ellos garantizar unos ingresos mínimos y acometer un plan de vivienda de alquiler asequible para las personas necesitadas.

   No obstante, cada persona debe "reflexionar" y asumir un compromiso con los valores de la sencillez y la austeridad, ha apreciado Sauras, al subrayar que Cáritas "debe mantener un mensaje de esperanza" porque a pesar de los problemas "hemos visto la generosidad de la comunidad cristiana y de la sociedad en general. Hemos visto tanta generosidad que sabemos que esto saldrá adelante y cambiará", ha remarcado.

   Sin embargo, el secretario de Cáritas, Francisco Yagüe, ha advertido de que la salida de la crisis será lenta y, en ese camino, los servicios sociales públicos "saldrán mermados en su capacidad protectora".

   Para Yagüe, el sistema de protección se ha demostrado "débil, inacabado y fragmentado" ya que no ha podido "hacer frente a estas realidades". Al respecto, ha señalado como entre 2009 y 2010 ha aumentado de uno a dos puntos la tasa de pobreza en España y un punto en Aragón.

   Por tramos de edad, afecta a un 25,32% de las personas mayores de 65 años y a un 20,12% de los menores de 25 años; por sexos, a un 20,11% de las mujeres y un 16,66% de los hombres; y por tamaño del hogar, la pobreza afecta a un 38,9% de los hogares unifamiliares, "a personas mayores que viven solas, a personas solas sin red familiar o a inmigrantes", ha apuntado Yagüe; y a un 19,4% de familias de tres o más miembros.

ACCESO A SERVICIOS SOCIALES GENERALES

   En cuanto al acceso a los Servicios Sociales generales, según ha explicado el secretario de Cáritas, el tiempo que transcurre desde que una persona acude a los servicios sociales generales hasta que se le concede la primera cita continúa teniendo un retraso medio de dos semanas, pero puede llegar a un máximo de nueve semanas.

   En el conjunto de los servicios sociales el tiempo medio de espera es de dos semanas; cuatro semanas en los centros municipales de la capital aragonesa; y una media de una semana de espera en centros municipales de barrios rurales.

   De esta forma, los centros municipales de servicios sociales (CMSS) de la capital aragonesa son los que más cúmulo de retraso mantienen en promedio, aunque en barrios como Las Fuentes se ha reducido a la mitad el tiempo de espera.

   En el caso de los servicios sociales de base, como ejemplo, Yagüe ha mencionado que en la localidad zaragozana de Caspe el retraso es de 30 días. "La puerta de entrada al sistema público de servicios sociales está colapsada", ha alertado, para indicar que en muchos casos la sobrecarga de la demanda de servicios sociales no se resuelve con recursos de la administración sino que se externaliza a entidades del tercer sector, como Cáritas.

   Sobre la tramitación del ingreso aragonés de inserción, ha informado de que, según datos de octubre de 2011, el retraso puede alcanzar los siete meses de media; ocho meses en el caso de los CMSS de Zaragoza ciudad y que pueden llegar a diez meses. Al respecto, ha apuntado que en verano se experimentó un incremento en el tiempo de concesión por la falta de crédito y ha deseado que con los nuevos presupuestos de la Comunidad para 2012 esta situación "no vuelva a ocurrir", ya que la partida pasa de 6 a 20 millones.

AYUDAS DE URGENCIA

   En la tramitación de ayudas de urgencia, Yagüe ha observado que depende de las entidades locales, ayuntamientos y comarcas, pero en dos de cada tres casos en que se cubre esa necesidad "se hace tarde" y son las entidades sociales las que atienden en primer término las necesidades urgentes de las familias. En este caso, el tiempo medio de espera es de 8 semanas, aunque pueden llegar a las 16 semanas.

   Como consecuencia de estos retrasos, la mayoría de personas se ven afectadas acrecentándose su empobrecimiento y debilitando sus condiciones materiales de existencia: con una precarización residencial, alimentación deficiente, aumento del endeudamiento y pérdida de viviendas.

   También se incrementa la inestabilidad, propiciando conflictos familiares, mayor violencia con los menores, sentimientos de angustia, desasosiego, rabia, desmotivación e incertidumbre. En algunos casos se observa un aumento de personas en atención psiquiátrica.

FAMILIAS ATENDIDAS

   En 2007, el número de intervenciones de Cáritas fue de 2.446, se atendió a 1.497 familias y a un total de 4.143 personas. En 2010, esas cifras aumentaron hasta alcanzar las 3.687 intervenciones; 2.976 familias y 8.240 personas atendidas. En este 2011 se prevé que el número de ayudas se incrementará en un 11% y, además, Cáritas ha reforzado alguno de sus servicios como su programa de educación familiar dirigido a que los menores sufran lo menos posible.

   Para mejorar esta situación, Cáritas propone trabajar con las personas su conciencia de ciudadanos; promover unos servicios sociales públicos con una dotación presupuestaria y de personal adecuada y poner a las personas en el centro de la intervención, agilizando los procesos.

   Asimismo, desean un ingreso aragonés de inserción adecuado y que se vea complementado por una renta básica; que se ayude a la integración familiar y primer el interés del menor; y que se evite la aplicación restrictiva de las concesiones de ayudas de urgente necesidad.

   Por todo ello, Cáritas invita a los aragoneses a sumarse a su campaña de Navidad, a vivir con sencillez, sin caer en el consumismo, siendo solidario y compartiendo, utilizando los recursos económicos para vivir con dignidad y recurriendo a la banca ética y al comercio justo y local.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies