Caspe se convertirá en una villa medieval para celebrar el Juramento de los Compromisarios

Fiesta Del Compromiso De Caspe
AYTO CASPE/PRODUCCIONES CHE Y MOCHE
Actualizado 13/04/2017 12:10:45 CET

CASPE (ZARAGOZA), 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La localidad zaragozana de Caspe se convertirá de nuevo el próximo día 30 de abril en una villa medieval para recrear, por segundo año consecutivo, el acto de Juramento de los Compromisarios con el que se dará inicio al Compromiso de Caspe 2017.

El 'Juramento de los Compromisarios' fue un momento clave para el posterior desarrollo del Compromiso de Caspe, ya que fue el momento en que juraron públicamente y se comprometieron a actuar según sus conciencias.

Durante todo el día, la zona del entorno de la Colegiata de Santa María la Mayor con el Pórtico y la Escalinata, como escenarios principales, acogerán esta recreación que rememorará el hecho histórico ocurrido en la villa el 17 de abril de 1412.

Según ha detallado el Ayuntamiento de Caspe en una nota de prensa, tal y como quedó estipulado en la Concordia de Alcañiz, los compromisarios debían ser durante el tiempo que duraran las deliberaciones para poner fin al interregno, los dueños y señores de la villa.

Por tanto sus propietarios en ese momento, la Orden militar de Hospital de San Juan de Jerusalén tuvo que liberarla mientras tuvieran lugar dichas sesiones que una vez finalizaran devolverían.

El 17 de abril de 1412 siete de los nueve compromisarios juraron públicamente "comprometiéndose a actuar según sus conciencias en el encargo que se les había encomendado por parte de los respectivos Parlamentos".

El acto debía ser público y el escenario elegido para este Juramento fue el Pórtico y la Escalinata de la Colegiata, así como la actual plaza Compromiso, donde construyeron un altar para celebrar todas las ceremonias relacionadas con el acto.

COMPROMISARIOS

El arzobispo de Tarragona, Pere Çagarriga; el obispo de Huesca, Domingo Ram; el prior de la Cartuja, Bonifacio Ferrer; el maestro en teología, Fray Vicente Ferrer; el donado de la cartuja de Portaceli, Francisco de Aranda; y los caballeros Berenguer de Bardaxí y Bernardo de Gualbes, fueron los siete compromisarios que juraron públicamente el 17 de abril de 1412.

Posteriormente juraron los dos compromisarios que faltaban. El día 22 de abril lo hizo Guillem de Vallseca y el 18 de mayo, tras ser inhabilitado Giner Rabasa, lo hizo su sustituto, el valenciano Pedro Bertrán, doctor en decretos.

De esta forma, Caspe recreará el acto de juramento con actividades que se prolongarán durante todo el fin de semana, desde el viernes 28 de abril y hasta el domingo 30 cuando, a las 12.30 horas, tendrá lugar el acto central de la programación.

Con estas actividades se iniciará la conmemoración del Compromiso de Caspe, el proceso de negociación que en 1412 hizo posible una solución pacífica a la falta de sucesor del rey Martín I El Humano frente a la Corona de Aragón y que terminó con la designación del infante Fernando como nuevo rey.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies