CC.OO. se compromete a "proteger el empleo" de la industria auxiliar de Opel en Aragón

 

CC.OO. se compromete a "proteger el empleo" de la industria auxiliar de Opel en Aragón

Chema Fernando y Ana Sánchez, de CC.OO. Aragón
EUROPA PRESS
Publicado 18/03/2017 12:35:16CET

ZARAGOZA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de Comisiones Obreras (CC.OO.) Industria Aragón, Ana Sánchez, ha asegurado que "vamos a proteger el empleo y el cinturón empresarial entorno a la planta principal" de Opel en Figueruelas (Zaragoza) tras el anuncio de compra por parte de PSA de esta empresa europea del automóvil a General Motors.

En rueda de prensa, antes de participar en una asamblea con afiliados de la factoría de Opel y de las empresas auxiliares, Sánchez ha precisado que a todos ellos se les va a aportar "el mismo nivel de información", algo que representa "un mensaje sindical y político para la Administración, el Gobierno y la sociedad".

Según ha dicho, las empresas auxiliares están "conteniendo el aliento" de cara a las adjudicaciones del futuro Opel Corsa y por eso el mensaje de CC.OO. es de "alerta vigilante" y "no vamos a dar por hecho que las cosas van bien, pero tampoco que necesariamente tienen por que ir mal".

Sánchez ha querido "mandar un mensaje de fortaleza de la primera organización de industria en Aragón" para "proteger los intereses de este sector en la Comunidad", también junto con UGT, al tiempo que ha anunciado que se van a mantener "ciertos silencios en relación con los proveedores porque son necesarios y protegen los intereses de los trabajadores".

La secretaria general de CC.OO. Industria Aragón ha añadido que primero hay que defender la planta principal y, en este sentido, el secretario general de la Sección Sindical de CC.OO. en GM, Chema Fernando, ha indicado que "lo que hemos trasladado a GM y a PSA es que queremos subir a esa arca que parece que va a partir en el proceso que se abre ahora y que puede durar todo lo que resta de año" respecto a la compra de Opel.

Ha añadido que "nos incorporarnos a la negociación" a través del comité de empresa europeo porque Opel es una compañía alemana "donde existe un derecho de codeterminación y la representación de los trabajadores tendrá que decir su opinión, que tiene una relevancia dentro del marco jurídico".

NO DEJAR A NADIE ATRÁS

El secretario general de la Sección Sindical de CC.OO. en GM ha manifestado que "no queremos dejar a nadie atrás" y "todas la plantas, todas las operaciones y todas las actividades que hay en Opel", así como "todos los compromisos que teníamos hasta ahora con GM, de lanzamiento de modelos, tienen que subirse a esa nueva empresa que parece que se puede formar".

Igualmente, desde la representación sindical se ha solicitado que se mantenga la compañía "como una unidad independiente y definida" y "esto último parece que ha sido contestado positivamente por la empresa" y "son las cosas que tenemos que vigilar".

Ana Sánchez ha explicado que, por ahora, no hay un calendario de reuniones con la parte empresarial, pero sí ha habido movimiento por la parte sindical y el pasado 7 de marzo hubo un encuentro de la coordinadora de Opel-PSA al que asistieron representantes de las dos plantas de PSA en España, en Vigo y Villaverde (Madrid), y de la única de Opel, la de Figueruelas, y "establecimos los pasos que se van seguir", también en coordinación con UGT.

En concreto, van a solicitar una reunión con el ministro de Economía e Industria, Luis de Guindos, y también con la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) y la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (SERNAUTO).

El objetivo es "poner en valor las plantas españolas", ha dicho Sánchez, que ha pedido "paciencia" porque "va a ser una negociación dura en la media en que se está desgajando la parte europea de GM y lo que se pretende llevar es todo el conocimiento, la tecnología y las patentes, que es lo que hace fuerte a una empresa del automóvil".

La secretaria general de CC.OO. Industria Aragón ha subrayado que "el compromiso europeo es que se va a estar en la cocina de esas negociaciones como parte implicada, como trabajadores de la empresa, y en la media en que ellos se pongan a esas negociaciones, estaremos a la par".

PROCESO OPACO

Chema Fernando ha advertido de que este va a ser un proceso "opaco" no solo para los sindicatos, "sino para Opel" y ha comentado que la filtración del pasado 14 de febrero sobre la compra "fue una sorpresa para la dirección de Opel".

Según ha precisado, "son negociaciones en ámbitos muy restringidos entre dos empresas con intereses accionariales y cientos de intereses cruzados que se van a llevar con la discreción que este tipo de operaciones requieren".

Ha añadido que en la plantilla "hay tranquilidad" porque "a diferencia de lo que ha pasado en otras empresas, donde se ha anunciado que se vendían y ha habido que buscar un comprador, como pasó con Magna", en este caso la va a adquirir "un constructor de coches" y eso "nos da tranquilidad" a empleados y sindicatos.

También ha recordado que la planta de Figueruelas va a ser la primera que va a hacer un Citroën a partir de agosto, que está "empezando a pasar por la línea de montaje, incluso antes de que se culmine este acuerdo" de forma que "ya ha habido muy buena consecuencia de la colaboración entre las dos empresas".

También ha sostenido que PSA "es una marca con presencia más global que Opel" y "podríamos tener más oportunidades" de conseguir la reivindicación de que los productos de la marca alemana "se pudieran vender en China y Estados Unidos", algo que hasta ahora no se ha conseguido con GM.

No obstante, ha opinado que es "prematuro" abordar este tipo de cuestiones, si bien el análisis del comité europeo "va en ese sentido", de que "podemos tener más posibilidades de vender fuera", entre otras cosas, porque ahora GM "está menos interesada en los turismos".

NI SÍ, NI NO

Chema Fernando ha esgrimido, sobre la compra, que "de momento no decimos sí, ni no" porque es una operación que "tiene elementos que pueden ser positivos para el futuro y para el mantenimiento del empleo" ya que "pueden garantizar los compromisos que tenemos de lanzamiento de modelos, pero no podemos incurrir en un exceso de confianza, que sería injustificado".

Igualmente, se ha referido al proceso de compra que se estableció con Magna y otros inversores y ha asegurado que "no tiene nada que ver" ya que "esta es una situación mucho más ortodoxa, donde hay una empresa interesada en hacer coches que quiere comprarnos a nosotros, que estamos interesados en hacer coches".

En otro orden de cosas, Fernando ha dicho que por ahora no ha habido un anuncio oficial de que se retrasa el inicio de la fabricación del nuevo Corsa y ha considerado que vincular esto con el proceso de compra "es entrar en el capítulo de interpretaciones".

Ha agregado que los proveedores están trabajando con esa hipótesis de retraso y ha sostenido que "es un coche que tenía un diseño y probablemente haya que rediseñarlo", si bien ha incidido en que no es un asunto que haya que abordar ahora, sino que "estamos en el capítulo de que se sigan haciendo los modelos".

Sobre el hecho de que el gobierno de Francia tenga participación en PSA, Ana Sánchez ha esgrimido que "hablamos de negocios y el capital y dinero no tienen color, ni bandera" y por eso ha asegurado que "se van a buscar las oportunidades de negocio más interesantes económicamente".

Por eso, "lo que cuenta es si las plantas están a la altura a la hora de fabricar los vehículos en términos de calidad, competitividad y económicos" y eso es lo que lleva a un grupo a "decidirse por mantener el empleo y sus negocios", ha concluido.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies