Celma (PP) pide al Gobierno de Aragón que pague ya a los afectados por la crecida del Ebro

El diputado del PP, Ramón Celma, este viernes en las Cortes
EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2016 11:21:06CET

   ZARAGOZA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El diputado del PP-Aragón, Ramón Celma, ha exigido este viernes al Gobierno aragonés que pague antes de que concluya el próximo mes de febrero las ayudas prometidas a los aproximadamente 800 afectados por la crecida del Ebro de febrero de 2015, que superan los cinco millones de euros.

   El Gobierno de España ya lo ha hecho, ha afirmado en rueda de prensa el diputado, quien ha registrado una proposición no de ley sobre este asunto que defenderá en sesión plenaria de las Cortes de Aragón.

   Ha recordado que, tras las riadas, el Ejecutivo regional aprobó un Decreto abierto para complementar las ayudas del Gobierno de España, estudiando primero los gastos ocasionados, que todavía no ha abonado.

   Ramón Celma ha recalcado que los 800 afectados, agricultores y ganaderos en su mayoría, generan 2.500 puestos de trabajo y facturan unos 50 millones de euros anuales, exportando el 70 por ciento de su producción.

   A esto se añade que muchos agricultores de la zona afectada tampoco han cobrado el pago de la Política Agraria Común (PAC) previsto para el pasado mes de octubre, de forma que se han visto en "una situación difícil" y no han podido firmar nuevos seguros agrarios, al no estar al corriente de pago de la Seguridad Social y Hacienda. No tienen asegurado su futuro, ha subrayado el parlamentario del PP.

   A juicio de Ramón Celma, "hablar de nueva política solo con palabras y sin hechos es una frivolidad que convierte la política en simple espectáculo", aludiendo a la visita que realizó el secretario general del PSOE federal, Pedro Sánchez, a varios municipios de la ribera del Ebro un día después de las riadas: "Vino a hacerse la foto con los afectados, pero ahora, cuando Lambán puede hacer algo, no hace nada", ha lamentado, criticando así los "gestos de cara a la galería".

   El diputado del PP ha considerado que "no hay ninguna necesidad de castigar de forma tan directa a un sector tan relevante para la comunidad como el agrícola, ganadero y agroindustrial", que es el que más aporta al PIB industrial de Aragón.