Un centenar de bomberos de la DPZ entrenan prácticas de rescate en superficie en el 'Mar de Aragón'

Los bomberos de la DPZ entrenan prácticas de rescate acuático en superficie
BOMBEROS DPZ
Actualizado 17/06/2013 20:33:22 CET

CASPE (ZARAGOZA), 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un centenar de bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) participa en un curso avanzado de rescate acuático en el 'Mar de Aragón', en el embalse de Mequinenza, en la localidad zaragozana de Caspe.

En declaraciones a Europa Press, el jefe de la Zona Este del Servicio Provincial de Extinción de Incendios (SPEI) de la DPZ, David Garcés, ha explicado que estos profesionales iniciaron el curso la semana pasada y trabajan también estos días en horario de 9.00 a 14.00 horas y en grupos de "unas doce o quince personas por día".

En estos entrenamientos, se afrontan "diferentes situaciones que pueden surgir" ante una incidencia en ríos o embalses, practicando rescates en superficie y realizando ejercicios con la nueva zódiac "que tenemos desde principios de febrero", para conocer su manejo.

Entre las situaciones que aborda este curso, los bomberos participan en rescates "con una cuerda de vida, nado con aletas y sin ellas, con chalecos salvavidas" y se plantea la posibilidad de que puedan quedarse enganchados y cómo liberarse de este elemento.

Otro ejercicio consiste en nadar "150 o 200 metros con aletas, de espalda y de costado, aprender cómo subir a un herido a la embarcación o la entrada al agua, y también practican técnicas de comunicación "entre quien está en el agua y su compañero en la orilla, con tres señales básicas" para saber si se ha rescatado a la víctima y si se encuentran "bien o mal".

Cada situación se repite varias veces, por grupos, ha detallado Garcés, al indicar que en otras sesiones reciben información sobre el equipamiento necesario en un rescate, para conocer el material nuevo, y otras cuestiones de seguridad.

MÁS EJERCICIOS Y MAYOR DIFICULTAD

Los bomberos de la institución provincial ya asistieron, en los meses de marzo y abril, a un curso básico organizado por la Unidad Militar de Emergencias (UME) que se llevó a cabo en una piscina, mientras que "ahora practicamos en aguas abiertas, ampliando los ejercicios y la dificultad y con el equipamiento que nos faltaba".

Estos profesionales atendieron el pasado año entre ocho y diez solicitudes en Caspe, en el embalse de Mequinenza, para ayudar a pescadores y la pasada semana recorrieron los municipios de la ribera del Ebro para llevar a cabo labores de reconocimiento y prevención ante la crecida del río y con el objetivo de evitar problemas ante posibles inundaciones.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies