Los centros de salud rurales contarán con mamógrafos móviles tras un acuerdo con la Fundación Amancio Ortega

Acto de firma del protocolo de la DGA y la Fundación Amancio Ortega.
EUROPA PRESS
Publicado 03/05/2017 14:07:52CET

ZARAGOZA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Los centros de salud del medio rural contarán con mamógrafos móviles en aplicación de un protocolo de intenciones que han firmado este miércoles el Gobierno de Aragón y la Fundación Amancio Ortega por valor de 10 millones de euros y que incluye importante inversiones en los hospitales de Zaragoza.

El presidente aragonés, Javier Lambán, y el vicepresidente de la Fundación, José Arnau, han firmado este miércoles el protocolo, que permitirá a la sanidad pública aragonesa disponer de ocho mamógrafos digitales con tomosíntesis 3D, uno para cada sector, otros tres móviles para el cribado de mama, 16 ecógrafos de alta gama, 11 estaciones de trabajo, varias cabinas de almacenamiento de imágenes; se adquirirá un acelerador de electrones multienergético y se adecuará el búnker del Hospital Clínico.

También se instalarán dos nuevos mamógrafos intervencionistas en los Hospitales Clínico y Miguel Servet de Zaragoza para tratar tumores sin intervención quirúrgica. Se ubicará una nueva unidad de resonancia magnética en el Centro de Especialidades 'Inocencio Jiménez' y se renovará el existente en el Miguel Servet. En total habrá seis aceleradores en funcionamiento en Aragón. Asimismo, se está ultimando la compra de un PET-TAC con destino al Clínico y una gammacámara SPECT-TC para el Servet.

Los equipamientos forman parte del Plan de Atención Oncológica diseñado por el Departamento de Sanidad, que integra acciones de promoción, prevención, cribado, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos.

Javier Lambán ha declarado a los medios de comunicación que el nombre de Amancio Ortega está vinculado en Aragón a la llegada de buenas noticias, recordando que la multinacional que dirige el empresario gallego acordó hace 17 años ubicar una planta de distribución de Inditex en la Plataforma Logística de Zaragoza, lo que "sirvió de detonante" para lanzar Plaza.

El protocolo firmado este miércoles es una noticia "productora de esperanza, de bienestar, de alivio para las miles de familias aragonesas asoladas por el problema del cáncer o temerosas de que alguna vez esa enfermedad llegue a afectarles", por lo que ha expresado su profunda gratitud.

TECNOLOGÍA ADECUADA

En la actual situación de "indigencia presupuestaria", la inversión de 10 millones es "una inyección económica formidable y redundante con la que el Gobierno de Aragón trata de realizar en los dos últimos ejercicios", ha continuado Lambán, quien ha resaltado el esfuerzo realizado, en materia de tecnología sanitaria, en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2017.

El presidente ha observado que "no sirve generar buenos profesionales si ese esfuerzo no va acompañado de una tecnología adecuada que permita diagnosticar a tiempo y tratar el cáncer", añadiendo que la inversión comprometida por la Fundación Amancio Ortega "viene como agua de mayo". Ha hecho notar que la instalación de mamógrafos "se va a producir a lo largo y ancho de la geografía de la Comunidad".

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha expresado que el diagnóstico y tratamiento del cáncer son "una de las prioridades de este Gobierno", al ser la segunda causa de muerte en España.

El Ejecutivo de Lambán quiere que todos los aragoneses tengan acceso "equitativo y eficaz" a un buen diagnóstico y un tratamiento de calidad, "ligado a profesionales bien preparados y una tecnología en constante evolución", ha dicho.

Ha apuntado que el Ejecutivo se encontró, en 2015, con equipos "muy obsoletos a consecuencia de la falta de inversiones", de ahí el "claro" compromiso con un "ambicioso" plan de alta tecnología sanitaria, que "nos ha costado más poner en marcha de lo que hubiéramos deseado", debido al control contable del Ministerio de Hacienda y el objetivo de déficit.

El protocolo firmado este miércoles permitirá a la Comunidad Autónoma renovar equipos "desfasados", constituyendo "un hito" en la modernización de la sanidad pública aragonesa, lo que será "una mejora clara y evidente para todos los ciudadanos".

La prioridad será el cáncer de mama, ha continuado Celaya, quien ha insistido en que tres de los mamógrafos serán móviles y podrán llegar a todos los puntos de la comunidad, de forma que "todos los centros sanitarios van a contar con mamógrafo". Ha apuntado que el concurso público para comprar los mamógrafos y ecógrafos se realizará este año y que las resonancias y los aceleradores pueden tardar dos años.

FUNDACIÓN AMANCIO ORTEGA

Por su parte, José Arnau ha indicado que los objetivos del protocolo resopnden "de forma precisa" a la voluntad personal de Amancio Ortega para mejorar la calidad de vida. El documento forma parte de la iniciativa iniciada en Galicia y extendida al conjunto de las comunidades autónomas para modernizar equiposi de diagnóstico y tratamiento.

Arnau ha manifestado que la trayectoria de Ortega en el ámbito empresarial se ha traducido en la creación de miles de empleos de calidad y la creación de la fundación. Ha apostado por "reforzar uno de los mayores logros del Estado del Bienestar, el sistema sanitario de alcance universal".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies