CEPYME advierte de que Aragón perdería 21 millones con el impuesto de hidrocarburos

 

CEPYME advierte de que Aragón perdería 21 millones con el impuesto de hidrocarburos

Aurelio López de Hita ha explicado las decisiones del Comité Ejecutivo de CEPYME
EUROPA PRESS
Publicado 06/11/2015 14:00:29CET

   Los pequeños empresarios, "muy preocupados" por algunos planteamientos del Gobierno aragonés, piden impuestos "progresivos" y proporcionales

   ZARAGOZA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) Aragón ha advertido este viernes de que la Comunidad perdería 21 millones de euros al año si se aplica el tramo autonómico del impuesto especial de hidrocarburos, en un escenario en el que las ventas de carburante caigan un 10 por ciento.

   CEPYME ha estimado que si se reducen las ventas un 10 por ciento la recaudación del tramo autonómico (de 2,4 céntimos por litro) permitiría ingresar 18 millones, pero la Comunidad dejaría de recaudar 39 millones por los litros "huidos", de forma que se estarían perdiendo 21 millones de euros. Aunque la disminución en la venta fuera del 5 por ciento, Aragón seguiría perdiendo más de un millón de euros.

   Así lo han asegurado este viernes en rueda de prensa, tras la celebración del Comité Ejecutivo de CEPYME Aragón, el presidente de esta organización, Aurelio López de Hita, y el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio, Zoilo Ríos, quienes han estimado que el Ejecutivo aragonés ha planteado aplicar este impuesto sin analizar la repercusión que la subida del precio del carburante tendrá en el conjunto de la economía.

   López de Hita ha afirmado que "estamos muy preocupados con algunos planteamientos que ha realizado el Gobierno de Aragón, sobre todo en materia fiscal" y ha explicado que harán llegar un documento con sus reflexiones al Ejecutivo autonómico "no revestido de protesta, sino de argumentos".

   Sobre la aplicación del tramo autonómico del impuesto especial de hidrocarburos, Zoilo Ríos ha advertido de que "no solo perjudica a las estaciones de servicio, sino a toda la población aragonesa" al ser un bien "de primera necesidad" y repercutirá también en la actividad de las pymes, lo que llevará a que pierdan "productividad y competitividad".

   En la recaudación, aunque las pérdidas fueran de un 5 o un 10 por ciento, "tendrá un efecto muy importante". Ha comentado que Aragón está en un lugar "estratégico" y, ha observado, "gran parte del carburante que se reposta" es para transportistas o viajeros que circulan por la Comunidad, pero "mucho de ese carburante no se va a repostar" si se aplica este impuesto, que supone aumentar 2,4 céntimos el precio del litro.

MENOS COMPETITIVOS

   En este mismo sentido, Zoilo Ríos ha indicado que comunidades vecinas como Navarra, La Rioja, Cantabria y Castilla León no lo aplican y el precio del producto será más barato, por lo que "Aragón dejará de percibir gran parte de ese impuesto" al reducirse la venta de carburante y se perdería "entre un 10 y un 20 por ciento, porque es lo mismo que ha pasado en otras Comunidades" donde decidieron gravar este producto con el tramo autonómico.

   De hecho, Navarra lo instauró y "lo retiró al año porque el saldo es negativo" y aunque en Aragón ahora "somos más baratos que en Cataluña y Madrid, ya no seremos tan competitivos", ha alertado Ríos, para recalcar que esta medida "no se debe aplicar en la Comunidad" por el efecto "negativo" que tendrá en una región que dispone de "un centro logístico estratégico".

   Asimismo, ha apuntado que el sector del transporte "tampoco está de acuerdo con esta imposición", porque no supondrá un cargo de 3 euros para ellos sino de "entre 1.500 y 2.000 euros al año por camión" y ha agregado que se verán afectados restaurantes, talleres y otros negocios complementarios. Aunque ha abogado por la retirada de este impuesto, Ríos ha sugerido que, si se desea aplicar, se imponga en los carburantes premium, dejando libre de carga a la gasolina normal.

IMPUESTOS PROGRESIVOS

   Respecto a la política fiscal en general, Aurelio López de Hita ha incidido en la "gran brecha en el peso impositivo" que soportan las grandes y pequeñas y medianas empresas, al apreciar que la legislación "está destinada" a las grandes compañías. Cuando se producen cambios en los impuestos y se mantiene la misma proporcionalidad, el agravio para las pymes "sigue siendo mayor", ha comentado.

   Por ello, ha exigido "que no se hable tanto de las pymes y se promuevan normas en su beneficio", apoyando a los emprendedores. "Pedimos que se nos escuche, que se nos tenga en cuenta" porque las pymes son responsables de la creación de empleo y logran asentar la población en el territorio.

   De esta forma, "los impuestos deberían ser progresivos, en proporción con los beneficios que se obtienen" y aplicados con criterios de "equidad y proporcionalidad". Aunque López de Hita coincide en que el Ejecutivo aragonés debe atender determinados servicios y está de acuerdo en que aumente la recaudación por vía impositiva, ha pedido que esa carga "se aplique a las entidades que alardean de beneficios multimillonarios".

   CEPYME Aragón ha reunido estas y otras reflexiones y reivindiaciones en el manifiesto 'Sí a la pyme', que presentarán en la mesa de diálogo social y que "no es tanto un documento de peticiones, como de exposición de criterios en determinados temas".

   López de Hita ha subrayado que con el nuevo Gobierno autonómico el diálogo social "se ha reactivado, hay buena sintonía con la consejería de Economía, Industria y Empleo y con Presidencia", si bien ha insistido en que "pedimos lo que el sentido común marca, que se tenga en cuenta a los más débiles que son las pymes".

MEDITAR

   El presidente de CEPYME Aragón ha observado que el Ejecutivo aragonés "está condicionado por factores políticos", pero "negociamos con el Gobierno que se ve, no con el que no se ve, y el nivel de diálogo es bueno" y ha expresado su disposición de negociar en todo momento.

   En todo caso, ha recomendado al Ejecutivo autonómico que medite y, en lugar de pensar en la inmediatez, tenga en cuenta que puede abrir una "brecha" en el futuro con sus políticas fiscales, que provocan unas diferencias entre grandes compañías y pymes de entre un 5 y un 8 por ciento o de un 25 a un 40 por ciento según los tramos e impuestos que se aplican.

   Tras recordar que el 99 por ciento de las empresas aragonesas son pymes --y un 50 por ciento de ellas autónomos--, ha llamado a mejorar la política energética para que no perjudique a las pymes, a apostar por la formación y concretar qué se desea al hablar de un cambio en el modelo productivo y ha subrayado que para favorecer la internacionalización se necesita "un buen producto, buen apoyo crediticio y mercado". En infraestructuras, ha estimado que la situación en la Comunidad sigue siendo "sangrante".

CRÉDITO EN CONDICIONES "SEVERAS"

   Por otra parte, Aurelio López de Hita ha resaltado que "se empieza a notar" que fluye el crédito para las empresas, tras el rescate "encubierto" a la banca, pero ha criticado que "las condiciones de las entidades siguen siendo muy duras y severas". Ha emplazado a que se tenga en cuenta más la idea de negocio "que las garantías", porque si la idea es buena el negocio saldrá adelante.

   En este punto, ha estimado "fundamental" que, como ocurre en otros países, se pueda crear una empresa en 24 horas y que el empresario no tenga que adelantar dinero antes de obtener beneficios, al sentenciar que crear una empresa en Aragón "sigue siendo lento, costoso y dificultoso". Ha solicitado "realidades, no despropósitos".

   Por último, sobre la unión de las patronales aragonesas, ha manifestado que "respetamos tremendamente" la decisión de CEOE Zaragoza y Aragón y ha señalado que "estamos totalmente abiertos al diálogo, a la negociación y al acuerdo en común", especialmente ante aquellos problemas que afectan al conjunto de las empresas, pero "cada cual debe mantenerse en su postura y en su criterio".

   "El futuro no está escrito, pero hoy es evidente que CEPYME tiene su propio ámbito de representación y CEOE el suyo. La gran empresa aragonesa se siente más cómoda siendo representada por CEOE y la pequeña por CEPYME", ha concluido.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies