CHA alega que la eliminación de ayudas ha hecho descender la superficie ecológica en Aragón un 12,5 por ciento

Actualizado 15/11/2010 15:50:51 CET

HUESCA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Chunta Aragonesista (CHA) ha criticado que el Gobierno de Aragón ha eliminado las ayudas al sector, por lo que se ha producido una disminución de la superficie de agricultura ecológica en Aragón de un 12,5 por ciento entre 2004 y 2009, mientras, en España, se ha incrementado un 118 por ciento.

El diputado portavoz de Agricultura y Medio Ambiente de CHA, Bizén Fuster, ha criticado duramente la política del Gobierno de Aragón, que está produciendo el "descenso de superficie" y de "operadores de producción ecológica en Aragón", algo que ha dicho responde a una "tendencia totalmente opuesta la del Estado".

Fuster se ha referido a la eliminación de unas ayudas, que llegaron a los 274.000 euros en 2006, es decir, el cien por cien del coste de certificación. Desde entonces, las subvenciones se han "caído" y este año "aún no se ha cobrado ninguna".

Además, según ha informado, la Diputación General de Aragón reclama al Consejo Aragonés de Agricultura Ecológica que devuelva parte de lo que percibió en 2005 y 2006. Una situación que se opone a lo que ocurre en el resto de España y Europa, que incrementan sus ayudas.

En este sentido, Fuster ha dicho que "un agricultor cuyos costes de producción aumentan de una forma importante tienen que verse compensados con unos precios" y ha añadido que "si en Aragón no se potencian esas políticas y nos e subvencionan esos costes de certificación, que en otras comunidades sí se hace, estamos dejando en una clara inferioridad de condiciones a nuestros ganaderos y agricultores ecológicos, que se encuentran con un sobrecoste adicional frente a otros que compiten con ellos".

Aragón representa un 4 por ciento del sector en toda España, cuando antes representaba el 10 por ciento, es decir, el porcentaje que debería corresponderle por su superficie. El número de productores en Aragón ha descendido un 7,2 por ciento, mientras que en España, ha aumentado el 57 por ciento.

Entre las casas de esta realidad, Fuster ha citado "la débil cofinanciación aragonesa a las ayudas que vienen de Europa destinadas a la producción ecológica, destinando a ellas un menor nivel que otras comunidades autónomas". También ha citado la "inexistencia de una política que ayude a las organización de productores y elaboradores industriales para desarrollar estos productos".

En su opinión, "todo ello está a punto de poner en peligro todo el sector, incluso a los propios organismos encargados de su representación, certificación y coordinación".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies