La CHE concluye tres actuaciones de mejora del hábitat de náyades autóctonas

Zona de hábitat en la Mejana aguas arriba de Gallur
CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL EBRO
Actualizado 27/06/2017 11:53:13 CET

ZARAGOZA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha concluido tres actuaciones destinadas a la mejora del hábitat de náyades o almejas de río en Aragón, en concreto para las especies Anodonta anatina, Potomida litoralis y Unio mancus.

Esta acción es el resultado de la coordinación administrativa entre el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la CHE, y del Gobierno de Aragón en el marco de la 'Estrategia de conservación de la almeja de río, Margaritifera auricularia, en España', ha informado la Confederación en una nota de prensa.

Los trabajos han consistido en pequeñas intervenciones para facilitar la entrada de agua y mantenimiento de caudales en tres brazos laterales o 'madres' que constituyen hábitats actuales o potenciales de náyades y que se veían afectados por la situación de estiaje.

En concreto, se ha actuado en la Mejana, aguas arriba de Gallur, en el término municipal de Novillas; en la Madre de la Matilla, en Alcalá de Ebro, y en el brazo de Juslibol, en Zaragoza, en todos los casos con informes favorables y coordinación con el Gobierno de Aragón.

Junto con estas intervenciones, el Organismo dirigirá las acciones del proyecto promovido por la dirección general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del ministerio, en colaboración con los gobiernos de Aragón y Navarra, que consiste en la instalación de un laboratorio para el control de Margaritífera en el Canal Imperial de Aragón, el mayor reservorio de la especie que existe actualmente.

Esta instalación se ubicará en el Canal en el Bocal y se plantea para mejorar los trabajos del Ejecutivo aragonés que actualmente realiza el seguimiento en sus instalaciones de la Alfranca.

PROSPECCIONES Y ESTUDIOS

El Organismo de cuenca ha realizado además varias prospecciones y estudios de náyades en el curso medio del Ebro, base para un estudio sobre su composición, distribución y abundancia, que han constatado la supervivencia de Margaritifera auricularia en Aragón y Navarra.

Precisamente, en Navarra se detectó gracias a estas labores el primer ejemplar vivo conocido en dicha Comunidad, que certificó que esta especie es todavía viable en el cauce principal del Ebro, a pesar de las amenazas y de seguir considerándose en peligro de extinción, más aún teniendo en cuenta que el ejemplar hallado es relativamente joven, se estima de unos 15 años, para una especie muy longeva que puede alcanzar los cien años.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies