La CHE licita cuatro obras de mantenimiento en los Canales Imperial de Aragón, Lodosa y Bardenas

Publicado 01/03/2018 14:50:08CET

ZARAGOZA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha licitado cuatro proyectos de conservación y mantenimiento de infraestructuras hidráulicas, que suman una inversión conjunta de 2.060.063 euros.

En concreto, se trata de los trabajos de impermeabilización y extracción de lodos en las Murallas de Grisén, en el punto kilométrico 53+778 del Canal Imperial de Aragón, en el término municipal de Alagón (Zaragoza), por un importe de 620.509 euros y de la impermeabilización con mortero proyectado de dos tramos del Canal de Lodosa, entre el kilómetro, 18+478 al 18+866 y del punto kilométrico 19+616 al 19+674, con un presupuesto de 230.669 euros.

En cuanto a los proyectos licitados del Canal de Bardenas, el primero consiste en la conservación del canal, desagües e infraestructuras complementarias, mientras que el segunda se centra en las acequias principales del sistema (Navarra y Zaragoza). Sus presupuestos son de 605.707 y 603.178 euros, respectivamente.

MURALLAS DE GRISÉN

Los trabajos contemplados en el proyecto ahora licitado, se suman a otra actuación de mantenimiento recientemente finalizada en las Murallas de Grisén, en el Canal Imperial de Aragón, también en el término municipal de Alagón, que ha supuesto una inversión de 359.161 euros.

Ambos proyectos consisten básicamente en la extracción de lodos, la limpieza y el acondicionamiento de la solera mediante escollera en tramos del Canal, dentro del acueducto conocido como las Murallas de Grisén.

El objetivo es reparar las filtraciones surgidas con el paso del tiempo en esta infraestructura y también la retirada de los depósitos de lodos que se han formado por la escasa velocidad del agua y que disminuyen la capacidad hidráulica del Canal y del desagüe de San Martín, ubicado también dentro de las Murallas de Grisén, situación que puede afectar al normal funcionamiento de ambas infraestructuras.

Todas estas obras se integran en el conjunto de trabajos de conservación general que se realizan con cargo a los presupuestos del propio Organismo de Cuenca y permiten una mejor gestión de las infraestructuras gracias a los trabajos de mantenimiento.