La CHE realizará "obras de emergencia" en Sádaba y Castiello de Jaca causadas por las crecidas

Xavier de Pedro.
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2012 17:15:57 CET

El agua de los embalses de la Cuenca del Ebro crece casi 500 hectómetros cúbicos en el fin de semana

ZARAGOZA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha anunciado que se van a realizar "obras de emergencia" en Sádaba (Zaragoza) y Castiello de Jaca (Huesca) por los desperfectos que han causado las avenidas en los cauces de los ríos Riguel y Aragón, respectivamente en las mencionadas localidades.

En una rueda de prensa para hacer un balance hidrológico del episodio de avenidas extraordinarias que ha sufrido parte de la Cuenca, principalmente en parte de los ríos navarros y, sobre todo, la Comunidad de Aragón en la comarca de las Cinco Villas, el Prepirineo y el Pirineo, Xavier de Pedro ha estimado que estas obras podrían costar unos dos millones de euros, aunque ha asegurado que se tratan de "datos aproximados" que pueden variar.

"La evaluación económica todavía no está determinada, las prioridades están en Castiello de Jaca, donde se puede calcular que costarían las obras un millón o millón y medio de euros, y en Sádaba, que el coste parece que sería algo menor, de un millón de euros o menos, pero estas cifras son a título orientativo", ha especificado.

El presidente de la CHE también ha indicado que la situación "se está normalizando", solo hay un incremento "en el eje del Ebro, que no nos preocupa porque el cauce del río es suficiente para absorber el agua".

De Pedro ha concretado que la crecida del Ebro se espera que sea de unos 1.000 metros cúbicos por segundo, una cantidad que "puede ser absorbida perfectamente por el río".

Respecto al temporal de este fin de semana, ha confirmado que se ha tratado de un "fenómeno complejo" con lluvias de más de cien litros por metro cuadrado en muchas zonas, "y en algunas con especial rapidez, como el caso del agua que ha recibido el río Riguel en Sádaba".

Desde el punto de vista de la hidrología "hemos estado informando a Protección Civil permanentemente para la seguridad de personas y cosas", también se ha hecho una gestión de los embalses de la Cuenca del Ebro que por la sequía "estaban vacíos y han servido para su otra función: laminar avenidas".

En este sentido, De Pedro ha concretado que el embalse de Yesa ha laminado "una avenida de unos 1.200 o 1.400 metros cúbicos por segundo, que es de una entidad impresionante, si no hubiese estado este embalse la localidad de Sangüesa hubiese sufrido una avenida de unos 2.000 metros cúbicos por segundo".

No obstante, ha insistido en que "hemos estado ante un fenómeno de una especial gravedad e intensidad con una duración muy larga", debido a la gota fría, que se ha concentrado en centro de la cuenca afectando fundamentalmente a Aragón y que ha permanecido ahí durante dos días.

Así, el río Aragón a su pasa por Jaca ha registrado hasta 670 metros cúbicos por segundo, el Gállego en Zuera 823 metros cúbicos por segundo y en Arba en Tauste 271 metros cúbicos por segundo, cantidades superiores a las de las avenidas de 2004 y 2007.

En Tauste, De Pedro ha apostillado que los daños han sido menores "gracias a otra obra hidráulica, el cauce de alivio del río Arba en su desembocadura al río Ebro".

VALORACIÓN DE LA SITUACIÓN

El presidente de la CHE ha comunicado que desde la Confederación se está haciendo "una valoración de la situación en la que se han quedado los cauces y de las infraestructuras".

Según se ha comprobado hasta el momento, los cauces de la Cuenca del Ebro han sufrido un arrastre de materiales "que han quedado aguas abajo", por lo que se está realizando un seguimiento para proceder a la limpieza de los mismos, sobre todo en los sitios que podrían generar problemas ante una nueva avenida.

Así, ha recordado que "venimos de una época de sequía bastante larga, de unos dos años, y eso ha hecho que en los cauces haya crecido mucha vegetación" aunque ha destacado que durante este periodo se han hecho operaciones de limpieza cuando se ha considerado necesario "también hay que tener en cuenta el respeto al medio ambiente".

DOS CAUCES

El presidente de la CHE ha mencionado que hay "una situación especial" con dos cauces: el del río Aragón a su paso por Castiello de Jaca y el del río Riguel a su paso por Sádaba.

De Pedro ha opinado que la avenida del río Aragón en Castiello, con una crecida de 630 hectómetros cúbicos por segundo, ha sido se un carácter "extraordinario". Según las estimaciones de la CHE, esta avenida sólo se produce cada 500 años.

Por ello, se ha analizado el fenómeno y se ha comprobado que "se produjo un deslizamiento natural de una ladera que provoco el desvío del cauce por su margen derecha", por lo "invadió zonas habitadas". La CHE está estudiando "la forma de hacer que el río recupere la margen normalizada", algo que se realizará con una obra de emergencia.

El presidente de la CHE ha confirmado que desde la Confederación ya se había avisado sobre que las casas de Castiello que han sido arrastradas por el río se estaban construyendo en una zona inundable, aunque el problema ha sido la salida del río de su cauce.

Respecto al río Riguel, a su paso por Sádaba, "ha causado importantes daños colindantes, como en la escuela de la localidad", asimismo, ha destruido la estación de aforos que la CHE tenía allí, "es importante reponerla porque nos permite tener datos para evaluar las avenidas que se puedan dar aguas abajo y dar los correspondientes avisos". En este caso, la obra de emergencia es de acondicionamiento del cauce y reposición de la estación de aforos.

En Sádaba, "en cuatro horas se descargaron 130 litros y eso hizo que se produjera una avenida muy repentina, un evento extraordinario y fuera de lo normal".

De Pedro ha incidido en que es necesario "analizar el canal de Bardenas" que ha sufrido daños y "es necesario limpiarlo y hacer reparaciones puntuales para recobrar su actividad".

EMBALSES

En total, en los embalses situados en las cuencas afectadas por las crecidas se han almacenado durante el episodio hasta 485,5 hectómetros cúbicos por segundo, a los que se sumarán en previsión otros 280 hectómetros cúbicos por segundo en las próximas 48 horas.

Por su parte, en el total de la Cuenca el incremento de volumen almacenado es de 496 hectómetros cúbicos por segundo, respecto a la semana pasada, alcanzando el 38,7 por ciento de la capacidad total de embalse.

En concreto, el ejemplo principal de esa tarea de laminación ha sido el sistema Yesa, en el río Aragón (Navarra/Zaragoza)/Itoiz, en el río Irati (Navarra), que durante este episodio ha impedido que aguas abajo se produjera una avenida extraordinaria de hasta 2.200 metros cúbicos por segundo, evitando claramente daños en la localidad de Sangüesa.

El presidente de la CHE se ha mostrado seguro de que si ya estuviese construido el embalse de Biscarrués-Almudévar la avenida del río Gállego hubiese disminuido. En este apartado se ha recordado la gestión realizada en el embalse de Valdabra, con 2 hectómetros cúbicos por segundo de capacidad, en el Canal del Cinca, donde por las intensas lluvias se activó su Plan de Emergencia para aumentar la vigilancia y su control y evitar posibles desbordamientos.

En este punto ha añadido que a final de año estará realizado el este mes o el que viene el estudio medioambiental de Almudévar, por lo que una de las dos partes del embalse podría licitarse "a finales de este año".

Además, Xavier de Pedro ha informado de que se va a cerrar el funcionamiento de Comité Permanente de Avenidas, que aunque es permanente "sólo se activa cuando hay emergencia y supone una implicación y atención de 24 horas".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies