Los colegios de médicos de Zaragoza, Huesca y Teruel dicen que existen argumentos para revisar la OPE del Salud del 2007

Actualizado 20/10/2010 17:11:22 CET

ZARAGOZA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los colegios de médicos de Zaragoza, Huesca y Teruel han manifestado este miércoles que existen argumentos para revisar la Oferta de Empleo Público (OPE) del Servicio Aragonés de Salud (Salud) de 2007 y la posibilidad de interponer recurso, si bien han apuntado que esto último deben hacerlo a título individual los afectados.

El presidente del Colegio de Médicos de Zaragoza, Enrique de la Figuera, se ha manifestado así en rueda de prensa en representación de los tres colegios y acompañado por el vicepresidente del Colegio de Médicos de Huesca, Ramón Boira, del secretario general del Colegio de Zaragoza, Ángel Jimeno, y el asesor jurídico del Colegio de Zaragoza, Carlos Lapeña.

Los colegios de médicos se han pronunciado de esta forma después de que un grupo de médicos de familia y pediatras que han aprobado el concurso-oposición dentro de la OPE del Salud de 2007 pidieran la sede del Colegio de Médicos de Zaragoza para encerrarse como protesta por el reparto de plazas para sus especialidades en la OPE.

El asesor jurídico del Colegio de Médicos de Zaragoza, Carlos Lapeña, ha explicado que el motivo que sería recurrible es la proporción de plazas ofertadas entre el concurso de traslados y el concurso-oposición en cada sector en cumplimiento del real decreto ley de provisión de plazas, ya que "no se ha cumplido la proporcionalidad" por sectores.

No obstante, los colegios de médicos aragoneses consideran que "no existe una situación de desamparo" por parte de los médicos afectados porque "todavía cabe la posibilidad de convocar la mesa sectorial de Sanidad", cuya reunión se ha anunciado para la semana que viene. De la Figuera ha recordado que esta mesa es "la única legitimada para negociar con la Administración".

En este sentido, ha opinado que el desalojo realizado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la madrugada del pasado sábado en el centro de Salud de Zaragoza, después de que el citado grupo de médicos de familia y pediatras iniciaran allí un encierro el viernes por la tarde "tiene visos de legalidad" ya que era un edificio público y asistencial, ha dicho.

Ha agregado que "otra cosa es que no hubiera una proporcionalidad entre los medios utilizados y la situación creada", si bien ha indicado que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado tuvieron una "conducta ejemplar y amable" con los médicos encerrados y el desalojo se produjo pacíficamente.

De la Figuera ha comentado que la mediación del colegio "está desactivada" en estos momentos porque ya se ha anunciado la celebración de una mesa sectorial de Sanidad y ha apuntado que la situación actual es diferente a la ocurrida con el colectivo de médicos y enfermeros de refuerzo.

En este último caso, "la situación de amparo por parte del colegio estaba justificada" porque "se habían agotado todas las vías de negociación" y ha aclarado que los refuerzos "no negociaron con nadie, ni con el Salud ni con el colegio".

CONFLICTIVIDAD

Los colegios de médicos de Aragón han manifestado que la "conflictividad" que se genera "de forma tradicional" en la Comunidad autónoma en estos procesos no tendría lugar si se convocaran OPEs cada dos años, realizando concursos de traslados un año y oposiciones otro, ha dicho De la Figuera.

Asimismo, los colegios han considerado necesario "revisar en profundidad los Recursos Humanos sanitarios y las Ofertas de Empleo Público" para resolver esta conflictividad.

Además, el presidente del Colegio de Médicos de Zaragoza ha opinado que habría que "incentivar de alguna manera" los destinos "con más penosidad", por el "esfuerzo familiar y personal" que a veces suponen para los profesionales.

Al respecto, el vicepresidente del Colegio de Médicos de Huesca, Ramón Boira, ha recalcado que "son prácticamente los mismos" los medios de que dispone un facultativo en el medio urbano que en el rural y ha estimado que una forma de favorecer que se cubran las plantillas en las zonas periféricas de Huesca y Teruel, y "vertebrar el territorio", es "que tengan la seguridad de una plaza en propiedad, con todos los derechos consolidados".