La Comarca Comunidad de Teruel e Ibercaja visitan varios establecimientos del programa 'Pueblos Vivos'

Visita a la farmacia en Torrelacárcel
COMARCA COMUNIDAD DE TERUEL
Publicado 17/02/2018 19:02:41CET

TERUEL, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comarca Comunidad de Teruel y la Obra Social Ibercaja han visitado esta semana las dependencias del multiservicio y de la farmacia de la localidad turolense de Torrelacárcel. Ambos son beneficiarios del programa 'Pueblos Vivos', que ayuda a autónomos de pequeños municipios desde hace ocho años. Esta iniciativa se apoya en un convenio de ayuda al emprendedor con las cuotas de autónomo y está dirigido a pueblos de hasta 300 habitantes.

El objetivo principal de este programa de Desarrollo Local es mantener o poner en marcha estructuras comerciales y servicios básicos en pequeños pueblos. Las ayudas van destinadas a emprendedores que desarrollen actividades económicas en el medio rural, tales como comercios, bares, multiservicios, peluquerías y farmacias, siempre y cuando este servicio o negocio no exista ya en la localidad, pues la actividad debe cubrir una carencia.

La presidenta de la Comarca Comunidad de Teruel, Ana Cristina Lahoz, ha apuntado que este es un programa "muy especial". "Todos son importantes pero este lleva servicios básicos a los pueblos. Si hay un bar, una farmacia o una tienda, el pueblo resiste. Esto sí es luchar contra la despoblación".

El programa, denominado 'Pueblos Vivos', tiene una dotación de 31.000 euros, de los cuales Ibercaja aporta 10.000. Las ayudas suponen el 30 por ciento de la cuota básica de autónomos de los solicitantes. En esta última edición solicitaron la ayuda 37 personas.

Además de que la actividad que se desarrolle sea única en la localidad, otro requisito es que el solicitante abra al público con un horario comercial que incluya, al menos, cinco días a la semana, bien de mañanas, de tardes o todo el día (opcional).

Este establecimiento lleva en marcha cerca de diez años. Ha tenido distintos gestores y el actual, Pascual Esteve, se hizo cargo de su funcionamiento hace tres años. No es de la comarca, vivía en Valencia pero en la localidad, de cien habitantes, ha encontrado "calidad de vida". Se ha sentido arropado por el pueblo y "aunque siempre hace falta más ayuda, en la comarca me han apoyado mucho y se han portado muy bien. No tenemos los medios que tiene la ciudad pero no somos ciudadanos de segunda".

BOTIQUÍN

Carmen Hernández lleva desde hace tres años la farmacia. También llegada desde Valencia, ha puesto en marcha este servicio y el de botiquín, acudiendo a otras localidades a la vez que el médico para dispensar medicamentos. Ha tenido una niña y vive con su familia en el pueblo. "Todo el mundo me pregunta que cómo dejé la ciudad y me vine a un pueblo, pero estamos muy contentos: tengo trabajo, tengo tranquilidad y nos han recibido muy bien".

El director provincial de Ibercaja, Jesús Antonio Beamonte, ha manifestado que seguirán apoyando este tipo de programas "tan bonitos, que hoy hemos visto con nuestros propios ojos. Ofrecer servicios y empleo en el medio rural es fundamental para su subsistencia. Estamos encantados porque esto va en la línea de nuestro trabajo".