La Comunidad comenzará a pagar indemnizaciones por las riadas la segunda quincena de enero

 

La Comunidad comenzará a pagar indemnizaciones por las riadas la segunda quincena de enero

El Gobierno comienza a pagar las indemnizaciones por las riadas del Ebro
GOBIERNO DE ARAGÓN
Actualizado 04/01/2016 20:09:36 CET

ZARAGOZA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón prevé comenzar a pagar las ayudas más urgentes por la pasada riada del Ebro en la segunda quincena de enero. Se trata de una partida de cuatro millones de euros destinada a compensar las pérdidas en cultivos y cabezas de ganado provocadas por la crecida ocurrido entre febrero y marzo del año pasado.

Posteriormente, se abonarán otros 5,6 millones de euros de forma progresiva hasta saldar todos los pagos pendientes, ha informado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

En este segundo grupo, se incluyen los abonos correspondientes a los daños de infraestructura de las explotaciones, cuya verificación y tramitación "ha sido necesariamente costosa en el tiempo y ha requerido un elevado esfuerzo en medios materiales y humanos, tanto por el gran número de damnificados, como por la dispersión geográfica de estos", han apuntado las mismas fuentes.

En este sentido, el Departamento ha precisado que ha sido en noviembre y diciembre "cuando se han finalizado todos los procedimientos administrativos y de control sobre el terreno que se requieren para asegurar el correcto uso de los fondos públicos destinados para este fin".

Una vez finalizada esta tramitación, "comienza la fase del pago material a los afectados de los montantes derivados", han indicado desde el Gobierno de Aragón.

Asimismo, ha explicado que "la excepcionalidad de estas ayudas ha requerido procedimientos de dotación de créditos extraordinarios en el presupuesto, con el consiguiente y también obligado trámite administrativo".

OBRAS EN REDES

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha realizado también todas las obras de reparación de redes de riegos e infraestructuras comunales comprometidas, que han tenido un coste para las arcas públicas de más de 13 millones de euros.

El Ejecutivo ha subrayado que el problema de las inundaciones del río Ebro "es una cuestión prioritaria" y por eso el citado Departamento "ha estado trabajando intensamente desde el inicio de la legislatura tanto para poder resarcir de los daños a los afectados, como para avanzar, junto con el resto de Administraciones implicadas y municipios afectados, en definir estrategias y planteamientos futuros que puedan ayudar a minimizar los riesgos inherentes a una situación tan compleja como esta".

En este sentido, el Departamento ha recordado a las poblaciones ribereñas "que la convivencia con el riesgo obliga a implementar una política de seguros agrarios que la Administración apoya, pero que los profesionales de la agricultura y la ganadería deben integrar en su programación económica".

Asimismo, el Gobierno ha precisado que ha acometido inversiones en reparación de redes de abastecimiento, gestión forestal y otras que elevan la aportación para paliar los efectos de riadas a unos 30 millones de euros.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies