Condenada una esteticista por las quemaduras a una mujer en un tratamiento para eliminar vello en piernas

Actualizado 03/12/2014 12:25:38 CET

ZARAGOZA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 4 de Zaragoza ha condenado a una esteticista de un Centro de Depilación de Zaragoza como responsable de una falta de lesiones por imprudencia por las quemaduras ocasionadas a una mujer de 40 años en un tratamiento para eliminar vello en las piernas, habiendo abonado ya 9.500 euros a la afectada como indemnización.

La Asociación 'El Defensor del Paciente' ha explicado en una nota de prensa que la esteticista, antes del juicio, indemnizó a la afectada por lo que la sentencia "no la condenada por responsabilidad civil" al haber abonado ya la cantidad.

La sentencia es firme y no se puede recurrir pues se dictó con la conformidad de las partes y del Ministerio Fiscal. En ella, se consideran como hechos probados que una mujer de 40 años y vecina de Zaragoza se sometió en marzo de 2012 a una primera sesión de depilación láser y en noviembre a una segunda, notando en esta última "un quemazo" cuando comenzó la depilación por la parte delantera de las piernas, "haciéndoselo notar" a la esteticista.

Sin embargo, esta "siguió realizando la depilación sin comprobar la realidad de lo manifestado, respondiéndole que era normal, acabando de practicar la depilación en la parte delantera de las dos piernas, a pesar de las quejas de la cliente, la cual decidió no seguir la depilación ante el dolor que padecía".

La mujer necesitó una primera asistencia médica, tratamiento facultativo posterior y control por especialistas en cirugía plástica y dermatología, tardando 112 días en curar, quedándole cicatrices en ambas piernas, visibles, que "suponen un perjuicio estético ligero".

PRUEBA DE PIEL

La sentencia precisa en los fundamentos de derecho que la acusada reconoció los hechos y se conformó con la pena interesada. Por su parte, desde la Asociación 'El Defensor del Paciente' han indicado que en la primera sesión sí se realizó la 'prueba de piel' previa al inicio del tratamiento, pero no en la segunda.

Al respecto, desde esta entidad han recordado que dos sentencias de la Audiencia Provincial de Zaragoza establecen la obligación de que, en cada sesión de depilación láser, se efectúe una prueba de piel para evitar las quemaduras a las personas que deseen someterse este tratamiento. En caso de que no se efectúe y se produzcan quemaduras, quien realizó la depilación será objeto de condena en la vía penal.

La defensa ha sido tramitada por el letrado Ricardo Agóiz, especialista en derecho sanitario y adscrito a los Servicios Jurídicos de 'El Defensor del Paciente'.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies