El Consejo de Ministros aprueba un real decreto para desarrollar infraestructuras en las comarcas mineras del carbón

 

El Consejo de Ministros aprueba un real decreto para desarrollar infraestructuras en las comarcas mineras del carbón

Actualizado 25/08/2007 14:46:35 CET

TERUEL, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto por el que se regula la concesión directa de las ayudas al desarrollo de las infraestructuras en las comarcas mineras del carbón, de las cuales se beneficiará la Comunidad autónoma aragonesa. De este modo, se recogen la tipología y las características de las aportaciones del Gobierno en el marco del Plan Nacional de Reserva Estratégica del Carbón 2006-2012.

Según informaron desde el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en una nota, la finalidad específica de estas ayudas será la adquisición, construcción o desarrollo de infraestructuras. Las actuaciones que podrán financiarse con estas ayudas serán aquellas que tengan por objeto el desarrollo de transportes, comunicaciones y sociedad de la información.

También, actuaciones de suelo industrial, incluyendo infraestructuras de investigación, desarrollo e innovación y cooperación empresarial; de ordenación del territorio; de educación, deporte y cultura; de medio ambiente; de abastecimiento y saneamiento de aguas; de infraestructuras agrícolas, ganaderas y turísticas; de vivienda y urbanismo; así como aquellas otras que se consideren relevantes para el desarrollo económico de las zonas mineras del carbón.

La cuantía de la ayuda que se conceda para el desarrollo de una determinada infraestructura podrá alcanzar hasta el cien por cien del coste de dicho desarrollo. Los beneficiarios de las ayudas serán las Comunidades autónomas y las entidades locales del ámbito de la minería del carbón.

Sólo excepcionalmente, estas ayudas podrán concederse a entidades sin ánimo de lucro, a condición de que dichas entidades sean de reconocido prestigio y actúen en zonas con la consideración de municipios mineros del carbón y de que las ayudas se trasladen íntegramente a beneficiarios finales no empresariales, señalaron las mismas fuentes.

PROCEDIMIENTO DE CONCESIÓN.

El procedimiento para la concesión se encuentra recogido en el proyecto, que prevé la constitución en cada Comunidad autónoma que sea beneficiaria de una mesa regional de minería o entidad equivalente en la que estarán representados, al menos, el Gobierno de la Comunidad autónoma, los municipios afectados y las organizaciones sindicales firmantes del Plan Nacional.

Dicha mesa propondrá al Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras, las actuaciones financiables. La decisión final recaerá sobre una comisión de cooperación formada por representantes del referido Instituto y de la comunidad autónoma beneficiaria.

La distribución de estas ayudas entre las distintas Comunidades autónomas beneficiarias, que son Andalucía, Aragón, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia y el Principado de Asturias, será proporcional a la intensidad de la crisis de la minería del carbón, intensidad que se medirá en función de la pérdida de empleo minero, matizada por el paro general en las mismas zonas.

Finalmente, la financiación de estas ayudas, que podrán ser de carácter anual o plurianual, será con cargo a los créditos presupuestarios del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras. Asimismo, las Comunidades autónomas cofinanciarán este programa de desarrollo de las infraestructuras. Los detalles sobre los compromisos de cofinanciación se establecerán en los convenios marco que se suscriban con las distintas comunidades autónomas afectadas.

El referido Plan Nacional se propuso contrarrestar el declive industrial y los efectos negativos económicos derivados de la reestructuración del sector minero del carbón, así como reducir el impacto social que conlleva para algunas comarcas la drástica reducción de la actividad de las ciertas empresas mineras instaladas en sus territorios y que constituyen una de sus más importantes fuentes de empleo, precisaron desde el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Con ese fin y en aplicación de dicho plan, se han venido aprobando desde entonces una serie de ayudas dirigidas a las empresas mineras que reunieran determinados requisitos y a los propios trabajadores facilitando su prejubilación.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies