El Consorcio Aragonés de Alta Resolución podría integrarse en el Salud antes de final de año

 

El Consorcio Aragonés de Alta Resolución podría integrarse en el Salud antes de final de año

Luis M. Beamonte, J. Lambán, Ricardo Oliván, Víctor Barrio y Santiago Escándil
EUROPA PRESS
Actualizado 17/06/2013 18:13:47 CET

ZARAGOZA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno autonómico, Ricardo Oliván, ha informado este lunes a los alcaldes de los cuatro municipios en los que se encuentran los centros sanitarios del Consorcio Aragonés de Alta Resolución (CASAR), Jaca, Fraga, Tarazona y Ejea de los Caballeros, que este ente se integrará en el Servicio Aragonés de Salud (SALUD). Su intención es que esta tenga lugar antes de final de año.

El CASAR está formado por el Hospital de Jaca y los centros sanitarios de alta resolución de Ejea, Tarazona y Fraga. En su conjunto, en 2012, realizaron 44.308 nuevas consultas, 73.661 consultas sucesivas, 2.260 operaciones quirúrgicas y atendieron 14.336 urgencias.

Oliván ha subrayado, en declaraciones a los medios de comunicación, tras reunirse con los alcaldes, que esta decisión no tendrá carácter oficial hasta que sea aprobada por el Consejo Rector del CASAR a finales de este mes.

Además, ha apuntado que el proceso de integración "llevará su tiempo porque hay que realizar trámites administrativos y de negociación sindical, si bien es nuestro deseo que en los presupuestos de Aragón del próximo año el CASAR ya no tenga partida y esté integrado en los del Salud".

Esta decisión es fruto de un informe encargado para analizar esta posibilidad, del que "se deduce que no hay ninguna prueba determinante para defender el modelo del Consorcio" porque ofrezca una respuesta de mayor calidad en la prestación sanitaria que el Salud, ha esgrimido Oliván.

Según el consejero, "se han estudiado los aspectos jurídicos, laborales, económicos y asistenciales de esta integración y ha sido éste último aspecto el más valorado", para incidir en que la integración "mejorará la calidad asistencial".

PERSONAL

El responsable de la sanidad aragonesa ha señalado que en el CASAR trabajan en estos momentos 370 personas, que pasarán a integrarse en el Salud como personal laboral y ha deseado que los sindicatos "interpreten de la mejor manera posible" este proceso, ya que en materia laboral "hay cosas puntuales que resolver" con estas organizaciones y de ellas entre sí, es decir, entre los representantes de los trabajadores del CASAR y del Salud.

El consejero ha precisado que el personal se mantendrá donde está ahora, pero pasarán a depender orgánicamente de los servicios de sus hospitales de referencia, algo que les beneficiará en su práctica clínica, ha sostenido.

Por otro lado, ha indicado que la integración va a permitir un ahorro inicial directo de unos 2,8 millones de euros y también se podrán rebajar costes al gestionar conjuntamente de algunas cuestiones que ahora se hacen por separado, como las compras.

En este sentido, Oliván ha recordado que en 2011, cuando llegó al Departamento, el CASAR tenía "con una deuda acumulada importante", que ha disminuido "al ir reduciendo la diferencia entre ingresos y gastos", que en el último año ha sido de tres millones de euros.

Por lo que se refiere a la colaboración con la Mutua de Accidentes de Zaragoza (MAZ), que forma parte del CASAR junto con los cuatro ayuntamientos y el Gobierno de Aragón, el consejero ha asegurado que "se mantendrá la colaboración en la prestación de servicios".

OPTIMIZAR RECURSOS

El alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte, ha estimado "lógico y normal" que se realice esta integración "bajo el paraguas del Salud" que permitirá "un buen servicio y optimizar recursos", para enfatizar que esta decisión "rompe el mito de privatización de la sanidad pública".

El alcalde de Ejea, Javier Lambán, ha comentado que en su municipio "acogimos con muchas expectativas" el CASAR, "que en buena medida se han cumplido". Ahora, ha manifestado, deben estudiar la información recibida, si bien ha valorado el "buen trabajo hecho por la consejería".

Asimismo, ha evitado pronunciarse como secretario general del PSOE-Aragón sobre esta cuestión, si bien su partido dará a conocer su postura "más pronto que tarde", ha avanzado.

El alcalde de Jaca, Víctor Barrio, ha argumentado que la integración permitirá "la optimización de recursos, ahorros importantes, mejorar el servicio" y "mayor tranquilidad" para el personal, después de que el CASAR "no haya funcionado del todo bien".

El alcalde de Fraga, Santiago Escándil, ha deseado que la asistencia sea al menos "igual" o se mejore, sin perder calidad en los servicios y se mantenga su relación con el Hospital Arnau de Vilanova de Lérida, además de que se utilicen las camas que hay en estos centros para el final de las estancias hospitalarias de las personas operadas de la comarca, para opinar que "el personal sale ganando".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies