Consumo inspecciona un total de 1.167 establecimientos durante la primera quincena de enero

Se debe indicar el periodo de rebajas
EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2014 11:38:00CET

ZARAGOZA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Consumo del Gobierno de Aragón ha inspeccionado durante la primera quincena del mes de enero un total de 1.167 establecimientos, debido al inicio de las rebajas de inviernio.

La norma que regula este tipo de ventas ha liberalizado la época y duración de las rebajas, dejándolas a criterio de los comercios. No obstante, la Dirección General de Consumo va a proseguir con los controles que viene realizando cada año con la finalidad, de que independientemente del momento en que los comercios decidan hacer rebajas, los derechos de los consumidores se vean igualmente protegidos como el resto del año.

En la campaña han participado los tres servicios provinciales, y como particularidad especial respecto a años anteriores, destaca la coexistencia de diversas modalidades de promociones comerciales además de las rebajas en algunos establecimientos.

Los resultados que se presentan básicamente tienen que ver con la exhibición de precios en interior y escaparates, así como la doble indicación de los mismos y la información relativa a la duración de las rebajas.

Durante la primera quincena de enero se han visitado en Aragón 1.167 establecimientos de los cuales 1.062 (91 por ciento), disponía de una o varias promociones comerciales para los consumidores, es decir rebajas, descuentos y promociones, conforme los datos facilitados por el Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia.

El desglose por provincias sería 853 (73,1 por ciento) en Zaragoza, 205 (17,6 por ciento) en Huesca y 109 (9,3 por ciento) en Teruel. El grueso de los controles se corresponde a textil (63,7 por ciento) y calzado (12,2 por ciento), suponiendo el resto de sectores en su conjunto el 24,1 por ciento de las inspecciones --muebles, regalos, bisutería, deporte--.

PERIODO DE DURACIÓN

El establecimiento debe indicar el periodo de duración de las rebajas y en los establecimientos visitados, se ha detectado que menos de la mitad de los comercios lo indican (44,75 por ciento); esto puede ser debido a que con el nuevo concepto de liberalización de las ofertas, este aspecto no ha sido considerado como obligatorio en este contexto.

No ocurre lo mismo con la doble indicación de precios, que el comerciante lo asume como preceptivo y lo cumplen en el caso de los escaparates en el 84,9 por ciento de los establecimientos, manteniéndose prácticamente si nos referimos al doble etiquetado de precios en el interior de los comercios, que cumplen en el 83,3 por ciento de los comercios.

Si consideramos otras ofertas comerciales, como saldos, descuentos, promociones, la doble indicación de precio en los escaparates apenas alcanza el 61,7 por ciento y el 62,3 por ciento en el interior de los comercios. La doble indicación solamente es obligatoria en rebajas.

Un aspecto importante adicional a tener en cuenta son los establecimientos donde coexisten más de un tipo de promoción; éstas deberán estar debidamente separadas ya que las obligaciones respecto a la información a suministrar a los consumidores es diferente. Solamente existe tal diferenciación en siete de cada diez establecimientos (72,5%).

Otras irregularidades en condiciones de venta, entre ellas, la restricción del pago con tarjeta, irregularidades en los justificantes de compra o no disposición de hojas de reclamaciones son absolutamente residuales suponiendo apenas el 1 por ciento de los establecimientos visitados.

El director general de Consumo, Sergio Larraga, se ha mostrado satisfecho en el cumplimiento de los comercios, si bien ha destacado algunos aspectos como es la indicación del periodo de rebajas, que se debe hacer un especial esfuerzo en ir incluyéndolo como información al consumidor.

Para cualquier consulta o duda del consumidor existe un servicio gratuito de atención telefónica (900 12 13 14), y si se quisiera interponer reclamación, existen oficinas en cada una de las comarcas, en las capitales de provincia o en las dependencias de la Dirección General de Consumo.