Daroca amplía las visitas a los Sagrados Corporales

Basílica de los Corporales de Daroca (Zaragoza)
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 20/05/2018 11:32:21CET

DAROCA (ZARAGOZA), 20 May. (EUROPA PRESS) -

La parroquia de la localidad zaragozana de Daroca y la Oficina de Turismo municipal han decidido ampliar las visitas guiadas a los Sagrados Corporales de Daroca, milagro eucarístico que hasta la fecha se podía conocer en un grupo mínimo de veinte personas.

A partir de ahora se pretenden ampliar las posibilidades de visita al Santísimo Misterio y, por ello, se han ampliado los horarios de adoración tanto por la mañana como por la tarde, intentando satisfacer así las necesidades del peregrino.

El objetivo es adecuarse a la demanda de los diferentes tipos de grupos que se acercan hasta Daroca y que por una razón u otra no pueden integrarse en los horarios establecidos por la Oficina de Turismo. Se trata, además, de dar a conocer el símbolo por excelencia de esta localidad, el Santísimo Misterio y el patrimonio religioso alrededor de la Capilla de los Corporales, fruto del pasado esplendoroso de esta localidad zaragozana.

El Santísimo Misterio ocurrió en los alrededores de Luchente (Valencia), en 1239, durante la reconquista del reino musulmán de Valencia. Antes de partir para una nueva batalla, las tropas de Calatayud, Daroca y Teruel participaban en una misa celebrada por mosén Mateo Martínez para recibir la bendición.

Para el momento de la Comunión se decidió que lo hiciesen los seis capitanes de la Tropa en nombre de todos sus soldados y el cura consagró seis formas para tal menester. Pero mientras tanto, los musulmanes habían rodeado sigilosamente el campamento y atacaron.

LUGAR DE PEREGRINACIÓN

El cura recogió las formas ya consagradas y las envolvió en el corporal, formando un pequeño atado que escondió bajo unas piedras. Terminada la batalla con victoria cristiana, el capellán recogió el corporal de donde lo había escondido y al desenvolverlo contemplaron todos que las seis formas estaban ensangrentadas, adheridas al paño.

Inmediatamente se comprendió que el Cuerpo de Cristo se había hecho presente en esas seis formas consagradas. Daroca se convirtió a partir de entonces en un reconocido destino de culto de la Edad Media y durante siglos, en lugar de peregrinaje para los cristianos.

En la actualidad, los Sagrados Corporales se encuentran en la basílica de Santa María, una de las múltiples parroquias que forman 'la dulce ruta' de las iglesias de Daroca, llegando a contabilizarse diez en épocas pasadas. Intramuros, Daroca cuenta con un patrimonio religioso en el que destaca, además de Santa María, la Capilla y el Museo de los Corporales, los templos de San Miguel, San Juan y Santo Domingo.