Decenas de funcionarios rechazan en Huesca las reformas y piden la dimisión de Rajoy

Actualizado 13/07/2012 15:09:21 CET

HUESCA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Varias decenas de funcionarios de Huesca se han concentrado este viernes, 13 de julio, frente a la Subdelegación del Gobierno y a las puertas de los centros de trabajo, en rechazo a la aprobación del paquete de medidas anunciadas por el presiente del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

Convocados por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), la Federación de Servicios Públicos de la Unión General de Trabajadores (FSP-UGT) y el área pública de Comisiones Obreras (CCOO) los asistentes han lanzado proclamas como "Rajoy dimisión",

Los empleados del sector público de la capital altoaragonesa se han sumado así a las primeras convocatorias de los sindicatos en contra de la subida del IVA, la eliminación de la paga extraordinaria de Navidad de los empleados públicos, los recortes en las ayudas al desempleo paro y otras las medidas anunciadas.

La máxima responsable del sindicato CCOO, Begoña Pérez ha explicado que la ciudadanía ha decidido "movilizarse para que el gobierno retroceda en esta barbaridad de medidas". Muchos de los asistentes a la concentración han acudido vestidos de negro haciendo extensible al cuerpo de funcionarios la actitud de la Marea Negra de la minería.

Pérez ha lamentado que "Los derechos laborales y sociales empezaron a morir en el 2010 los han intentado remataras desde noviembre de 2011" y ha confiado en "que este luto haga reflexionar a quien tiene que hacerlo".

Por su parte, el responsable del sindicato CSI-F en Huesca, Miguel Ángel López, ha manifestado que además de la reducción del salario, preocupa "la inseguridad jurídica" que van a sufrir los empelados públicos. En este sentido asegura que "tenemos inseguridad sobre lo que nos puede pasar mañana. Hoy nos quitan el salario y mañana una persona que se ganó su puesto con una oposición podría ir a la calle sin más".

El secretario de FSP-UGT en Huesca, Chema Allué, ha considerado que esta semana "hemos sufrido todos los ciudadanos la mayor agresión de la democracia".

Allué ha recordado que los funcionarios "ofertamos servicios gratuitos y para todos" y que "se han ganado el puesto superando unas pruebas". Por ello ha criticado, en referencia a los miembros del Gobierno Central, que "gente que gana 240.000 euros está tomando decisiones contra la democracia, debilitando los servicios públicos, para que pierdan calidad y justificar su privatización", como la Sanidad o la Educación.

Por otro lado, ha señalado que la eliminación de la paga extra de Navidad "afectará en Huesca, una ciudad administrativa, al comercio y la hostelería".