Departamento de Medio Ambiente y CHE terminan los trabajos de retirada de los residuos de la empresa Cazsa en el Cinca

Actualizado 22/01/2007 13:49:37 CET

ZARAGOZA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Medio Ambiente y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) han dado por concluidos los trabajos de retirada de los residuos procedentes, presuntamente, de los vertidos de la empresa CAZSA al río Cinca, en Zaidín (Huesca). En el operativo han intervenido durante todo el fin de semana una veintena de personas de las dos instituciones y las empresas públicas SODEMASA y TRAGSA.

En los trabajos, se han retirado 36.000 litros de agua residual líquida y lodos, y se ha restaurado la zona con el aporte de 20 toneladas de grava. El Departamento de Medio Ambiente está elaborando un informe sobre los trabajos realizados con su correspondiente memoria económica, que será remitida al Juzgado de Fraga, respondiendo a su solicitud de informe, según informan desde esta consejería.

"El operativo se puso en marcha de inmediato", en cuanto la dirección general de Calidad Ambiental recibió la autorización por parte del Juzgado de Instrucción número 1 de Fraga, vía fax, a las 14,40 horas del viernes, 19 de enero de 2007, explican.

Esa misma tarde, representantes del Departamento de Medio Ambiente, Confederación Hidrográfica del Ebro y las empresas públicas SODEMASA y TRAGSA mantuvieron una reunión técnica en el Gobierno de Aragón, presidida por el director general de Calidad Ambiental, Roque Vicente, y el comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Rafael Romeo, para ultimar el operativo, en continuación con las reuniones y mecanismos de coordinación establecidos desde la detección del presunto vertido ilegal.

Los trabajos, que comenzaron el sábado, han consistido en la toma de muestras, caracterización de lodos, bombeo, lavado, retirada de agua y lodos y tratamiento adecuado. "La autorización judicial era imprescindible para poder acometer los trabajos, al tratarse de un asunto sub iudice", señalan desde el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno aragonés.

Con fecha 4 de septiembre de 2006, el director general de Calidad Ambiental se dirigió al Juzgado para pedir la retirada de los residuos, y ofreció la colaboración y apoyo técnico del Gobierno aragonés. A instancias de esta solicitud, el Juzgado se dirigió a la empresa CAZSA para que acometiera esos trabajos. Al no efectuarse, con fecha 10 de enero de 2007 el Departamento de Medio Ambiente formuló ofrecimiento al Juzgado para que esa limpieza pudiera acometerla el Gobierno de Aragón.

El Consejo de Gobierno, en su reunión del día 16, ya autorizó al Departamento de Medio Ambiente a asumir la realización material de dichas operaciones de retirada, si ese Juzgado lo estima procedente, con el objeto de mejorar la calidad ambiental del río Cinca, repercutiendo su coste económico sobre el responsable de las mismas, según se determine.

Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Ebro reiteró la pasada semana su solici1tud de autorización para la retirada de estos residuos, adjunta al informe sobre el proceso necesario para realizar dicha limpieza. Desde ese momento, ha puesto a disposición los medios de la empresa estatal TRAGSA preparados para acometer esta actuación. Desde el inicio del proceso judicial este Organismo se ha puesto a disposición del Juzgado de Fraga y su juez instructor, precisan las mismas fuentes.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies