Desarticulada una organización de tráfico de hachís y cocaína en Huesca y Lleida

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Desarticulada una organización de tráfico de hachís y cocaína en Huesca y Lleida

Fardos con hachís
CNP
Actualizado 25/11/2016 11:40:07 CET

La Policía detiene a 19 personas y se incauta de 159 kilogramos de sustancias estupefacientes

HUESCA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de hachís y cocaína en las provincias de Lleida y Huesca. En la operación han sido arrestadas 19 personas y se han intervenido 157 kilogramos de hachís y dos de cocaína.

Los líderes de la organización habían establecido su base de operaciones en la ciudad ilerdense, donde disponían de tres pisos de seguridad, que utilizaban para almacenar los alijos, ocultar documentación y el dinero obtenido de estas actividades, además de realizar las operaciones diarias de venta de droga.

Los fardos de hachís recién descargados en las localidades costeras del sur de la península, eran transportados hasta la vivienda-almacén de Lleida, desde donde la droga era distribuida por otro integrante al siguiente escalón de la organización: los encargados de la venta al por menor. En Huesca los responsables de esta ulterior distribución formaban parte de un clan familiar que disponía de dos viviendas desde las que suministraban la droga a aquellos traficantes que contactaban con el consumidor final.

INVESTIGACIONES

La operación, denominada 'Fragua' se inició en el mes de mayo a raíz de diversas detenciones practicadas en la provincia de Huesca por la tenencia de sustancias estupefacientes destinadas al tráfico.

Los investigadores comenzaron sus pesquisas para averiguar quién estaba suministrando a estos vendedores al menudeo, descubriendo que éstos se proveían en el domicilio de un clan familiar asentado en la capital altoaragonesa y que, a su vez, éstos obtenían la mercancía de una organización asentada en Lleida.

Los cabecillas de esta trama, dos hermanos de origen magrebí, estaban afincados en la capital leridana, donde contaban con tres pisos de seguridad. En un domicilio ocultaban el dinero y la documentación, otro era utilizado como almacén de los alijos, y el tercero era donde las transacciones diarias.

'GO FAST'

La droga era trasladada hasta el piso-almacén por otros dos miembros de la organización, encargados exclusivamente del transporte de los fardos de hachís recién descargados en las localidades costeras del sur de España.

La conducción la hacían por vía terrestre por el método denominado 'Go Fast': viajando en caravana con vehículos de alta gama, portando todo el cargamento de droga solo en uno de los coches, mientras que el resto hacía de escolta con el cometido de avisar con antelación de posibles controles o dispositivos policiales y detectar seguimientos o vigilancias.

Además, viajaban provistos de documentación falsa para tratar de evadir una identificación o control policial. Una vez descargada la mercancía en el piso de seguridad de Lleida, la droga era distribuida por diversos puntos de la zona noreste de España.

Los agentes descubrieron otro piso desde donde se llevaba a cabo el tráfico al por menor en esta ciudad, e interceptaron asimismo al miembro del grupo encargado de la distribución a localidades próximas cuando transportaba una mercancía destinada a Huesca.

En la ciudad aragonesa, la droga era distribuida por un clan familiar que tenía dos viviendas en el barrio del Perpetuo Socorro desde las que suministraban la droga a aquellos traficantes que contactan con el consumidor final. Durante la operación se detuvo a cuatro de sus miembros, así como a diez vendedores al por menor de la provincia de oscense.

19 DETENIDOS

Esta operación se ha saldado con diecinueve detenidos: cinco de ellos de origen magrebí, cuatro miembros del clan familiar de Huesca y diez vendedores al por menor en la provincia oscense.

Los agentes han realizado siete registros domiciliarios, aprehendiendo un total de 57 kilogramos de hachís y dos kilogramos de cocaína. Los investigadores interceptaron también una de las caravanas que viajaban desde el sur de España, y que transportaba tres fardos conteniendo 100 kilogramos de hachís con destino al piso de seguridad de la organización.

Los detenidos, acusados de delitos de pertenencia a grupo criminal, tráfico de drogas, falsificación documental y contra la seguridad vial, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Huesca, encargado de las investigaciones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies