Detenido el vendedor del arma al hombre que se suicidó tras estar 20 horas atrincherado

 

Detenido el vendedor del arma al hombre que se suicidó tras estar 20 horas atrincherado

El bar 'Maxi 2' de Zaragoza, precintado por la policía
EUROPA PRESS
Actualizado 06/07/2015 10:27:01 CET

La policía afirma que la pistola se le disparó una vez tras quedarse dormido y, posteriormente, la descargó dos veces contra los agentes

ZARAGOZA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a M.J.A., un hombre de 43 años, por un presunto delito de tenencia ilícita de armas y otro de tráfico de armas, que habría sido quien vendió meses atrás una pistola a Luis Pedro Rocafull Gutiérrez, quien se suicidó con ella el pasado martes, 19 de agosto, tras haber permanecido casi 20 horas atrincherado en el bar 'Maxi 2' de Zaragoza.

La Jefatura Superior de Policía de Aragón ha recordado, en una nota de prensa, que el pasado lunes, 18 de agosto, la Sala Operativa del 091 recibió una llamada de una mujer que manifestaba que un hombre, conocido suyo, había accedido a su local, el citado bar, en la calle La Salina, exhibiendo un arma de fuego.

Instantes después, varias dotaciones de la Policía Nacional llegaron al lugar, donde comprobaron la veracidad de las afirmaciones de esta mujer, expareja del hombre y propietaria del bar.

Tras una primera conversación con Luis Pedro Rocafull, éste no quiso deshacerse del arma y llegó incluso a encañonar a los policías, pero "su rápida actuación permitió que la requirente abandonara en perfectas condiciones el lugar" y que el hombre iniciara el atrincheramiento, han apuntado las mismas fuentes.

La Jefatura ha agregado que de las conversaciones mantenidas entre el negociador del Cuerpo y este hombre "se pudo deducir que poseía conocimientos relacionados con el manejo de las armas" y el propio entorno familiar confirmó que ya con anterioridad había estado en posesión de un revolver con el que habría amenazado de muerte a su anterior pareja.

A lo largo de todo el encierro, Luis Pedro Rocafull "mantuvo una actitud desafiante, llegando hasta a despreciar, ignorar o insultar a sus propios familiares" y la labor mediadora resultó "ardua y difícil" puesto que casi desde el primer momento se evidenció su intención de no salir con vida del local, "probablemente porque su situación era desesperada, tanto emocional como económicamente".

DISPAROS

La policía ha señalado que aprovechando el cansancio y agotamiento de este hombre, quien llegó a quedarse dormido en una ocasión "y por ello se le disparó el arma", y con el objetivo de salvarle la vida, miembros del Grupo de Operaciones Especiales accedieron al local después de haber hecho uso de gases y granadas aturdidoras. En el enfrentamiento con los uniformados, este hombre "disparó dos veces su arma contra los agentes".

Tras el trágico desenlace, la policía descubrió que Luis Pedro Rocafull guardaba 12 cartuchos en uno de los bolsillos de su pantalón, además de los seis con los que habría cargado su revolver.

Igualmente, en la inspección ocular se hallaron sobre una de las mesas de la parte superior del establecimiento, utilizada por este hombre "como torre de vigilancia", elementos "que evidencian el consumo de sustancia estupefaciente, como un canutillo, una tarjeta de crédito, y una papelina, además de bebida alcohólica y diversas bebidas energéticas".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies