La DPZ aprueba el PLUS 2018 con 50 millones para financiar más de 2.000 actuaciones en la provincia

Sánchez Quero hablando con los portavoces del resto de grupos antes del pleno
EUROPA PRESS
Actualizado 11/04/2018 15:43:45 CET

ZARAGOZA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha aprobado este miércoles, por unanimidad y de forma inicial, el Plan Unificado de Subvenciones (PLUS) 2018 que destinará 50 millones de euros a financiar más de 2.000 actuaciones en los 292 municipios de la provincia.

En total, los ayuntamientos zaragozanos han pedido 2.091 ayudas por un importe global de 46,3 millones de euros, cantidad a la que hay que sumar 3,5 millones más que se distribuirán dentro un plan de concertación incondicionado --sin necesidad de justificar a qué se va a destinar el dinero--.

El presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, ha explicado que se abre un plazo de quince días para que se presenten alegaciones al PLUS, de modo que una vez que esté aprobado de manera definitiva el día 27 de abril la Diputación transferirá a los ayuntamientos las primeras cantidades vinculadas a este plan.

"Ahora cada municipio recibirá los 12.000 euros del plan de concertación y un 15 por ciento de la cantidad que haya solicitado en forma de subvenciones, en total unos diez millones de euros, pero en cuanto lo permita la tesorería de la institución iremos transfiriendo el resto del dinero adelantándonos todo lo posible a los plazos establecidos en las propias bases del PLUS", ha dicho el presidente.

Así, el siguiente 30 por ciento se enviará antes del 30 de septiembre o en cuanto lo permita la tesorería de la DPZ y "el 35 por ciento restante antes de diciembre", de forma que este año la institución dará el 80 por ciento de esos 50 millones y el 20 por ciento restante se entregará en 2019 "según se justifiquen las obras y servicios".

Prácticamente la mitad de los fondos finalistas solicitados por los consistorios se utilizarán para prestar servicios básicos como la pavimentación de calles, el abastecimiento, el alcantarillado, la seguridad, el alumbrado público o la limpieza viaria.

Además, otro 11,3 por ciento se destinará a actividades e instalaciones deportivas; el 9,2 por ciento será para iniciativas y equipamientos culturales; el 8,7 por ciento se empleará en hacer mejoras en los edificios municipales; y otro 8 por ciento financiará iniciativas de fomento del empleo.

UN CAMBIO HISTÓRICO

El plan unificado de subvenciones es la novedad más importante introducida por Sánchez Quero en este mandato y supone un cambio "histórico" en la relación entre la Diputación de Zaragoza y los ayuntamientos, ya que ha agrupado en un solo programa los casi 30 planes de ayudas para municipios que la institución lanzaba cada año y ha establecido un criterio totalmente objetivo para distribuir el dinero entre los ayuntamientos.

De esta forma, a principios de cada año los municipios saben cuánto dinero les corresponde y deciden libremente a qué quieren destinarlo, lo que se traduce en una mayor autonomía municipal, una mejor previsión a la hora de elaborar los presupuestos, una mayor agilidad en la tramitación de las subvenciones y una total garantía de que las subvenciones se distribuyen con criterios objetivos y transparentes.

Este año, los 3,5 millones de euros del plan de concertación incondicionado se distribuirán con una misma cantidad para todos los municipios --unos 12.000 euros--. Por su parte, los casi 46,1 millones solicitados en ayudas finalistas se van a repartir una parte fija --en torno a 63.000 euros-- y otra variable que dependerá de la población de cada localidad --unos 96 euros por habitante empadronado--.

Sánchez Quero ha subrayado que el PLUS "ha invertido el proceso de relación entre ayuntamientos y Diputación de Zaragoza", dado que "antes los ayuntamientos estaban al albur de lo que decía la DPZ y ahora es la DPZ la que adapta sus presupuestos a las peticiones de los ayuntamientos".

En este punto, el portavoz del PP, Francisco Artajona, ha recordado que el pasado año solicitó al equipo de gobierno diálogo antes de presentar el PLUS y convocarlo con mayor antelación, para que los municipios pudieran disponer de los fondos ya en el mes de enero, aunque ha reconocido que adelantarlo obligaría a los consistorios a decidir con mucha antelación a qué dedicar estos recursos.

LIQUIDACIÓN PRESUPUESTARIA

En el pleno de este miércoles también se ha dado cuenta de la liquidación del presupuesto de la Diputación de 2017. "Gracias a la buena gestión del equipo de gobierno y al control exhaustivo del gasto que estamos llevando a cabo, el año pasado ejecutamos el presupuesto al 98,3 por ciento y este año vamos a dejar la deuda de la institución a cero amortizando los últimos 4,8 millones de euros que nos quedan", ha manifestado Sánchez Quero, quien ha recordado que, cuando llegó a la presidencia a mediados de 2015, la Diputación de Zaragoza debía unos 31 millones de euros.

El presidente también ha detallado que la DPZ dispone actualmente de un remanente de tesorería de 32,5 millones de euros. "Sin embargo, la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera nos impide invertir ese dinero en los municipios de la provincia y solo nos deja gastar unos 10 o 12 millones de euros", ha criticado.

"Desgraciadamente, el señor Montoro sigue utilizando a las administraciones locales para atajar y controlar el déficit público y prefiere que tengamos el dinero en los bancos a que lo podamos destinar a fines tan necesarios como generar empleo o luchar contra la despoblación", ha dicho tajante Sánchez Quero.

MOCIONES

En la sesión, que ha sido la ordinaria correspondiente al mes de abril, se han aprobado dos mociones. La primera, presentada por el grupo En Común y enmendada por PSOE y CHA, insta al Gobierno central a mejorar el sistema de pensiones con la introducción de nuevas vías de financiación que no graven solamente el factor salario.

También pide recuperar la intervención del Estado en la financiación del sistema de pensiones; revalorizar las pensiones de conformidad con la previsión de inflación e incrementándolas si esa previsión se desvía; y derogar las reformas introducidas sin consenso en los últimos años. PSOE, CHA y Partido Aragonés han votado a favor y PP y Ciudadanos, en contra.

La segunda moción, presentada por CHA y también enmendada por PSOE, ha salido adelante por unanimidad y reclama al Gobierno central la aprobación lo antes posible de la Estrategia frente al Reto Demográfico con recursos económicos suficientes y en coordinación con las medidas planteadas por la comisión de Despoblación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y en la Directriz Especial de Política Demográfica y contra la Despoblación en Aragón.

Por el contrario, se ha rechazado una moción planteada por Ciudadanos para que la Diputación de Zaragoza apoyase la proposición de ley presentada recientemente por este partido en el Congreso de los Diputados contra la ocupación ilegal de viviendas. El PP y el PAR la han apoyado, pero el resto de grupos han votado en contra.